Archivo de etiquetas| trámites

Nuestro segundo proceso

Si, lo sabemos, somos conscientes por las preguntas que nos hacéis llegar que hace ya tiempo que no escribíamos nada de nuestro segundo proceso pero allá vamos, y empecemos con una fecha que-esperemos- vaya a ser clave en nuestras vidas. Jueves 23 de Junio será la fecha de la transferencia embrionaria, por lo que significa que ya tenemos gestante, que ya hemos pasado las pruebas psicológicas requeridas y que hemos ya cumplimentado toda la documentación previa a cualquier procedimiento médico.

  • ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Tal y como os comentamos fue sobre mediados de Septiembre que nos pusimos en contacto con Interfertility para que nos explicaran las distintas opciones que había sobre la mesa. Pero alto, aquí alguien podría preguntar: ¿Tenéis asesores en España? ¿No decíais que no valía la pena cuando se acude a EE.UU?. Pues si, y así era 4 años atrás cuando empezamos con nuestro primer proceso, pero hoy en día hablamos de otra realidad. Ya no hablamos de abogados que te cobraban un pastizal por una charla de un par de horas y te derivaban a su agencia de confianza. Hoy por hoy se puede trabajar con equipos que te facilitan mucho el trabajo, que te proporcionan mucho tiempo libre ya que son ellos los que contactan y arreglan los mil pequeños “incendios” que van apareciendo, ya sea con la agencia de EE.UU, con la clínica de reproducción asistida o con los abogados durante un proceso que mínimo, te llevará un año de tu vida. Evidentemente no es oro todo lo que reluce (sólo hay que leer la prensa para ver que hay que tener mucho cuidado de quien fiarse en este mundo), pero a día de hoy existen consultores en España que ofrecen todas las garantías éticas y legales que nosotros creemos que debe tener un intermediario en GS, y Interfertility, junto alguna más (de lo que nosotros conocemos), los cumple sin ningún tipo de duda. Por supuesto que no queremos decir con esto que no se pueda acudir directamente a una agencia en EE.UU, pero si no queréis volveros “expertos” en leyes, seguros…vale mucho la pena plantearse la opción de tener intermediarios en España.

Como os decía, contactamos con ellos con la idea inicial de tener información de Canadá. Como ya sabréis es un país que ofrece las mismas garantías éticas y legales que EE.UU pero a un precio más asequible a nuestras posibilidades, y lo que empezó con la idea de Canadá acabó con la posibilidad de Utah, Estado ubicado en el interior de EE.UU con un precio similar al de Canadá, y con las ventajas propias de EE.UU (sobretodo en cuanto a tiempos de espera, claridad de las compensaciones económicas y el papel real que pueden o no tener las agencias en ambos países).

A partir de aquí vino la búsqueda de financiación, rellenar perfiles, posibles matchings, citas con psicólogos, con doctores,  screening a (en próximos posts os hablaré de ella, pero estamos encantados) y entre una cosa y otra no ha sido hasta ahora que todo empieza a coger velocidad, a hacerse real….y si, la sensación de miedo y de salto al vacío empieza de nuevo a sentirse.

Diferencias entre ambos procesos:

De momento muchas. No hay que obviar que ya hemos vivido un proceso con antelación y sabemos a lo que nos enfrentamos. Conocemos que pasos van a venir a continuación (en el primero se podría decir que los íbamos descubriendo sobre la marcha) y como os decía antes, vamos muy bien acompañados. A todo esto hay que sumarle el ajetreo diario de un hijo de 4 años, nuevos proyectos profesionales y como no, el buen feeling que tenemos con J, por lo que estos previos a la transferencia embrionaria están siendo mucho más relajados que en nuestro primer proceso.

Así que empezamos con la parte “divertida” del proceso y con una fecha ya en horizonte: 23 de Junio.

Para acabar también queremos compartir la alegría de haber conseguido la financiación que necesitábamos para poder imprimir el libro, y que “Puntito” pudiera llegar a casa. Aún quedan 8 días de campaña y ya tenemos el 123% requerido. Recordad que aún estáis a tiempo de conseguirlo, os adjunto el link para quien le interese: Link kickstarter

PD: queremos compartir también con vosotros hasta que punto sigue siendo A importante en nuestras vidas. Ella fue de las primeras personas que supo que empezábamos un nuevo proceso de GS y uno de los puntos por los que estamos más ilusionados (más allá de la ilusión que provoca tener un hijo) es que si todo marcha bien, haremos una parada en Atlanta para que A y r se conozcan. Como siempre decimos y repetimos, sin ella nada de esto habría pasado…

R&C

 

 

 

Marca España (III)

Para completar la trilogía de la “Marca España”, eslogan que acuñó el Gobierno para venderse positivamente en el exterior,  y que de momento sólo ha servido para lo contrario,vamos a repasar los acontecimientos y ver las consecuencias que se han derivado de la ya famosa Sentencia.  Para ello vamos a analizar el papel jugado por los diversos estamentos que nos han llevado a una situación tan inverosímil, en definitiva a los culpables de dejar en el limbo a todos los recién nacidos que nazcan por gestación subrogada y tengan que inscribirse en el Consulado de Los Angeles.

1- Tribunal Supremo:

Si bien es cierto que con la ley española en la mano “madre es la que pare”, los argumentos usados para no reconocer la filiación norteamericana nos parecen desmesurados. Utilizar el concepto de alteración del orden público cuando no se ha cometido ninguna infracción en el país de origen, nos demuestra que no saben nada del proceso, y lo que es peor, que se han agarrado a lo que sea por tal de no aceptar dicha resolución. Estamos convencidos que detrás de esta resolución hay un claro ejemplo de inmovilismo  al hecho de no aceptar que la sociedad está cambiando a pasos agigantados, que a los modelos familiares clásicos hay que sumarles otros nuevos, pero por desgracia la justicia suele ir detrás de cualquier cambio, siendo el propio tiempo y la sociedad misma quien la obliga a modificar. De hecho estamos seguros que si la gestación subrogada fuera una técnica utilizada sólo por parejas heterosexuales la Sentencia habría tenido otra respuesta, de hecho ni se habría llegado al TS porque la fiscalía no habría actuado.

Es una pena, se ha perdido una gran oportunidad de demostrar valor y coherencia pero si tenemos que quedarnos con algo es con la división (5 votos contra 4) que existió en la votación, señal inequívoca de los problemas que plantea la no aceptación de otras formas distintas de filiación de las que hoy en día hay en España.

2- Cónsul general de España en Los Angeles:  

Siempre me he preguntado qué se mira a la hora de mandar a los distintos representares consulares al extranjero. Si prima más el currículum/experiencia  o pesa más el amiguismo de turno (tan arraigado en nuestro país). Viendo como ha actuado este señor lo empiezo a tener un poco más claro. Ya es de conocimiento general que si en algún rincón del planeta se puede llevar a cabo un proceso de gestación subrogada, este es California. Todos los medios de comunicación lo nombran como la meca de la subrogación, como el lugar donde da igual tu orientación sexual o el tipo de familia que quieras tener que las Leyes te van amparar. Todo esta publicidad hace de  los dos Consulados que hay en California (L.A y San Francisco) sean un punto caliente a la hora de repartirlos, y que el ideario personal de cada cónsul pesa en la decisión final.

El Sr. José Luís Solano Gadea es el cónsul a día de hoy en L.A. Este señor  está paralizando las inscripciones de los recién nacidos basándose en la Sentencia del TS, lo que lleva a una extralimitación de sus funciones. No hay que olvidar que sólo podría invalidar la instrucción una orden ministerial, y que esa orden ministerial aún no ha llegado.

Esta actitud me lleva a preguntar: ¿Nadie le va a parar los pies a este señor?¿Nadie del Gobierno, ya sea el Ministro de Asuntos Exteriores o el de Justicia, le van a recriminar su actitud cínica y de mal profesional?¿Nadie le recuerda a este señor que el Consulado no es su cortijo privado, y que él es sólo un funcionario al servicio de los ciudadanos españoles?.Me temo que no, que a los distintos representantes ministeriales ya les va bien esta actitud. Me gustaría ver la celeridad que tendría el Gobierno español en un hipotético caso al revés, donde un cónsul inscribiera por iniciativa propia a un recién nacido de una pareja homosexual  estando la inscripción anulada…me temo que no duraría ni 5 minutos.

3- Las condiciones que pide el cónsul para la inscripción:

Este punto me tiene totalmente descolocado. Pedir unos requisitos que son imposibles de cumplir me demuestra que este señor, o bien es muy listo, o no se entera de nada. Pedir que en el certificado de nacimiento conste la surrogate, en un país donde se determina- bajo sentencia judicial- la filiación del recién nacido teniendo en cuenta la intencionalidad tiene que venir de alguno de los extremos. O bien es muy listo y  aprovecha la Sentencia para que ningún recién nacido sea inscrito en su Consulado o bien demuestra una incapacidad total en la materia.

Lo que está muy claro es que a día de hoy en el Consulado de los L.A (y parece que en el de San Francisco ¿casualidad?) no se puede inscribir a los niños españoles nacidos por gestación subrogada. No deja de ser irónico que el país con más tradición (más de 30 años) y donde todas las partes quedan amparadas por un juicio, sea el único país donde no puedes inscribir a tus hijos. Te puedes ir a países donde la única regulación existente es que no hay regulación y no tendrás ningún problema, o a otros donde está regulado pero no existe sentencia judicial y tampoco, ya que por defecto se pone a la surrogate como madre en la partida de nacimiento. Ahora bien, como se te ocurra ir al país con las leyes más avanzadas, basadas más en la intencionalidad que en el parto, con más de 30 años funcionando, tienes un problema…Un sinsentido

Pero si con algo positivo tenemos que quedarnos es con el ruido mediático que se está produciendo a raíz de la filtración (otro tema aparte, pero igual de sangrante) que se hizo de la Sentencia del TS. Cada vez son más las voces que claman por una regularización de la gestación subrogada, voces que vienen tanto del ámbito médico como del legislativo. Voces que se hacen eco de la cantidad de vacíos legales que se están produciendo y que acaban afectando a las partes más débiles del proceso. Por un lado para evitar la degradación de la mujer (es de cajón que sólo una regularización evita posibles malas prácticas) y por el otro el bienestar del menor. Lo que si queda claro es que es absurdo poner puertas al campo, que la gestación subrogada ha llegado para quedarse y que hay que actuar con sentido común.

R&C

Marca España

La semana pasada salió ya la sentencia oficial (previamente filtrada a la prensa) en la que el Tribunal Supremo desestimaba el recurso interpuesto por una pareja sobre la decisión tomada, primero por un juzgado de primera instancia y posteriormente por la Audiencia Provincial sobre la filiación de sus hijos.

Para entender un poco el cómo se ha llegado a este punto tenemos que remontarnos a 2008, año en el que los hijos de esta pareja nacen mediante un proceso de gestación subrogada. Hasta este momento, las parejas que acudían a EE.UU tenían que vestir un poco el santo para poder inscribir a sus hijos en los respectivos Consulados. Por un lado estábamos las parejas heterosexuales, las cuales sólo nos hacía falta inventar un adelanto del parto estando de vacaciones en EE.UU y por el otro estaban las parejas homosexuales, las cuales inscribían al recién nacido a nombre de uno de los progenitores para empezar más tarde u proceso de adopción por parte del otro progenitor.

El caso es que esta pareja fue la primera en acudir al Consulado de L.A pidiendo la inscripción de sus hijos a nombre de los dos, basando su petición en un certificado de nacimiento y acompañado de una sentencia judicial emitida en EE.UU, siendo la respuesta del Consulado negativa. Sin embargo, la Dirección General de Recursos Notariales estimó en 2009 un recurso de la pareja y ordenó inscribir la filiación de los gemelos, siendo esa resolución impugnada por la Fiscalía ante los Tribunales.

Estamos hablando de la primera pareja que planteó la legalidad de una práctica basándose en las Leyes del país del origen, y cuyo resultado fue la aparición de la famosa instrucción que abría una puerta a la legalidad del proceso en EE.UU, y de la que muchos nos hemos ido beneficiando después.

Analizando las consecuencias que puede tener esta sentencia hay que hacer varias consideraciones. Por un lado hay que tener en cuenta que se trata de una sentencia pionera, por lo que calibrar las consecuencias que puede tener es complicado, pero lo que si queda claro es que hay varios puntos que no se aguantan por ningún lado, y ante los cuales las Leyes no pueden dar respuesta. Vamos a analizar a los distintas partes implicadas.

1- Padres:

Lo que obliga esta sentencia es que uno de los padres va a tener que “desaparecer” como progenitor de sus hijos, para después empezar un largo y costoso proceso de adopción. Este acto puede tener consecuencias ante la Justicia Norteamericana ya que no olvidemos que estos niños son Norteamericanos, país que emitió una sentencia judicial en la cual especificaba quienes son los padres, con los derechos y obligaciones pertinentes. Lo que puede llevar esta sentencia es a un incumplimiento de las responsabilidades otorgadas en forma de abandono de los niños.

Por otro lado está la desprotección del “padre renunciante” ante cualquier acontecimiento negativo. ¿Qué pasaría si el “padre no renunciante” fallece durante el proceso de adopción?

2- Niños:

Según la Convención de Derechos del Niño de Naciones Unidas (España forma parte) un niño tiene que tener los mismos padres en todo el mundo y con esta sentencia esto no se cumple. Por un lado van a tener a unos padres en EE.UU, y por el otro a un padre y a una madre (surrogate) en España, por lo que sus apellidos van a cambiar en función del país que estén.

3- Surrogate:

Va a aparecer como madre biológica de dos niños contra su voluntad. Además aquí entramos ya en temas más relacionados con el derecho a la intimidad o el anonimato. ¿Qué pasaría si la surrogate no quiere figurar como madre biológica de los niños, con las obligaciones que esto podría suponer? hay que entender que esta señora tiene su vida y  su familia por lo que estaría en su pleno derecho de decir que no quiere que salga su nombre por ninguna parte.

Como se puede ver muchos son los cabos sueltos que quedan a raíz de esta sentencia, afectando por igual a todas las partes. Como hemos dicho antes se trata de una sentencia pionera, por lo que las respuestas a estas preguntas no se pueden contestar. Si sabemos que esta pareja no va a conformarse con el resultado, elevando el caso al Tribunal Constitucional y al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Queremos hacer una mención aparte sobre la interesada y lamentable filtración de la sentencia, antes  incluso de notificársela  al abogado de la pareja. ¿Os imagináis que un día os llaman a casa, y al otro lado del teléfono hay un periodista que ha leído el nombre en la sentencia y a ha buscado el número de teléfono en el listín? No sólo filtran la sentencia, sino que no tienen la dignidad de borrar los nombres de los interesados, que por otro lado siempre han querido mantener el anonimato por el bien de sus hijos. Si la justicia que nos tiene que amparar se salta a la torera puntos tan básicos como estos ¿qué podemos esperar de ella?…

En pocas palabras, y extrapolable  a tantas situaciones de nuestro país, es un ejemplo más de lo que ya todos conocemos como “Marca España”.

R&C

PD: Por lo que parece ya hay algún Consulado que pone trabas a la inscripción de los recién nacidos. Lo que hacen es dar un comprobante que garantiza que la documentación requerida ha sido entregada y te dicen que hay que esperar a ver que directrices les mandan desde el Gobierno.

Gestación subrogada en Rusia

Continuando con el repaso de los países donde la gestación subrogada está regulada vamos a ver como funciona en Rusia, país con bastantes similitudes con Ucrania, pero también con ciertas diferencias.

Rusia, al igual que Ucrania, tiene una legislación específica a la hora de tratar la gestación subrogada. A diferencia de Ucrania que sólo está abierta a matrimonios heterosexuales donde se pueda demostrar una causa mayor de infertilidad en ella, en Rusia no hay ningún tipo de limitación en cuanto a sexo, orientación sexual y estado matrimonial. Tampoco es necesario que la carga genética sea de los IP, siendo de hecho el único país del mundo donde la adopción de embriones para la posterior implantación a una surrogate mother es legal. 

El certificado de nacimiento, al igual que en Ucrania, va a ir directamente a nombre de los IP, pero es en este punto donde radica una de las grandes diferencias respecto a Ucrania. Mientras en Ucrania se considera a los IP como padres desde el mismo momento de la formación del embrión, en Rusia no es así. En Rusia hasta el mismo momento del nacimiento, y bajo el consentimiento de la surrogate, no se considera a los IP como padres del recién nacido, ya que la ley no contempla que se obligue por ley  a la surrogate a entregar al bebé, permitiéndola “arrepentirse” y a quedarse con el bebé. Una vez dado el consentimiento por parte de la surrogate, el certificado de nacimiento va a ir a nombre de los IP, por lo que no hace falta ningún proceso de adopción posterior.

En cuanto a la adaptación de la ley rusa con las exigencias españolas nos encontramos en la misma situación que en Ucrania, y es que no existe sentencia judicial requerida por el B.O.E, debido a que no se considera que exista litigio por ningún lado.

Son comunes también en ambos países los requisitos que piden a las surrogates. En ambos países deben pasar un test psicológico, haber tenido algún hijo y demostrar que tiene recursos propios para su subsistencia, descartando a aquellas que están en situación de pobreza.

Por lo que si estáis pensando en acudir a Rusia tened muy claro que dos puntos os deben aclarar muy bien los asesores/abogados españoles que os guíen durante el proceso. El primero es como gestionan el posible arrepentimiento de la “surrogate” una vez nace el bebé, y el segundo es como gestionan que no haya la sentencia judicial requerida por el B.O.E para la inscripción y tramitación del pasaporte español.

En cuanto al precio, Rusia es más caro que Ucrania. Si Ucrania el coste del proceso se mueve alrededor de los 40.000€, en Rusia el precio final ronda los 60.000€.

PD: Aunque pueda parecer que por el hecho de que no existe sentencia judicial un ciudadano español no puede acudir a ninguno de estos países, la realidad es bien distinta. Hay maneras de vestir el santo, maneras de alcanzar al final los requerimientos del B.O.E para que no haya ningún tipo de problema a la hora de inscribir al recién nacido. Preguntad, asesoraros en los distintos profesionales españoles como lo solucionan ellos, y en función de su respuesta elegid.

R&C

Los últimos trámites burocráticos (II)

Ahora ya si, por fin podemos decir que tenemos todos los documentos (DNI y pasaporte) que acreditan que nuestro hijo es español, por lo que tal y como hemos comentado alguna vez tiene dos nacionalidades, la americana y la española. Para explicar un poco como ha ido evolucionando el proceso vamos a hacer un breve resumen de la parte burocrática.

1- Obtención del pasaporte americano e inscripción en el Consulado español asignado: Son los trámites que hay que hacer en EE.UU y más o menos os llevará un mes (ver post explicativo). Es con el pasaporte americano con el que el bebé abandona EE.UU y entra en España.

2- Trámites en España: En España vais a tener que esperar que esté inscrito en el Registro Civil Central para poder inscribirlo en el libro de familia y poder sacarle la documentación pertinente (ver post explicativo).

Los trámites en sí son muy cómodos, pero no lo han resultado tanto como esperábamos en el momento que escribimos el post. En ese momento estábamos convencidos que una vez nuestro hijo fue inscrito en Registro Civil de Miami, automáticamente quedaba inscrito en el Registro Civil Central de Madrid. Con este convencimiento, y con la copia de la inscripción en el Consulado español de Miami nos pusimos en contacto, via formulario de internet, con el Registro Civil Central para que nos mandaran una copia de la inscripción de nuestro hijo. Nuestra sorpresa fue cuando nos notificaron que no estaba inscrito, por lo que no nos podían mandar ningún certificado. Como no nos daban ninguna información más adicional y contactar con el Consulado de Miami resulta bastante complicado, fuimos al Registro Civil de Mataró (lugar donde residimos) a ver si nos podían aportar algún dato más concreto. Esta fue, sin duda, la decisión más acertada que tomamos, ya que no sólo nos informaron sino que se encargaron de todo, llamándonos cuando los documentos estaban en su poder, y aprovechando ese momento para inscribir al niño en el libro de familia.

Nosotros hemos estado un total de siete meses en poder tener toda la documentación de nuestro hijo, pero se puede hacer de una manera más ágil. Con la tranquilidad de saber que estaba inscrito en el Consulado de Miami (por lo que ya era español), la llegada del verano que para los trámites burocráticos y la no necesidad imperiosa de tener que tener inscrito a Little R hicieron que nos lo tomáramos con bastante calma. Hay que tener en cuenta que ambos somos autónomos y tenemos mutua privada, por lo que temas como las bajas por paternidad/maternidad o la sanidad pública no estaban dentro de nuestras prioridades. En caso de que si os urja, el consejo que os damos es que tan rápido tengáis la copia de la inscripción en el consulado correspondiente os dirijáis al Registro Civil de vuestro lugar de residencia. En un periodo de dos meses lo podeis tener resuelto.

No quisiéramos dejar pasar la oportunidad de agradecer a los funcionarios del Registro Civil de Mataró su profesionalidad y simpatía. Desde un primer momento han mostrado una predisposición absoluta a ayudar. Sabemos que no viene mucho a cuento, pero hoy en dia, donde la crisis nos ha llevado a un cierto desprestigio de todas las instituciones (incluida la del cuerpo funcionarial), da gusto ver como a gente que les han recortado el sueldo y días de vacaciones te atienden con amabilidad y profesionalidad. Hay que criticar cuando toca, pero de igual manera hay que saber reconocer los méritos ajenos.

Ya por último recordar que nosotros NO HEMOS TENIDO ABOGADO EN ESPAÑA y os podemos asegurar, una vez ya tenemos todos los documentos en mano, QUE NO HACE FALTA. No tiene ningún sentido ( sólo el de aumentar aún más el precio final) contratar los servicios de un abogado en España cuando el marco legal te ampara. Sabemos que al principio buscas tranquilidad, de hecho nosotros al principio estuvimos buscando uno, pero de eso se aprovechan, de la falta de información y del miedo a estar haciendo algo ilegal. Tal y como hemos dicho ya en varias ocasiones, nuestro consejo es que contactéis directamente con EE.UU y que no hagáis mucho caso a abogados,consultorías y agencias españolas, ya que al final cuanta más gente interviene en el proceso más caro resulta.

R&C (ramonycarla@gmail.com)

Libres de responsabilidad…

Se acabó. Ahora si podemos decir que nuestro vínculo con EEUU ha llegado a su fin. Ya no habrá más ” monthly client expense account reports” desgranándonos los gastos que ha habido mes a mes, ni sustos inesperados que puedan suponer el desembolso de más dinero. Y es que para la finalización del proceso tendríamos que separar el final emocional, que fue nacimiento del bebé, con el final práctico, cuando la agencia y la compañía de seguros cierran nuestra cuenta, y esto sucede 6 meses después del nacimiento. En nuestro caso el final emocional se produjo el 26/04, por lo que hasta el 26/10 no se pudo hacer balance final de todo el proceso. Durante estos 6 meses la agencia y la compañía de seguros, cuenta con el dinero restante y de los deducibles, por si es necesario para cerrar los últimos gastos.

Para que os pueda servir de referencia, el dinero que teníamos era:

-Compañía de seguros: Los deducibles que tuvimos que pagar fueron $15.000. Lo que nos devuelven serán aproximadamente $12.500. Hay que tener en cuenta que no hubo ninguna complicación con el nacimiento de Little R, pero siempre hay algún gasto que no va incluido en el seguro, como por ejemplo el pediatra (2 visitas) que atendió al niño durante el mes que estuvimos en Atlanta.

-Agencia: De los más de $140.000 que ingresamos al principio del proceso,  nos ha quedado un excedente de 2.500$, así es que, como podéis ver, el cálculo que suelen hacer se aproxima bastante al valor final a pagar.

Ahora si, ya libres de ataduras, queremos agradecer a este país  la opción de cumplir el sueño de formar una familia, y esperamos que no pase mucho tiempo antes de volver (ya estamos en plan de ahorro), ya que si alguna cosa tenemos clara es que la subrogación va a volver a ser el medio para darle un hermanito/a a Little R

R&C+r

Maneras de empezar

Una de las grandes dudas que surgen a cualquier pareja que asume que la única forma de tener hijos biológicos es la subrogación, es el cómo empezar. Lo primero que se suele hacer es sentarse delante del ordenador, escribir “subrogación/vientre de alquiler” en Google y esperar resultados. Lo que suele aparecer es una lista de resultados que abarca desde abogados/agencias ofreciendo sus servicios, artículos más o menos antiguos y poco más. Dentro de toda esta amalgama de resultados, lo que más brilla por su ausencia es la falta de experiencias personales, que expliquen cómo empezar, con quien contactar para que el largo camino sea más fácil. En pocas palabras, de quien me puedo realmente fiar dentro de todos los resultados que te ofrece Google.

Si bien es cierto que todos los caminos llevan a Roma, también hay que tener en cuenta de que dichos caminos no son iguales. No queremos decir que unos sean mejores o peores que otros, pero lo que nos hemos dado cuenta durante este mes, en el cual hemos podido compartir experiencias con algunas parejas, es que los inicios que hemos tenido han sido distintos, y es aquí donde hoy nos gustaría detenernos y analizarlo con más detalle.

1- Contactar directamente con la Agencia:

Esa fue la manera como empezamos nosotros con todo esto. Si nos remontamos al inicio del blog, en el post titulado Km 0, explicamos como leyendo por casualidad un periódico vimos la noticia de la inminente llegada de los responsables de una Agencia americana a Barcelona, lo que nos sirvió para contactar ya con el presidente para una futura reunión via Skype donde nos acabamos de decidir.

2- A través de abogados españoles:

Esta es la manera más común de empezar aquí en España con la subrogación. La nula información (jurídica, económica y práctica)  que tenemos al empezar hace que encontrarte con alguien con experiencia en el sector sea todo un alivio. Sentarte delante de una persona cursada en leyes, que durante toda una tarde te enfatice que no estás haciendo nada ilegal y que te puede poner en contacto con gente de confianza en EEUU hace que no dudes ni un instante en que es por aquí por donde empezar.

Con el paso del tiempo, y la experiencia vivida, te das cuenta (ya lo dijimos en un post anterior) que tener abogados aquí en España cuando se es una pareja heterosexual que trabaja con una Agencia de EEUU, sólo sirve para encarecer el precio final. Pensad que por esta reunión de una tarde se pagan alrededor de 500€ más los gastos de desplazamiento, y a pesar de que dicen que son independientes, y que esa independencia les posibilita tener mejores condiciones económicas con las Agencias, todos los que han iniciado el proceso mediante abogados españoles han trabajado con la misma Agencia (lo que ya pone en duda su independencia) y han acabado pagando lo mismo que nosotros.

3- A través de una clínica de reproducción asistida en España:

Por todos es sabido y asumido que la subrogación es el último paso que una pareja da a la hora de buscar tener hijos. Antes existe un largo camino de intentos y frustraciones, con parada obligatoria, en muchos casos, en alguna de las muchas clínicas de reproducción asistida que hay aquí en España, donde  te confirman que la subrogación es el único método de reproducción asistida que os podría funcionar. El problema, es que a partir de aquí no se suelen mojar mucho. Quizás debido a que no es legal en España o simplemente que ya nos es negocio para ellos, mucho tienes que insistir para que te den algún dato útil. Lo que te suelen dar es el nombre de alguna clínica americana, quien a su vez te dan una lista de posibles Agencias para empezar a trabajar. Es decir, en este caso se empieza distinto, ya que no contactas con una Agencia que te pondrá en contacto con una clínica, abogados, seguros, etc, sino que el primer paso es una clínica.

Por supuesto que cualquier camino es válido. No queremos destacar ninguno ni en positivo ni en negativo, pero lo que nosotros aconsejamos es contactar directamente con Agencias. Las existen con muchos años de trabajo a sus espaldas, que saben encajar perfectamente todas las piezas del puzzle, por lo que bajo nuestro punto de vista empezar con abogados españoles nos parece innecesario y por la clínica nos parece que complica bastante el proceso.

Por supuesto que si alguien necesita información más concreta de lo poco que sabemos, que no dude en ponerse en contacto con nosotros, que con mucho gusto la compartiremos y sobretodo dar las gracias a todas las parejas que nos han aportado información para compartir y poder hacer de la subrogación algo más cercano a la gente que lo pueda necesitar.

PD: Por supuesto que toda la información que damos es basada en experiencias personales. Con esto queremos decir que no sabemos si todos los abogados/clínicas de reproducción asistida  actúan igual. De hecho si alguien tiene más información al respecto le agradeceríamos mucho que la pudiera compartir con nosotros.

R&C    ramonycarla@gmail.com

Así, no!

Ha sido durante estas dos últimas semanas que hemos recibido una serie de mensajes-comentarios de chicas que se ofrecían para ser madres subrogadas, dando una explicación más o menos larga de sus características físicas, su estado de salud, y la necesidad que tenían de hacerlo para poder ayudar económicamente a sus familias. Dichos mails incluían también una dirección de contacto a la cual dirigirse en caso de estar interesados. Como os podréis imaginar ni nos hemos planteado publicarlos, no sólo estamos hablando de algo jurídicamente ilegal, sino que también – bajo nuestro punto vista – algo muy irresponsable y peligroso que lleva a una banalización de un tema muy complejo, en donde es absolutamente necesaria una regularización máxima para el éxito final del proceso. Por ahora esta regularización se da solo en los EEUU, en donde todos los aspectos legales y médicos están perfectamente definidos, permitiendo que nadie quede desamparado. Tampoco escapan a dicha regularización las futuras surrogates, ya que aparte de unos exhaustivos exámenes físicos y psicológicos, tienen que demostrar dos cosas fundamentales:

1- Haber sido madres anteriormente sin ninguna complicación.

2- Tener una fuente de ingresos regular.

Así que por favor, a las que están pensando que este es un espacio para ofrecerse como surrogates, ahórrense las molestias porque no publicaremos ningún comentario que se refiera a ese tema. No creemos ni queremos que este blog sea el lugar para ello. Somos de los que tenemos el convencimiento de que la subrogación es un método  de reproducción asistida como cualquier otro, un método que nos ha permitido ser padres, pero con una regularización detrás que nos amparaba a todos, empezando por nosotros y el bebé, y acabando con la surrogate.

Por otro lado, y para que no todo sea mal rollo, estamos contentos. Una de las finalidades de este blog era el de poder contactar con otras parejas que hubieran vivido o estuvieran viviendo la subrogación, y a día de hoy podemos decir que ya hemos contactado con varias, algunas que están reuniendo fuerzas/información, otras que están metidas de lleno en la parte burocrática, otras que les falta muy poquito y alguna que ya acabó (nos alegramos mucho V y S). En fin, sólo darles las gracias por hacer de este blog algo más interactivo y esperar que con el tiempo más parejas se unan a la causa.

R&C
ramonycarla@gmail.com

Los últimos trámites burocráticos

Si tenemos que ser sinceros, uno de los temas que más hemos ido descubriendo sobre la marcha ha sido el de la inscripción de nuestro hijo, empezando en EEUU y acabando aquí en España. Si que sabíamos que nos movíamos en una aparente legalidad, y que en teoría no teníamos porque tener ningún problema a la hora de inscribirlo. Sabíamos “más o menos” los distintos pasos que teníamos que tomar, empezando por la tramitación del pasaporte americano, seguido de la inscripción en el Cuerpo Consular, para acabar con la inscripción en el Registro Civil español. Pero poco más sabíamos, cómo serían los trámites en consulados y Registros Civiles se escapaba de nuestras manos, pero teníamos la impresión de que no tenía por qué ser demasiado complicado.

Es a dia de hoy que por fin podemos decir que ya lo tenemos todo atado, que nuestro hijo ya está inscrito en el Registro Civil Central de Madrid, y con los certificados de nacimiento españoles de camino para poder empadronarlo, sacarle su DNI y apuntarlo en el libro de familia.

Tal y como vimos en posts anteriores, el bebe abandona EEUU con el pasaporte americano y con el Consulado Español trabajando en su inscripción. No será hasta unos 15 días más tarde cuando vais a recibir una carta del correspondiente Consulado, que contiene una fotocopia compulsada para tramitar su DNI, y otra simple con los correspondientes datos de inscripción del bebe en el Registro Civil del Consulado de Miami (en nuestro caso).

-¿Dónde se inscribe al bebé?

La inscripción del bebé fue toda una improvisación, una de las  mayores dudas que teníamos era en qué Registro Civil quedaría inscrito r. ¿Sería en el de donde vivimos? ¿Sería en el Madrid?. Pues bien, ya sabemos que los niños quedan inscritos es en el Registro Civil Central – en Madrid – lugar donde se inscriben a todos los españoles nacidos en el extranjero. Es a este Registro, a través de la página web del Ministerio de Justicia español, donde hay que solicitar los certificados de nacimiento literales del bebé, certificados que os van a permitir empadronarlo y sacarle su DNI/Pasaporte español.

-¿Qué nacionalidad tiene el bebé?

Esa sigue siendo una de las grandes dudas que seguimos teniendo. Por supuesto que sabemos  que su nacionalidad es la española, pero no sabemos hasta que punto le puede servir su pasaporte americano. Hemos escuchado distintas teorías. Una dice que no, que no existe convenio España – EEUU para tener doble nacionalidad. Otra dice que si, pero sólo hasta que el niño cumpla la mayoría de edad, momento en el cual va tener que decidirse por una. Mientras que otra habla de que si, de que no hay ningún problema en mantener ambas nacionalidades… Nosotros iremos renovando ambos pasaportes, y llegado el momento ya veremos. Si puede ser de ambas, genial!; y si sólo puede ser una, pues mejor que ninguna…

A todo esto, hay que añadir que el proceso aún continua. No por estar en casa ya los 3 y con los documentos en orden podemos decir que ya se acabó, ya que aún quedan flecos que arreglar con los deducibles del seguro y con el dinero de la Agencia. Siempre se espera de unos tres a seis meses para acabar de liquidar todos los temas económicos, para evitar complicaciones que puedan aparecer a posteriori del nacimiento. La próxima tarea (y ya si que creemos que la última) es la de contactar con la Agencia/Compañía de seguros y acabar de definir el dinero que pueda quedar pendiente, ya sea de una parte o de la otra.

R&C  ( ramonycarla@gmail.com)

La inscripción al Registro Civil español, y más cosas…

Ya estamos en España. Después de las 9 largas horas de vuelo que unen Atlanta con Barcelona, Little R ha conocido por primera vez el que va ser su entorno, ha sido abrazado por sus abuelos españoles y ya ha sido inscrito en la mutua, teniendo para el martes su primera visita a su nuevo pediatra. En pocas palabras, se está produciendo la transición que le va a llevar de Little a Pequeño R, transición, que por otra parte se inició en E.E.U.U, mediante la inscripción del bebe en el Registro Civil más próximo al lugar de nacimiento, y siendo sinceros, el que creíamos que iba a ser el proceso más complejo y con más preguntas, se volvió un trámite tremendamente cómodo, el cual se limitó a enviar una serie de documentos a la dirección del consulado.

– Copia del Birth certificate del bebe.

– Formulario completado y firmado por los padres.

– Certificados literales de nacimiento del padre y de la madre. (*)

– Pasaporte español del padre y de la madre.

– Fotocopia del visado que te pusieron en inmigración.

– Libro de familia.

(*) es importante conseguirlos antes de viajar. Los españoles lo pueden solicitar personalmente en el Registro Civil, y si uno de vosotros es extranjero, debéis pedirlo en el consulado respectivo.

Hay que añadir que existen 9 consulados españoles en E.E.U.U, que se encuentran en: Washington, Houston, Miami, Nueva York, Chicago, L.A, Nueva Orleans, Boston y San Francisco. Es decir,  si el bebe nace en alguna de estas ciudades, sólo hay que entrar en la página web del consulado respectivo, mirar que días disponen para la inscripción de hijos españoles, y llevar las hojas descritas arriba.

En el caso de que hayan nacido en otro estado (nuestro caso) el proceso se alarga un poco. Tal y como hemos ido contando a lo largo del blog, Little R nació en Atlanta (estado de Georgia), lugar donde no hay ningún consulado para la inscripción del bebe. Cuando se produce esta situación, tienes dos opciones.

1- Desplazarte al consulado asignado, que corresponde con el que queda más cerca. En nuestro caso era Miami, pero la incomodidad de viajar con el bebe tan pequeño, así como el ahorro que suponía nos hizo decidir por la segunda opción.

2- Recurrir a los consulados honorarios que España tiene distribuidos por todo el estado americano. Lo que hacen en dichos consulados es compulsar las fotocopias de toda la información requerida, para que tenga la misma validez que el documento original. Es decir, nosotros fuimos al que hay en Atlanta, nos compulsó los documentos, los cuales fueron mandados a Miami el mismo dia por correo urgente, para estar en el registro civil al cabo de dos días.

Por otro lado, no espereis salir con un pasaporte español en la mano, ya que lo que ellos hacen es la inscripción para mandar los datos a Madrid. El bebe va a entrar a España con pasaporte americano y, posteriormente, cuando los datos lleguen a Madrid, ya podrá optar a tener el pasaporte español.

También es importante destacar que una vez se tienen las copias del Birth Certificate se puede tramitar a la vez el pasaporte americano con la inscripción al registro civil. Es decir, nunca os van a pedir el pasaporte americano en el consulado español, y sólo os a servir para la entrada en territorio español.

Para que veáis lo fácil que resulta la inscripción, nosotros nos encontramos que no teníamos nuestros certificados literales de nacimiento. Las prisas con las que nos fuimos, más la nula información que teníamos al respecto hicieron que en ningún momento nos planteáramos llevar dicho documento. Pues para solucionarlo, sólo tendremos que mandarlo por mail y nuestro hijo será inscrito como ciudadano español, además de su pasaporte americano que nunca hace daño…

Y colorín, colorado, nuestro cuento se ha acabado. A lo largo de estos 30 posts hemos intentado (lo mejor que hemos podido) desgranar todo este fascinate y desconocido proceso de reproducción asistida que nos ha llevado a nosotros, una pareja sin ninguna posibilidad de tener hijos biológicos, a tener un precioso bebe ya durmiendo en casa. No es un camino fácil, el mucho dinero que se invierte, las complicaciones de trabajar con personas de otro continente y la incertidumbre de saber que también puede no salir bien, puede llevarte a momentos de nervios. Pero aquí estamos nosotros, para demostrar que es un proceso que funciona, que sus probabilidades de éxito incluso pueden superar las de una F.I.V., y que por lo general en E.E.U.U, lo tienen muy por la mano y con las garantías legales y médicas requeridas para el proceso.

Nuestro siguiente objetivo, después de contar nuestra historia, va a ir encaminado a profundizar un poco más sobre las agencias americanas especializadas en subrogación. Para hacerlo, queremos contactar con algunas de ellas (no más de 3) para que expliquen como trabajan con clientes no americanos. Básicamente sería contestar las preguntas que os aconsejamos realizar en los posts que hablaban de una hipotética agencia ideal. La verdad es que no tenemos ni idea de si van a estar dispuestos a colaborar o no, pero creemos que puede ser de mucha ayuda para aquellas personas que puedan estar interesadas en iniciar este proceso.

Por otro lado queremos añadir que no pusimos ninguna pestaña de contacto en el blog debido a que nuestra capacidad de respuesta a posibles dudas se limitaba a lo que hemos ido viviendo dia a dia. A dia de hoy, con todo el proceso acabado, si que nos vemos con más confianza para responder a cualquier duda que podais tener, así que aquí os dejamos una dirección de mail (ramonycarla@gmail.com) para que os pongáis en contacto con nosotros, no sólo para el caso de tener ciertas dudas, sino también compartir experiencias, para que los que vengan atrás lo tengan un poco más fácil de lo que tuvimos nosotros.

R&C+r

A %d blogueros les gusta esto: