Tag Archive | hijos

Hasta pronto…

El tiempo pasa volando. Recuerdo que hace justamente un año,  sobre estas horas,  estábamos los dos preparando la maleta para irnos por primera vez a EEUU,  con una mezcla de ilusión y terror a partes iguales , con sólo una reserva de hotel para 4 días y un coche alquilado para todo el mes. La idea era  de  acomodándonos sobre la marcha, en función de como se fueran desarrollando los acontecimientos. Un año más tarde podemos decir sin ningún tipo de duda que ha sido el año más intenso que hemos vivido a nivel de pareja. Varias estancias en EEUU, diversos tratamientos médicos,  esperas “eternas” para obtener un resultado positivo o negativo, un embarazo a 10.000 km, un nacimiento prematuro y para acabar de rematar el año, una boda por todo lo alto.

Siendo hoy una fecha tan simbólica para nosotros también queremos cerrar la etapa de este blog, cerrarla tal y como lo conocemos, ya que poco o nada más podemos aportar de nuestra historia. Hemos desgranado todos los aspectos que rodean a un proceso largo y complejo como la subrogación, pero todo basado única y exclusivamente en nuestra experiencia y aunque el proceso, en su base, es igual para todas las parejas (una 3a persona gesta a tu hijo), estamos seguros que la manera de trabajar de las Agencias y compañías de seguros no son iguales, y es aquí donde nos gustaría indagar un poco más. Nos gustaría que el día de mañana, cuando nos decidamos a darle un hermanito a Little R ,  podamos tener más información, más lugares donde comparar. En definitiva,  más historias reales para que la elección final no se base sólo en una intuición o en un acto de fe. 

Así que por aquí van a ir ahora nuestros pasos, a intentar localizar a parejas que hayan vivido/estén viviendo la experiencia  para que nos cuenten  esos detalles que hacen que cada pareja lo vivamos de una manera distinta. Saber como ha sido su trato con la agencia, que opciones de seguros han tenido, si han podido hacer parte del tratamiento médico en España, es decir, tener cuanta más información práctica posible para una futura elección.

Y sin mucho más que añadir nos despedimos, os deseamos a todos los que estais en el proceso mucha suerte y a los que tengais la suerte de tener  vacaciones que las disfruteis por nosotros, y tal y como decimos en el título, hasta pronto…

R&C+r

ramonycarla@gmail.com

Anuncios

Así, no!

Ha sido durante estas dos últimas semanas que hemos recibido una serie de mensajes-comentarios de chicas que se ofrecían para ser madres subrogadas, dando una explicación más o menos larga de sus características físicas, su estado de salud, y la necesidad que tenían de hacerlo para poder ayudar económicamente a sus familias. Dichos mails incluían también una dirección de contacto a la cual dirigirse en caso de estar interesados. Como os podréis imaginar ni nos hemos planteado publicarlos, no sólo estamos hablando de algo jurídicamente ilegal, sino que también – bajo nuestro punto vista – algo muy irresponsable y peligroso que lleva a una banalización de un tema muy complejo, en donde es absolutamente necesaria una regularización máxima para el éxito final del proceso. Por ahora esta regularización se da solo en los EEUU, en donde todos los aspectos legales y médicos están perfectamente definidos, permitiendo que nadie quede desamparado. Tampoco escapan a dicha regularización las futuras surrogates, ya que aparte de unos exhaustivos exámenes físicos y psicológicos, tienen que demostrar dos cosas fundamentales:

1- Haber sido madres anteriormente sin ninguna complicación.

2- Tener una fuente de ingresos regular.

Así que por favor, a las que están pensando que este es un espacio para ofrecerse como surrogates, ahórrense las molestias porque no publicaremos ningún comentario que se refiera a ese tema. No creemos ni queremos que este blog sea el lugar para ello. Somos de los que tenemos el convencimiento de que la subrogación es un método  de reproducción asistida como cualquier otro, un método que nos ha permitido ser padres, pero con una regularización detrás que nos amparaba a todos, empezando por nosotros y el bebé, y acabando con la surrogate.

Por otro lado, y para que no todo sea mal rollo, estamos contentos. Una de las finalidades de este blog era el de poder contactar con otras parejas que hubieran vivido o estuvieran viviendo la subrogación, y a día de hoy podemos decir que ya hemos contactado con varias, algunas que están reuniendo fuerzas/información, otras que están metidas de lleno en la parte burocrática, otras que les falta muy poquito y alguna que ya acabó (nos alegramos mucho V y S). En fin, sólo darles las gracias por hacer de este blog algo más interactivo y esperar que con el tiempo más parejas se unan a la causa.

R&C
ramonycarla@gmail.com

Los últimos trámites burocráticos

Si tenemos que ser sinceros, uno de los temas que más hemos ido descubriendo sobre la marcha ha sido el de la inscripción de nuestro hijo, empezando en EEUU y acabando aquí en España. Si que sabíamos que nos movíamos en una aparente legalidad, y que en teoría no teníamos porque tener ningún problema a la hora de inscribirlo. Sabíamos “más o menos” los distintos pasos que teníamos que tomar, empezando por la tramitación del pasaporte americano, seguido de la inscripción en el Cuerpo Consular, para acabar con la inscripción en el Registro Civil español. Pero poco más sabíamos, cómo serían los trámites en consulados y Registros Civiles se escapaba de nuestras manos, pero teníamos la impresión de que no tenía por qué ser demasiado complicado.

Es a dia de hoy que por fin podemos decir que ya lo tenemos todo atado, que nuestro hijo ya está inscrito en el Registro Civil Central de Madrid, y con los certificados de nacimiento españoles de camino para poder empadronarlo, sacarle su DNI y apuntarlo en el libro de familia.

Tal y como vimos en posts anteriores, el bebe abandona EEUU con el pasaporte americano y con el Consulado Español trabajando en su inscripción. No será hasta unos 15 días más tarde cuando vais a recibir una carta del correspondiente Consulado, que contiene una fotocopia compulsada para tramitar su DNI, y otra simple con los correspondientes datos de inscripción del bebe en el Registro Civil del Consulado de Miami (en nuestro caso).

-¿Dónde se inscribe al bebé?

La inscripción del bebé fue toda una improvisación, una de las  mayores dudas que teníamos era en qué Registro Civil quedaría inscrito r. ¿Sería en el de donde vivimos? ¿Sería en el Madrid?. Pues bien, ya sabemos que los niños quedan inscritos es en el Registro Civil Central – en Madrid – lugar donde se inscriben a todos los españoles nacidos en el extranjero. Es a este Registro, a través de la página web del Ministerio de Justicia español, donde hay que solicitar los certificados de nacimiento literales del bebé, certificados que os van a permitir empadronarlo y sacarle su DNI/Pasaporte español.

-¿Qué nacionalidad tiene el bebé?

Esa sigue siendo una de las grandes dudas que seguimos teniendo. Por supuesto que sabemos  que su nacionalidad es la española, pero no sabemos hasta que punto le puede servir su pasaporte americano. Hemos escuchado distintas teorías. Una dice que no, que no existe convenio España – EEUU para tener doble nacionalidad. Otra dice que si, pero sólo hasta que el niño cumpla la mayoría de edad, momento en el cual va tener que decidirse por una. Mientras que otra habla de que si, de que no hay ningún problema en mantener ambas nacionalidades… Nosotros iremos renovando ambos pasaportes, y llegado el momento ya veremos. Si puede ser de ambas, genial!; y si sólo puede ser una, pues mejor que ninguna…

A todo esto, hay que añadir que el proceso aún continua. No por estar en casa ya los 3 y con los documentos en orden podemos decir que ya se acabó, ya que aún quedan flecos que arreglar con los deducibles del seguro y con el dinero de la Agencia. Siempre se espera de unos tres a seis meses para acabar de liquidar todos los temas económicos, para evitar complicaciones que puedan aparecer a posteriori del nacimiento. La próxima tarea (y ya si que creemos que la última) es la de contactar con la Agencia/Compañía de seguros y acabar de definir el dinero que pueda quedar pendiente, ya sea de una parte o de la otra.

R&C  ( ramonycarla@gmail.com)

El miedo al qué dirán.

Enfrentarse a un proceso como este es una aventura llena de dudas y miedos. Por un lado te comienzas a preguntar ¿Cómo será esto de que una tercera persona geste a nuestro hijo?, ¿Cómo vamos a legalizar a nuestro hijo en España?, ¿Cómo serán los meses que hay que estar en EEUU?… y por otro lado, aparece un miedo extraño, un miedo que no tiene nada que ver con lo que ocurre en EEUU, o con la surrogate mother, o con la cantidad de dinero que se llega a gastar, un miedo que es tan viejo y común como la sociedad: el miedo al “qué dirán“…

Todos podemos decir que nos da igual, que poco nos importa lo que puedan decir, pero es evidente que la opinión de los demás, de esa gente que no forma parte del núcleo más cercano, a todos nos influye en mayor o menor medida. Muchas veces, hay que aguantar estoicamente comentarios poco afortunados, que la mayoría se dan por desconocimiento del tema, otras veces notas la incomodidad de otra gente o la cara de extrañeza. Todo dependerá del entorno en el que se viva. Es muy distinto vivir en el anonimato de una gran ciudad, en donde -con suerte- se conoce al vecino de al lado, que en un lugar pequeño, en donde todo el mundo se conoce de siempre. Preguntas y comentarios de “cómo nos has engañado!, si ni se notaba que estabas embarazada!…“, o “pero cómo?… ¿es tuyo?“, están a la orden del día, esa es nuestra realidad. Vivimos en el centro de una ciudad pequeña, en donde todos los que trabajan en los negocios y servicios de alrededor nos conocen, y aunque nuestra opción fue llevarlo con la mayor naturalidad posible, teníamos que asumir que este tipo de preguntas llegarían tarde o temprano.

Ante todo este tema, una vez que decidimos embarcarnos en este proyecto, nuestra opción fue intentar vivirlo lo más “normal” posible, para ello fue necesario explicarles a nuestro entorno más cercano de qué se trataba todo el proceso, y  cada etapa en la que nos encontrábamos, por ello, familia, amigos y compañeros de trabajo han formado parte de esta aventura desde el primer momento, y la verdad es que con su apoyo y comprensión nos han ayudado a llevar el embarazo con una cierta “normalidad“. Por otro lado, decidimos que al resto de la gente, dependiendo de la situación, se les iría contando a medida que apareciera la oportunidad, siempre hay personas que creen que preguntar “que, estáis en campaña ya?…” es políticamente correcto, y ante ese tipo de impertinencias, no tuvimos nunca ningún reparo en contestar directamente con la verdad (sin mucho detalle, obviamente). Muchos se quedaban sorprendidos, otros no entendían mucho lo que les contábamos, y otros no volvían a preguntar nada más, pero de todas maneras, nunca nadie nos ha hecho un comentario negativo sobre el tema en nuestra cara. Las únicas “malas experiencias” que hemos tenido han sido a través de internet, sin ir más lejos, hace unas semanas atrás, a raíz de la noticia que comentamos en el post anterior, por el mero hecho de intervenir dando nuestro apoyo a la pareja atrapada en India, nos han llegado comentarios como “esclavizadores“, “roba-úteros” , poniéndonos al mismo nivel que traficantes de órganos; o los típicos “consejos morales” como “comprar (!!!) un niño es un acto de egoísmo” , “todo esto es un capricho de ricos” o el típico comentario “con la cantidad de niños abandonados en el mundo…“, pero creemos que la mayoría están basados en la ignorancia y sabemos también que todo este proceso está lleno de prejuicios, así es que intentamos no darle mayor importancia.

Una vez vivida esta experiencia, creemos de verdad que cuanto más natural se viva, cuanta más seguridad en lo que se está haciendo se muestre y más abierto se esté a explicar cualquier duda que indudablemente existe en un proceso tan poco conocido como este, más respeto vais a recibir. Creemos que con la verdad por delante las cosas se hacen muchísimo más fácil, ya que se pierde menos tiempo y energía en buscar la manera de esconderlo, y todo se centra en lo realmente importante que es la preparación y la espera de un hijo.

R&C
ramonycarla@gmail.com

Por donde empezar.

Navegando hoy por uno de los principales periódicos de noticias de este país, hemos encontrado una noticia que nos ha dejado helados. En ella, se cuenta la experiencia de una pareja española que se encuentra atrapada en la India, sin posibilidad de volver, por la negativa del consulado español a tramitar la nacionalidad española de la recién nacida.

Es cuando lees noticias así que  te das cuenta que no se puede jugar con fuego, que lo primero que tenéis que tener claro es como está hoy en dia la legislación española acerca de la subrogación, y a partir de lo que dice, actuar. Es por eso que en el post de hoy vamos a ver como está regulado en España este tema, comparando como afecta la legislación en los dos principales países donde los españoles tenemos que recurrir para poder ser padres biológicos: EEUU e India.

Antes de detenernos a hacer comparaciones entre países, vamos a hacer un poco de historia: se dice (no hay datos oficiales) que desde mediados de los año 90, parejas españolas hemos recurrido a la maternidad subrogada como medio para formar familia. Históricamente, los distintos consulados han ido haciendo la vista gorda (con parejas heterosexuales) y, bajo la premisa del bienestar del menor, han ido inscribiendo a los recién nacidos en los respectivos consulados. Fue en Octubre de 2010 cuando todo empezó a cambiar, ya que en esa fecha, el Ministerio de Justicia, a través de la Dirección General de Registros y Notariado, dictó instrucciones para registrar en España a los niños nacidos mediante gestación por sustitución, siempre y cuando se presentara una resolución judicial del país de origen que garantice la legalidad del proceso. Dicha resolución judicial tiene que venir de un tribunal competente que garantice que la gestante está en pleno uso de sus facultades en el momento de la renuncia a su maternidad y que el contrato de gestación se ajusta a la legalidad.

Por ello, el Registro negará la inscripción de todas las solicitudes que no lleven adjuntas la citada resolución judicial de filiación.

Y es aquí donde radica la gran diferencia entre países, ya que EEUU es el único país que emite una resolución judicial, la cual especifica que la surrogate mother, en plenitud de condiciones, renuncia a cualquier tipo de filiación sobre el recién nacido y  a favor de los padres biológicos.

¿Qué quiere decir esto?. Pues que el único país que te permite tener a tu hijo por subrogación, en función de los parámetros del Registro Civil, es EEUU.

A pesar de dicha resolución, cada año son cientos las parejas que viajan a la India. Hay que tener en cuenta que hablamos de un país donde la subrogación es totalmente legal, y el precio final a pagar, respecto a los EEUU, es bastante inferior, pero el sistema para inscribir a tu hijo es bastante más complejo. En la India, el certificado de nacimiento irá a nombre del padre y de la surrogate mother. Con este papel ( y una serie de trámites en el consulado), la familia podrá volver a España. Al cabo de un mes, la surrogate mother va a renunciar al bebe, y es en ese momento, cuando la madre biológica podrá empezar con los trámites de adopción.

Dicho esto, el fallo que ha cometido esta pareja ha sido no poner a la surrogate mother como madre del bebe, aludiendo  que el consulado español no informó a su debido tiempo. Lo que realmente nos pone los pelos de punta es el poco corazón que muestra la consul, ya que a pesar del fallo cometido, dar como solución el dejar en un orfanato a  tu hijo, nos parece de persona insana y retorcida mentalmente.

Es por eso, que aquellas personas que os estéis planteando la subrogación (sobretodo en India) empezad por tener claro todos los aspectos legales que rodean un proceso tan complejo como la subrogación, y evitar así disgustos como el de la familia en cuestión, a quienes les mandamos toda la fuerza del mundo, y les deseamos una pronta solución al grave problema en el que se encuentran metidos.

R&C+r

Hablemos de dinero (II)

Una de las grandes preguntas que aparecen cuando uno se empieza a plantear la subrogación es, sin duda, la cantidad de dinero que se debe disponer para afrontar con “tranquilidad” el proceso. Saber el número exacto que se debe tener para que todas las preocupaciones se deban al éxito o al no éxito final del proceso. Siempre se habla de una cantidad, que ronda los 100.000 €, pero hay que saber que a pesar de que la cantidad final se aproxima a dicho valor, siempre hay que estar preparado para que el precio final sea superior, ya que hay imprevistos que pueden ir saliendo y para el que hay que estar preparado.

Tal y como contamos en el anterior post, hay una serie de gastos que se pueden cuantificar con bastante precisión. Dichos gastos son los que se abonan directamente a la agencia, y los cuales os van a servir para cubrir todo lo relacionado con la surrogate mother, los abogados, minutas de la agencia y tratamientos médicos. A pesar de representar un tanto % muy elevado del coste total, hay que plantearse que existen otros dos grandes gastos que os pueden variar el precio final del proceso.

1- Seguros:

Es sin duda el tema más complejo, y donde el dinero a pagar puede variar mucho. Ya le dedicamos un post entero, donde explicamos que opciones existen, sus respectivos deducibles y que os podría salir más económico. El valor final a pagar va a depender de las complicaciones que puedan ir saliendo por el camino, pero tal y como contamos, la opción más “económica” es la que la surrogate mother dispone de un seguro propio, que incluye la subrogación, y olvidarse de la posibilidad de tener gemelos.

Es importante matizar que el dinero se paga directamente a la agencia de seguros. Con ellos vais a contemplar las distintas opciones y con ellos vais a contactar para cualquier problema que pueda ir pasando.

Para acabar con el tema de los seguros os queremos dar un aviso. Hay agencias que por tal de disminuir costes, incluyen el seguro del futuro bebé en el seguro de la surrogate mother. Mucho cuidado con esta opción, ya que hablamos de un fraude que os puede ocasionar muchos problemas (tanto legales como económicos) y que a larga nos podría perjudicar a todos los que tenemos esta única opción para tener hijos biológicos, ya que el gobierno americano es muy estricto con estas actitudes, y lo que hoy es perfectamente legal, mañana por situaciones como estas, podría dejar de serlo. Sabemos que cualquier ahorro en un proceso tan caro siempre es bienvenido, pero muchas veces, lo barato acaba siendo caro, así que mucho cuidado.

2- Viajes a EEUU:

Otro de los grandes enigmas que uno tiene cuando empieza con la subrogación, es saber el número de veces que tendréis que viajar a EEUU, y el tiempo que os tendréis que quedar. Obligatoriamente vais a tener que ir dos veces, que son durante el protocolo médico de ella+ transferencia y cuando nazca el bebé. En ambos casos, el periodo de estancia es aproximadamente de un mes, siempre y cuando hagáis todo el protocolo médico en EEUU. Decimos esto, por que sabemos que hay agencias que trabajan con clínicas de reproducción asistida en España, lo que acorta la estadía en EEUU a la mitad.

A banda de las dos veces obligatorias, hay dos momentos del proceso, que sin ser obligatorio, si es muy recomendable ir. La primera es para conocer a la surrogate mother. A pesar de que nosotros lo hicimos via Skype, creemos que por poco que podáis, hacerlo en directo siempre es mejor. La segunda, es sobre el mes 6/7 de embarazo. Tal y como hemos contado muchas veces, el niño va a nacer en la cuidad de origen de la surrogate mother, por lo que hacerse una idea general de la ciudad, del hospital donde va a nacer etc os va a facilitar mucho  en el momento del nacimiento. Si sumamos todos estos desplazamientos, y sin ir de grandes lujos, el presupuesto final puede aumentar unos 15.000$ más.

Y hasta aquí un breve resumen de  los gastos. Por el camino encontraréis algún gasto más, trámites burocráticos varios, algún análisis inicial en Barcelona. Gastos menores, no superiores en total a los 1.000€, pero gastos al fin y al cabo.

Por supuesto, si ha quedado algún aspecto poco claro, tanto del tema tratado hoy  como de cualquier otro tema, no dudéis en contactar con nosotros (ramonycarla@gmail.com) e intentaremos ayudar en lo que podamos.

R&C+r

The United States of America Passport

Ya tenemos la  fecha definitiva para volver a España. Este próximo jueves vamos a poner el punto final a esta larga aventura (con final feliz) que emprendimos hace más de año y medio. Las sensaciones son encontradas, ya que por un lado nos apetece establecer la necesaria rutina familiar, el encajar a little R dentro de nuestro día a día, el compartir la alegría con familia y amigos, en pocas palabras, el volver a nuestra vida. Pero por otro lado, una cierta sensación de pesadumbre nos invade. Los muchos lugares visitados, con las muchas emociones vividas en cada uno de ellos,  hacen que sintamos cierto dolor a la hora de despedirnos de E.E.U.U, país que al fin y al cabo ha permitido que empezáramos siendo 2 y acabáramos siendo 3, país al cual vamos a estar eternamente agradecidos.

El motivo del post de hoy  es explicar los trámites burocráticos que hay que hacer una vez el niño nace, trámites que os van a llevar a obtener un pasaporte americano y la inscripción en el Registro Civil español. Lo primero que os vamos a decir, es que NO HACE FALTA TENER ABOGADO EN ESPAÑA, error que puedes cometer debido a la poca información que existe, y que lo único que va a hacer es incrementar (aún más) el precio final de todo el proceso. Si ya de siempre las parejas heterosexuales lo hemos tenido mucho más fácil que las homosexuales a la hora inscribir a nuestros hijos, desde Octubre de 2010 existe una instrucción , en la que ordena la inscripción en el Registro Civil español de los españoles nacidos en el extranjero mediante maternidad subrogada, siempre y cuando cumpla con todos los requisitos legales. Dichos requisitos legales se podrían resumir en una orden judicial, emitida por un tribunal competente, conforme las leyes donde ha nacido el menor, en la cual se especifica que vosotros, y nadie más que vosotros, sois los padres.

Para llevar a cabo la obtención del pasaporte americano y la posterior inscripción en el Registro Civil, vais a necesitar de un periodo que va de las 3 semanas al mes, empezando desde el mismo momento en que nace el bebé.

1- Birth certificate:

Es el paso más largo,  ya que más o menos os va a tardar unos 15 días. Hay que tener en cuenta que hay hospitales que te gestionan ellos mismos el certificado, y otros que no. Nosotros hemos estado de suerte, ya que nuestro hospital lo gestiona, así que tuvimos que rellenar unos papeles, y esperar a que una carta en el buzón nos avisara de que Little R ya estaba inscrito, y que ya teníamos acceso a las copias que pudiéramos necesitar para la obtención del pasaporte.

2- Vital Records:

Una vez recibes la carta del hospital que te confirma la inscripción del niño todo se desbloquea, ya que ya puedes optar a tener copias del certificado de nacimiento, papel IMPRESCINDIBLE para la futura obtención del pasaporte. Dichas copias del certificado de nacimiento las vais a encontrar en la oficina de Vital Records, oficinas que se encuentran por todo el territorio americano, y que vendrían a ser como lo que en España conocemos como Registro Civil. Para obtener dichas copias, y dependiendo de la prisa que tengáis, podéis mandar por correo todo lo que te piden, y esperar que te lo devuelvan  también por correo (3-5 días),  o ir directamente a la oficina más cercana, y salir con las copias ya en la mano. El precio para la primera copia es de $25 , y el de las siguientes copias $5 .

3- U.S passport:

Varios son los pasos que hay que seguir para la obtención del pasaporte americano, y dos las maneras de hacerlo.  La primera sería hacerlo por vuestra cuenta, y la segunda (mucho más cómoda) a través de una agencia especializada en la tramitación rápida de documentos, por ejemplo A.Briggs. Nosotros optamos por esta segunda opción, ya que te garantizan el pasaporte en un periodo de 3 días desde el momento que mandas todos los documentos requeridos:

– Dos fotos de tamaño carnet.

– Rellenar el impreso DS-11.

– Una copia del billete de vuelta, teniendo un plazo máximo de 14 días una vez expedido el pasaporte.

– Copia del pasaporte del padre y de la madre.

– Copia original del certificado de nacimiento.

– Carta de autorización, dando a la agencia en cuestión la potestad de recoger el pasaporte expedido.

Una vez se tienen todos estos papeles hay que personarse ante un ” Acceptance Agent”, quien dará fé de que realmente todos somos quien decimos que somos, y preparará y sellará el sobre con toda la información. Dichos agentes los vais a encontrar en la “Court House” de vuestra area. Paralelamente hay que preparar otro sobre igual para la agencia, y una vez se tienen ambos sobres, se mandan por correo urgente a la dirección que se os diga, y al cabo de 3 días el niño ya tendrá su pasaporte en mano.

En el próximo post os vamos a explicar como inscribir a vuestro hijo en el Registro Civil español, a través del consulado español más próximo al lugar donde haya nacido, último trámite del proceso antes de volver a casa.

R&C+r

A %d blogueros les gusta esto: