Archivo de etiquetas| burocracia

Se van confirmando las buenas noticias

Ayer los medios de comunicación se hicieron eco de una noticia que llevábamos tiempo esperando (leer noticia), y que no era otra que la confirmación de las promesas que unos meses atrás se hicieron llegar a la Asociación Son Nuestros Hijos. Esta promesa era la introducción de una enmienda a la reforma del Código Civil y que nos permitiría a aquellas personas que acudimos a la gestación subrogada poder inscribir a nuestros hijos mediante un simple control incidental en el Consulado correspondiente y respetándose el certificado de nacimiento expedido en el país de origen.

Tengo que reconocer que la noticia me alivió. No hay que obviar que desde antes de las vacaciones veraniegas (momento en que Justicia decidió desbloquear las inscripciones de hijos/as de ciudadanos españoles) han pasado muchas cosas. Para empezar que el Ministro que había en ese momento ya no está, con los consiguientes cambios que se producen en el organigrama interno del Ministerio. A todo esto hay que añadir la cruzada que desde el país vecino quiere impulsar el Sr. Valls y su amenaza de desacato de la sentencia que emitió el TEDH (si Francia desacata ¿por qué no España?). En pocas palabras, nos teníamos que fiar de una promesa hecha meses atrás y esperar que la mantuvieran.

Lo mejor, bajo mi punto de vista, de la pregunta que un miembro del grupo mixto (de IU concretamente) realizó en el Senado no ha sido tanto la respuesta del PP (si, ya sé que son los que mandan, pero no olvidemos que se trata del Senado y no del Congreso, lugar donde realmente se tiene que introducir a pesar de que sean vasos comunicantes) como la de los otros grupos parlamentarios. Ni un solo pero, ni un solo reproche a la decisión del PP, unanimidad total. Tengo la impresión que el trabajo que se hizo desde SNH a nivel de reuniones institucionales va dando sus frutos (recordemos que la Asociación ha tenido encuentros con la mayoría de fuerzas políticas) y desde luego es algo por lo que hay que felicitarse.

¿Qué queda ahora? básicamente que se introduzca ya la enmienda y que quede reflejado en Ley, con las consiguientes ventajas que esto aporta. Para empezar  ya no tendremos que estar preocupados por si un Fiscal decide impugnar por temas morales la instrucción de la DGRN o si un cambio de Gobierno pueda dificultar nuevamente las inscripciones, ya que está por Ley y no hay más hablar. El segundo punto ya es más emocional. Si alguien nos hubiera dicho cuando nosotros empezamos con nuestro proyecto que cuatro años más tarde la gestación subrogada ya estaría presente en el Código Civil lo habríamos tomado por loco. Si, ya sé que sólo aparecen una serie de condiciones para respetar la filiación de los recién nacidos, ya sé que continúa siendo una práctica prohibida en España pero ya aparece y esto puede traer sólo ventajas, ya que ahora,por poner un ejemplo, ¿bajo que concepto se van a denegar bajas de maternidad si el Código Civil ampara los procesos de gestación subrogada?.

Así que con toda la cautela del mundo (hasta que no lo vea reflejado en la Ley yo no me fío) celebremos que por fin, la Ley nos va amparar.

 

PD: El Viernes pasado abrimos por primera vez nuestra casa a un canal de televisión para hablar de gestación subrogada. Nuestro testimonio servirá de referencia para un debate que habrá en el plató. Vamos a ver que sale, ya que fueron más de dos horas de entrevista. Por supuesto, a la que sepamos el horario lo diremos.

 

R&C

Convencimiento

Parece que llega la calma. Después de todos los acontecimientos que se han ido desarrollando desde el mes de Febrero, cuando el Tribunal Supremo dejó tocada de muerte la instrucción que nos permitía a los IP inscribir a nuestros hijos, por fin parece que vuelve todo a su sitio. Los Consulados han vuelto a aceptar la documentación requerida y el Ministerio de Justicia está trabajando junto a la Asociación Son Nuestros Hijos (de la que nos sentimos muy orgullosos de formar parte) la enmienda al anteproyecto de ley de la reforma del Código Civil.

Uno de los puntos que siempre hemos remarcado en este blog ha sido la importancia de la Asociación respecto a todos los avances que se han ido dando en cuanto a gestación subrogada. Una Asociación que empezó con cuatros familias homoparentales buscando los derechos para sus hijos y que hoy ya está formada por más de doscientas y con la cual siempre nos sentiremos en deuda (nuestro hijo se pudo inscribir sin ningún problema gracias a la instrucción que lucharon previamente). Este sentimiento de deuda, junto a la injusticia que se estaba llevando a cabo, nos llevo a volcarnos en ayudar en todo aquello que estuviera en nuestras manos a la gran labor que hace tiempo que se viene llevando a cabo desde otros rincones de la geografía española por lo que decidimos empezar a plasmar la realidad de la gestación subrogada en el ámbito parlamentario catalán, buscando con esto dos escenarios:

1- Presión política a la nueva ley:  

A pesar de que siempre fuimos conscientes de que la mayoría absoluta del PP hacía que sólo ellos pudieran tirar para atrás quisimos ver con nuestros ojos cual era la reacción de otros partidos. Ver si la postura que mostraba el PP era una postura general o sólo una actitud aislada del sector más conservador de un partido ya conservador en sí, por lo que a través de ciertos amigos he tenido la ocasión de hablar con los portavoces justicia de ICV, PSC y con responsables de bienestar e igualdad de CiU tanto del Parlament como del Congreso.

Tengo que decir que la respuesta ha sido magnífica. Han entendido perfectamente nuestras quejas y se volcaron en encontrar soluciones o medidas de presión dentro de su ámbito de actuación. Por ejemplo, se barajó la opción de una queja institucional a nivel de Generalitat en el caso de que la situación no se desbloqueara.

2- Presentar a la clase política la realidad de la gestación subrogada:

Siempre, la primera pregunta que se nos hacía en las distintas reuniones era la misma: ¿Que es exactamente la gestación subrogada?. No hay que obviar que a pesar de que los que hemos vivido el proceso lo tenemos interiorizado y asumido existe un elevadísimo número de ciudadanos que apenas si han escuchado alguna vez el término, siendo lo poco que han escuchado noticias  sensacionalista o expresiones  muy peyorativas, y la clase política no es una excepción. De hecho, alguno me reconoció que venía a la reunión con cierta pereza, con una idea preconcebida de una realidad que sigue teniendo aún mucha gente y que va a ser trabajo nuestro ir cambiándola. Lo que si os puedo asegurar que después de las reuniones su opinión era bien distinta (alguno incluso nos animó a luchar por la legalidad en España) viniendo este cambio de opinión por el convencimiento que tenemos tod@s los que acudimos a las reuniones y que hemos ya pasado/están  por el proceso. Convencimiento por mi parte que se alimenta cada día cuando llego a casa y mi hijo se me tira a los brazos o de cada Mail de Adrianne preguntando: How is Little r?.  Si algo me ha quedado claro después de este mes intenso de reuniones es que no hay arma más poderosa para convencer a alguien que el estar convencido de algo, y eso lo tenemos.

En resumen diré que este mes lo podemos catalogar de muy provechoso. Nos ha servido para conocer en persona a más gente de la asociación de Barcelona, trabajar mano a mano con los que ya llevan muchos años picando piedra en Madrid y dejar la tarjeta de visita de la Asociación Son Nuestros Hijos a la mayoría de grupos parlamentarios. Si algo tengo claro, es que con la elevación de la instrucción a rango de ley no se acaba nada, sino que empieza la batalla por la legalización de la gestación subrogada en España. Será un camino largo y difícil, pero como he dicho antes nada puede parar el convencimiento que desprendemos tod@s los que conocemos la técnica.

R&C

Marca España (III) Un pequeño matiz

Todo este embrollo jurídico que se ha formado a raíz de la Sentencia del TS nos ha llevado a equivocaciones a la hora de intentar explicar los acontecimientos que se han producido. Nuestro error ha sido acusar al cónsul de los L.A de extralimitarse de sus funciones, al interpretar nosotros que bajo su injustificada capacidad de decisión decidió no inscribir a los recién nacidos españoles en el registro consular.

Para entender un poco mejor la problemática hay que ver la respuesta que se ha dado por parte de todo el cuerpo consular que hay en EE.UU. Por un lado encontraríamos a la mayoría de cónsules, quienes siguen inscribiendo a los recién nacidos a pesar de la Sentencia, entendiendo que ésta no afectaba a la instrucción que aún sigue en curso y esperando acontecimientos, que vendrán dados de futuras respuestas ministeriales. Por otro lado tenemos al cónsul de L.A quien no tardó ni 5 minutos en paralizar las inscripciones, ya que según él, y en función del veredicto dictado por el TS había que preguntar a la DGRN cómo actuar a partir de ese momento. Lo que ha hecho es paralizar las instrucciones en la que se conoce como fase de calificación.

Es decir, no se puede acusar al cónsul de extralimitación de sus funciones pero si que se le puede acusar de bajeza moral por dos motivos:

1- Miente cuando asegura que su decisión viene dada por instrucciones que vienen de esferas más elevadas. Tanto la DGRN como el Ministerio de Justicia aseguran que aún no han dado instrucciones de como actuar al respecto, por lo que es una decisión  totalmente personal.

2- Aun a sabiendas de las consecuencias que puede acarrear su decisión ha decidido, con argucias legales, parar las inscripciones.

¿Qué busca con esta actitud? la respuesta sólo la tiene él, pero cuando ves que una persona que no está obligada a tener esta actitud justiciera ( ya que lo hace por iniciativa propia),  que lo que te pide es imposible de acceder y sabiendo las consecuencias que se derivan sólo se me ocurre pensar que estamos ante una persona muy cínica que esconde sus prejuicios detrás de una aparente legalidad de sus actos.

No queremos desaprovechar la ocasión para agradecer a Antonio Vila-Coro,  Presidente de la Asociación Son Nuestros Hijos, la matización acerca de las funciones que puede tener el cónsul y  a todos los afiliados el gran trabajo que se está llevando a cabo. Es espectacular la capacidad que tienen para moverse, buscar la manera de entrevistarse con altos cargos y visibilizar la situación. Sin duda que animamos todo el mundo que se afilie ya que es imposible estar mejor representados que por la Asociación.

R&C

Marca España (II)

De la amenaza a los hechos. Parece mentira que en este país, donde la justicia suele tan lenta para según que situaciones se de tanta prisa para otras. Tanta, que según parece las inscripciones en algunos Consulados están siendo paradas bajo la premisa de la no aparición de la surrogate en el certificado de nacimiento. Lo que más sorprende es que no hay constancia clara de que el Ministerio de Justicia (el único capaz de parar la Instrucción de Octubre de 2010) haya dado aún órdenes de actuar en contra de dicha instrucción.

Cada día que pasa me resulta más chocante la decisión tomada por el TS, ya no por la sentencia en sí, sino por las consecuencias a las que puede llevar por varios motivos. Como bien sabemos ya, aquellos IP que acuden a otros países que no son los EE.UU deben reflejar en el certificado de nacimiento del recién nacido al padre biológico y a la surrogate, quien después del parto renuncia, abriéndose paralelamente un proceso de adopción por parte de la IM o del otro IP. Con esta sentencia se equipara a los EE.UU con el resto de países, y es aquí donde surgen mis dudas, ya que EE.UU tiene matices respecto a los otros países que hacen que no lo acabe de ver claro.

1- Es el único país que emite sentencia judicial: 

En EE.UU, todo proceso de gestación subrogada va acompañado de un juicio donde se va a determinar la filiación (basada en la intencionalidad) hacia el recién nacido. Es decir, hay un juez que emite una sentencia dictaminando quienes van a ser los padres, y ellos serán los que aparezcan en el certificado de nacimiento. Con esta sentencia del TS, y bajo el marco legal norteamericano, nos podemos encontrar con varias situaciones complejas.

¿Cómo le explicamos al juez, que estando en un proceso de gestación subrogada, el certificado de nacimiento tiene que ir a nombre de la surrogate? Precisamente, el juicio en EE.UU tiene la función de modular las distintas maneras de formar familia, prevaleciendo siempre la intencionalidad y salvaguardando a todas las partes, y con esta sentencia del TS el juicio emitido pierde todo valor, es más se vuelve un problema de difícil arreglo.

Lo que nos proponen desde los Consulados básicamente es que nos plantemos delante de un juez y le digamos: mire usted, estamos con mi pareja haciendo un proceso de gestación subrogada, pero quiero que  en la sentencia conste como hijo mío y de la surrogate, pero tranquilo, que ella una vez nacido el niño va a renunciar….absurdo…Tan absurdo que dudo que ningún juez acceda a tal patraña.

2- Los niños nacidos son norteamericanos:

Supongamos que el juez da el visto bueno a que en el certificado de nacimiento conste la surrogate, por lo que ella queda como IM con todos sus derechos y obligaciones. ¿Se podría meter ella en algún lío con la justicia norteamericana al renunciar a esta filiación determinada por un juez?. No hay que olvidar que los niños nacidos por gestación subrogada en EE.UU son norteamericanos (a diferencia de otros países donde no se adquiere la nacionalidad) por lo que la justicia norteamericana podría actuar, o por lo menos extrañarse, de que una persona renuncie a un recién nacido norteamericano después de haber pasado por un juicio en el que se reconocía su intención hacia al recién nacido.

Casi que la mejor solución sería que no hubiera sentencia judicial.Primero porque me imagino que la renuncia de la surrogate sería menos conflictiva sin el juicio de parentalidad detrás, y segundo porque nos evitaría a todos una situación bochornosa delante de un juez, pero por “desgracia” (no deja de ser irónico que este acto jurídico, que salvaguarda a todas las partes que intervienen en el proceso, se pueda volver un problema…¿Marca España?)  todos los procesos de gestación subrogada en EE.UU tienen que ir acompañados de una sentencia.

Por el momento ya son varías las personas/parejas que se están empezando a encontrar con problemas de los distintos Consulados (no todos) y veremos como acaba esto. De hecho hay personas/parejas que van a optar (si todo sigue igual) con no adquirir la nacionalidad española e ir tirando con la norteamericana, que es la que reconoce a nuestras familias  sin discriminación alguna.

R&C

Marca España

La semana pasada salió ya la sentencia oficial (previamente filtrada a la prensa) en la que el Tribunal Supremo desestimaba el recurso interpuesto por una pareja sobre la decisión tomada, primero por un juzgado de primera instancia y posteriormente por la Audiencia Provincial sobre la filiación de sus hijos.

Para entender un poco el cómo se ha llegado a este punto tenemos que remontarnos a 2008, año en el que los hijos de esta pareja nacen mediante un proceso de gestación subrogada. Hasta este momento, las parejas que acudían a EE.UU tenían que vestir un poco el santo para poder inscribir a sus hijos en los respectivos Consulados. Por un lado estábamos las parejas heterosexuales, las cuales sólo nos hacía falta inventar un adelanto del parto estando de vacaciones en EE.UU y por el otro estaban las parejas homosexuales, las cuales inscribían al recién nacido a nombre de uno de los progenitores para empezar más tarde u proceso de adopción por parte del otro progenitor.

El caso es que esta pareja fue la primera en acudir al Consulado de L.A pidiendo la inscripción de sus hijos a nombre de los dos, basando su petición en un certificado de nacimiento y acompañado de una sentencia judicial emitida en EE.UU, siendo la respuesta del Consulado negativa. Sin embargo, la Dirección General de Recursos Notariales estimó en 2009 un recurso de la pareja y ordenó inscribir la filiación de los gemelos, siendo esa resolución impugnada por la Fiscalía ante los Tribunales.

Estamos hablando de la primera pareja que planteó la legalidad de una práctica basándose en las Leyes del país del origen, y cuyo resultado fue la aparición de la famosa instrucción que abría una puerta a la legalidad del proceso en EE.UU, y de la que muchos nos hemos ido beneficiando después.

Analizando las consecuencias que puede tener esta sentencia hay que hacer varias consideraciones. Por un lado hay que tener en cuenta que se trata de una sentencia pionera, por lo que calibrar las consecuencias que puede tener es complicado, pero lo que si queda claro es que hay varios puntos que no se aguantan por ningún lado, y ante los cuales las Leyes no pueden dar respuesta. Vamos a analizar a los distintas partes implicadas.

1- Padres:

Lo que obliga esta sentencia es que uno de los padres va a tener que “desaparecer” como progenitor de sus hijos, para después empezar un largo y costoso proceso de adopción. Este acto puede tener consecuencias ante la Justicia Norteamericana ya que no olvidemos que estos niños son Norteamericanos, país que emitió una sentencia judicial en la cual especificaba quienes son los padres, con los derechos y obligaciones pertinentes. Lo que puede llevar esta sentencia es a un incumplimiento de las responsabilidades otorgadas en forma de abandono de los niños.

Por otro lado está la desprotección del “padre renunciante” ante cualquier acontecimiento negativo. ¿Qué pasaría si el “padre no renunciante” fallece durante el proceso de adopción?

2- Niños:

Según la Convención de Derechos del Niño de Naciones Unidas (España forma parte) un niño tiene que tener los mismos padres en todo el mundo y con esta sentencia esto no se cumple. Por un lado van a tener a unos padres en EE.UU, y por el otro a un padre y a una madre (surrogate) en España, por lo que sus apellidos van a cambiar en función del país que estén.

3- Surrogate:

Va a aparecer como madre biológica de dos niños contra su voluntad. Además aquí entramos ya en temas más relacionados con el derecho a la intimidad o el anonimato. ¿Qué pasaría si la surrogate no quiere figurar como madre biológica de los niños, con las obligaciones que esto podría suponer? hay que entender que esta señora tiene su vida y  su familia por lo que estaría en su pleno derecho de decir que no quiere que salga su nombre por ninguna parte.

Como se puede ver muchos son los cabos sueltos que quedan a raíz de esta sentencia, afectando por igual a todas las partes. Como hemos dicho antes se trata de una sentencia pionera, por lo que las respuestas a estas preguntas no se pueden contestar. Si sabemos que esta pareja no va a conformarse con el resultado, elevando el caso al Tribunal Constitucional y al Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Queremos hacer una mención aparte sobre la interesada y lamentable filtración de la sentencia, antes  incluso de notificársela  al abogado de la pareja. ¿Os imagináis que un día os llaman a casa, y al otro lado del teléfono hay un periodista que ha leído el nombre en la sentencia y a ha buscado el número de teléfono en el listín? No sólo filtran la sentencia, sino que no tienen la dignidad de borrar los nombres de los interesados, que por otro lado siempre han querido mantener el anonimato por el bien de sus hijos. Si la justicia que nos tiene que amparar se salta a la torera puntos tan básicos como estos ¿qué podemos esperar de ella?…

En pocas palabras, y extrapolable  a tantas situaciones de nuestro país, es un ejemplo más de lo que ya todos conocemos como “Marca España”.

R&C

PD: Por lo que parece ya hay algún Consulado que pone trabas a la inscripción de los recién nacidos. Lo que hacen es dar un comprobante que garantiza que la documentación requerida ha sido entregada y te dicen que hay que esperar a ver que directrices les mandan desde el Gobierno.

Gestación subrogada en Rusia

Continuando con el repaso de los países donde la gestación subrogada está regulada vamos a ver como funciona en Rusia, país con bastantes similitudes con Ucrania, pero también con ciertas diferencias.

Rusia, al igual que Ucrania, tiene una legislación específica a la hora de tratar la gestación subrogada. A diferencia de Ucrania que sólo está abierta a matrimonios heterosexuales donde se pueda demostrar una causa mayor de infertilidad en ella, en Rusia no hay ningún tipo de limitación en cuanto a sexo, orientación sexual y estado matrimonial. Tampoco es necesario que la carga genética sea de los IP, siendo de hecho el único país del mundo donde la adopción de embriones para la posterior implantación a una surrogate mother es legal. 

El certificado de nacimiento, al igual que en Ucrania, va a ir directamente a nombre de los IP, pero es en este punto donde radica una de las grandes diferencias respecto a Ucrania. Mientras en Ucrania se considera a los IP como padres desde el mismo momento de la formación del embrión, en Rusia no es así. En Rusia hasta el mismo momento del nacimiento, y bajo el consentimiento de la surrogate, no se considera a los IP como padres del recién nacido, ya que la ley no contempla que se obligue por ley  a la surrogate a entregar al bebé, permitiéndola “arrepentirse” y a quedarse con el bebé. Una vez dado el consentimiento por parte de la surrogate, el certificado de nacimiento va a ir a nombre de los IP, por lo que no hace falta ningún proceso de adopción posterior.

En cuanto a la adaptación de la ley rusa con las exigencias españolas nos encontramos en la misma situación que en Ucrania, y es que no existe sentencia judicial requerida por el B.O.E, debido a que no se considera que exista litigio por ningún lado.

Son comunes también en ambos países los requisitos que piden a las surrogates. En ambos países deben pasar un test psicológico, haber tenido algún hijo y demostrar que tiene recursos propios para su subsistencia, descartando a aquellas que están en situación de pobreza.

Por lo que si estáis pensando en acudir a Rusia tened muy claro que dos puntos os deben aclarar muy bien los asesores/abogados españoles que os guíen durante el proceso. El primero es como gestionan el posible arrepentimiento de la “surrogate” una vez nace el bebé, y el segundo es como gestionan que no haya la sentencia judicial requerida por el B.O.E para la inscripción y tramitación del pasaporte español.

En cuanto al precio, Rusia es más caro que Ucrania. Si Ucrania el coste del proceso se mueve alrededor de los 40.000€, en Rusia el precio final ronda los 60.000€.

PD: Aunque pueda parecer que por el hecho de que no existe sentencia judicial un ciudadano español no puede acudir a ninguno de estos países, la realidad es bien distinta. Hay maneras de vestir el santo, maneras de alcanzar al final los requerimientos del B.O.E para que no haya ningún tipo de problema a la hora de inscribir al recién nacido. Preguntad, asesoraros en los distintos profesionales españoles como lo solucionan ellos, y en función de su respuesta elegid.

R&C

Gestación subrogada en Ucrania

Tal y como contamos en el último post,  debido a un aumento de consultas que tuvimos, nos hemos puesto a averiguar como funciona la gestación subrogada en otros países que no sean los EE.UU. No escapa a nadie el auge que está teniendo la gestación subrogada en nuestra sociedad (auge que viene del conocimiento cada vez mayor  y de sus elevadas tasas de éxito), pero  no es menos cierto que este crecimiento exponencial  lleva también a una aparición  exponencial de asesorías nacionales que ofrecen sus servicios en países que hasta hace bien poco no había mucha información. Países como Ucrania, Rusia, México o Tailandia están cada vez más presentes, siendo las ofertas que aparecen en Internet innumerables.

Para entender el funcionamiento de estos países hay que diferenciar primero como están regulados, y en función de dicha regularización como adaptarla a los requisitos que impone la ley española a la hora de inscribir a los recién nacidos.

En el primer grupo de países tendríamos a los que tienen regulada la gestación subrogada. En este grupo encontraríamos a los EE.UU, Canadá, Ucrania y Rusia. Entendemos por regularizada cuando se rompe el nexo maternidad/gestación, dando pie a que la mujer que no ha gestado al bebé salga directamente en el certificado de nacimiento, adquiriendo desde el mismo momento del nacimiento todos los derechos y obligaciones relacionadas con la maternidad.

En el otro lado encontraríamos los países donde no está regularizado (que no quiere decir prohibido), lo que conlleva a que el nexo maternidad/gestación no se rompa. Esto lleva a que en el certificado de nacimiento salgan el padre que aporta la carga genética y la surrogate, quien pasado el parto renuncia a cualquier vínculo con el recién nacido para que la madre pueda empezar un proceso de adopción. Los países que funcionan de esta manera son por ejemplo Tailandia o la India (antes de las restricciones).

Una vez diferenciados los distintos países vamos a hablar de Ucrania. Tal y como contamos se encuentra dentro del primer grupo de países, los cuales tienen una legislación muy clara y específica en cuanto a gestación subrogada, lo que conlleva a una serie de ventajas:

1- Se permite la gestación subrogada comercial a extranjeros. En este punto es importante matizar que la puerta a los españoles se abrió en Marzo de este año, ya que antes de esta fecha existía un veto presidencial a aquellos países donde la gestación subrogada no fuera legal ( igual que pasa en la India). Estoy seguro que antes del fin del veto ya había asesores que recomendaban ir a Ucrania, de hecho en el foro, por comentar esto se nos acusó de mentir, por lo que allí va nuestro primer consejo, no os fiéis de ningún asesor que trabajara en Ucrania antes de Marzo de este año.

2- Al estar regularizado el certificado de nacimiento va a ir directamente a nombre de los Intended Parents, por lo que el nombre de la surrogate no va a aparecer en ningún documento, y no se precisa de ningún proceso de adopción.

A esta serie de ventajas que hemos enumerado hay que añadir el precio, mucho menor que  en EE.UU. En Ucrania, y teniendo cuenta las posibles variaciones que siempre existen en un proceso de gestación subrogada,  suele moverse por unos 40.000€.

Otro de los detalles que no hay obviar es que la gestación subrogada en Ucrania sólo es viable para parejas heterosexuales donde se pueda demostrar una causa mayor de infertilidad en la mujer y está vetado a parejas homosexuales.

Hasta aquí la parte legal que hemos encontrado en cuanto a la regularización en Ucrania, pero por otro lado también hemos encontrado algún pero, basado exclusivamente en la regularización que existe en España a la hora de registrar al recién nacido. Recordemos que la regularización que existe en España para la inscripción y tramitación del pasaporte está basada en dos puntos.

1- Que al menos uno de los solicitantes sea español.

2- Que exista una resolución judicial de un órgano competente que garantice, entre otros aspectos,los derechos de la mujer gestante.

Es este, el punto 2 el único que no queda garantizado, ya que en Ucrania no existe ningún juicio ya que se considera que no hay litigio alguno, ya que todo está reflejado en un contrato firmado y aceptado por los dos partes.

Es en este punto donde las parejas interesadas en ir a Ucrania deben preguntar más a los asesores nacionales y ver que respuestas les dan. Sabemos de ciencia cierta que hay asesores que ya están buscando soluciones a este vacío legal que existe, alguna manera de vestir el santo para que todo salga bien al final, pero de verdad creemos que el factor diferencial entre los distintos asesores se encuentra en la respuesta que os den a esta duda.

En el próximo post hablaremos de Rusia. País bastante similar a Ucrania en cuanto a manera de funcionar pero con alguna peculiaridad que iremos nombrando.

 

R&C

El Parlamento Europeo

Durante este año 2013 hemos ido comprobando que la repercusión que va teniendo la gestación subrogada es cada día mayor. En estos seis meses hemos ido conociendo los puntos de vista de los especialistas en reproducción asistida, de la Iglesia y un sinfín de noticias relacionadas de alguna manera con dicha técnica. Lo que si, todas las noticias tienen un denominador común: su ámbito de influencia, reduciéndose todo al estado español.

En un tema tan poco dado a la visibilidad, intentar saber que se cuece más allá de los Pirineos es casi imposible. Hay que tener en cuenta que cada país europeo tiene su propia legislación en cuanto a Técnicas de Reproducción Asistida y que en la mayoría de casos hablamos de legislaciones mucho más restrictivas de las que hay en España. De hecho, y comparándonos con el resto de países miembros de la U.E , podríamos decir que somos unos privilegiados por el mero hecho de poder inscribir sin ningún problema a nuestros hijos en los respectivos consulados de los países de origen.

Es por este motivo que nos sorprendió encontrar esta noticia. En ella se comenta que el Parlamento Europeo estaría estudiando introducir una legislación común en materia de gestación subrogada solicitando, a través de la Comisión de Asuntos Jurídicos, un informe a varios abogados de los distintos países miembro, aduciendo para pedir dicho informe que se trata de una práctica en constante auge.

El problema es que en la U.E existen tantas legislaciones como países, siendo la mayoría poco o nada permisivas. No existe ni un solo país donde la subrogación comercial sea legal. Lo máximo que podemos encontrar son países donde la gestación subrogada altruista se permite con muchas restricciones (Reino Unido) por lo que querer regular toda esta diversidad de puntos de vista se nos antoja bastante complicado. De hecho, desde el propio Parlamento hablan de una regularización global (semejante a la que rige las adopción internacional).

Sea como sea no podemos tampoco bajar el perfil a esta noticia. Lo que nos refleja es que la gestación subrogada crece en todas partes, ya sea en países más tolerantes con dicha práctica (como podría ser España) o en otros donde son mucho más restrictivos, y que más pronto que tarde se va a tener que regular y legislar, ya que no nos engañemos, si realmente se quiere proteger al menor y evitar la posible explotación a mujeres en países menos desarrollados, la única opción es regularlo, ya sea a nivel local o más global. Ya va siendo hora de decir las cosas por su nombre, y la culpa de que mucha gente acuda a países lejanos (y en muchos casos países donde los derechos de las mujeres gestantes no están plenamente garantizados) es de los respectivos gobiernos que llevan muchos años tapándose los ojos y no queriendo solucionar una demanda real que existe en la sociedad del siglo XXI.

El informe en sí no lo hemos leído. Son más de 350 páginas, pero aquí lo dejamos por si a alguien le interesa (informe)

R&C

Novedades (I)

Ya estamos en casa. Atrás dejamos un mes donde hemos disfrutado del agradable verano austral, para volver, después de casi 14 horas de vuelo, al gris y frío invierno español. Ha sido un mes en el que Little R ha conocido y se ha empapado del otro 50% de sus raíces, y a nosotros, sus padres, nos ha servido para despejar un poco la cabeza y cargar pilas para afrontar un año que se antoja – tanto a nivel social como acerca de la subrogación – complicado y movido.

Enfocándonos en en tema de la subrogación, 2012 lo cerramos con un amparo legal que nos cubría a todas las parejas que nos desplazábamos a E.E.U.U. y la India. Los mecanismos eran distintos, más rápidos y directos cuando se trataba de E.E.U.U., pero totalmente legal en cualquiera de los dos casos. Pero en los dos meses que llevamos de 2013, las cosas han cambiado: La subrogación en la India queda prácticamente descartada (lo veremos en el próximo post) y, en E.E.U.U.  se está por ver, ya que la instrucción de la Dirección General de Recursos Notariales (DGNR) que nos ampara a todas las parejas que tenemos hijos mediante la subrogación, se encuentra en el Tribunal Supremo, y como os podéis imaginar, de la sentencia que se produzca habrá un antes y un después.

Para entender como se ha llegado a este punto es bueno echar la vista atrás y analizar cronológicamente los hechos que han llevado a dicha instrucción al Tribunal Supremo.

En toda esta situación hay que diferenciar entre parejas heterosexuales y homosexuales. Las heterosexuales llevamos años acudiendo a E.E.U.U., siendo nulos los problemas que nos hemos encontrado a la hora de inscribir a nuestro hijo en el consulado correspondiente. Nos valía la “mentira” de decir que se nos había adelantado el parto estando de vacaciones y nadie preguntaba nada más. Las parejas homosexuales no lo han tenido tan fácil. Una vez nacido su hijo se encontraban que sólo uno podía figurar como padre, teniendo que poner como madre a la surrogate. Todo esto cambió cuando N y C,  pareja homosexual de Valencia, consiguieron por primera vez en España inscribir a sus dos hijos nacidos mediante gestación subrogada. La estrategia jurídica que utilizaron fue la resolución judicial emitida por un órgano competente del país de origen, en la cual se especifica claramente quienes son los padres del recién nacido.

Al poco tiempo de conseguir el registro, la fiscalía de Valencia demandó a la DGRN por el registro de los niños. Después de pasar por el Tribunal Superior de Justicia de Valencia, siguieron recurriendo hasta llegar al Tribunal Supremo.

¿Qué puede pasar?

La respuesta es bien clara, nos encontramos en una situación de blanco o negro, donde la resolución emitida va a marcar un antes y un después en lo que refiere a la subrogación en España. Una sentencia favorable sería un espaldarazo a la resolución, lo que podría forzar un debate sobre la legalidad de la práctica aquí en España. Una sentencia desfavorable nos volvería a llevar a la clandestinidad, al miedo de tener que pasar por un proceso duro de por sí, sin ningún amparo legal y volver a las mentiras del pasado, donde había que inventarse una vacaciones en E.E.U.U.

Sea cual sea la respuesta, lo que tenemos claro es que si la resolución ha llegado al Tribunal Supremo no es tanto por la subrogación en sí, sino por el hecho de que parejas homosexuales puedan formar familia. Vivimos en un  país con una fuerte carga conservadora, empezando por el Gobierno (sólo hay que escuchar las declaraciones del Ministro de Interior hace un par de días) y siguiendo por el gran peso que aún tiene la Iglesia Católica. La sentencia favorable al matrimonio homosexual ya les supuso una bofetada en toda regla, hablamos de gente que sigue estancada en la idea de la familia única, la de papá y mamá,  sin querer ver que el mundo ha cambiado, que ya somos muchos los ciudadanos que nos da igual con quien quiera uno formar familia y que no hay pareja más perfecta para educar a niños que aquella que se quiere y se respeta, cualidades que nada tienen que ver con el género.

Durante los casi dos años que estuvimos nosotros buscando a nuestro a hijo, coincidimos algunas parejas homosexuales. Fue allí cuando descubrimos la discriminación a la que se han tenido que ir enfrentando a lo largo de estos años por parte de los distintos estamentos públicos (Consulados, Registros Notariales…), y ojo, no podemos olvidarnos que, gracias a su capacidad organizativa, hoy en día existe la resolución judicial que nos ampara a todos.

No nos gusta nada tener que separar parejas heterosexuales de homosexuales, somos de los que creemos que estamos todos en el mismo barco, ya que necesitamos de una 3ª persona para gestar a nuestro hijo, pero por desgracia, a día de hoy en España aún existen distintas maneras de actuar en función de si sigues lo que marca el convencionalismo (papá y mamá) o si eres “distinto”, y aunque uno pertenezca al grupo de los que lo tienen “fácil” no deja de indignarse cuando ve que pasan este tipo de situaciones. Siempre hemos dicho que nos gustaría aumentar la familia, darle un hermanito/a a Little R, y nos gustaría que cuando llegue el momento, España sea un país donde si no es legal, por lo menos no te ponga trabas y te ampare legalmente, para no tener que hacer la comedia de las “vacaciones accidentadas”.

Soñando con un país mejor nos despedimos hasta la próxima…

R&C

Libres de responsabilidad…

Se acabó. Ahora si podemos decir que nuestro vínculo con EEUU ha llegado a su fin. Ya no habrá más ” monthly client expense account reports” desgranándonos los gastos que ha habido mes a mes, ni sustos inesperados que puedan suponer el desembolso de más dinero. Y es que para la finalización del proceso tendríamos que separar el final emocional, que fue nacimiento del bebé, con el final práctico, cuando la agencia y la compañía de seguros cierran nuestra cuenta, y esto sucede 6 meses después del nacimiento. En nuestro caso el final emocional se produjo el 26/04, por lo que hasta el 26/10 no se pudo hacer balance final de todo el proceso. Durante estos 6 meses la agencia y la compañía de seguros, cuenta con el dinero restante y de los deducibles, por si es necesario para cerrar los últimos gastos.

Para que os pueda servir de referencia, el dinero que teníamos era:

-Compañía de seguros: Los deducibles que tuvimos que pagar fueron $15.000. Lo que nos devuelven serán aproximadamente $12.500. Hay que tener en cuenta que no hubo ninguna complicación con el nacimiento de Little R, pero siempre hay algún gasto que no va incluido en el seguro, como por ejemplo el pediatra (2 visitas) que atendió al niño durante el mes que estuvimos en Atlanta.

-Agencia: De los más de $140.000 que ingresamos al principio del proceso,  nos ha quedado un excedente de 2.500$, así es que, como podéis ver, el cálculo que suelen hacer se aproxima bastante al valor final a pagar.

Ahora si, ya libres de ataduras, queremos agradecer a este país  la opción de cumplir el sueño de formar una familia, y esperamos que no pase mucho tiempo antes de volver (ya estamos en plan de ahorro), ya que si alguna cosa tenemos clara es que la subrogación va a volver a ser el medio para darle un hermanito/a a Little R

R&C+r

A %d blogueros les gusta esto: