Archivo | subrogacion RSS for this section

Ahora sí, el último post (nos mudamos)

Sí, sé que dije que con el último post cerrábamos una etapa y que ya no habría más entradas pero como quedo algún tema personal abierto preferimos cerrar ya este blog (continuará abierto pero sin actualizaciones) con dos noticias, una buena y otra mala, y como no queremos cerrarlo con malas noticias vamos primera por la mala.

-Tránsfers fallidas:

Pues sí, nos quedaban dos embriones de nuestro primer proceso y ambas tránsfers han salido negativo. Un palo, no os voy a engañar, y más viniendo de una primera experiencia tan positiva…mismos embriones, mismo doctor, una gestante maravillosa, la misma ilusión pero no pudo ser, así que por nuestra parte se acabaron los procesos de gestación subrogada.

No queremos que sintáis pena por nosotros, si hace seis años nos hubieran dicho que estaríamos como ahora los habríamos firmado con los ojos cerrados, así que pese al mal gusto de boca de los últimos negativos, nos quedamos con el hecho de que nuestro “gordo” es un niño alegre y muy feliz 🙂

Y ahora vamos por la buena

– Mylittler:

Ya os habíamos hablado un poco de nuestro nuevo proyecto relacionado con la gestación subrogada y los nuevos modelos de familia que se derivan de ella. Como os comentamos en su día, todo fue surgiendo a raíz de la falta de material didáctico que vimos cuando lo necesitamos. Maneras de dar las gracias a la gestante de una manera simpática y fácil, libros que explicaran la manera de nacer a nuestro hijo, con mil y una metáforas que nada tuvieran que ver con doctores y padres tristes por no poder tener un hijo o álbumes que nos ayudaran a conservar un proceso tan bonito (como estresante) para poder enseñar en un futuro a nuestro hijo.

Y así empezó todo, seguido de una campaña exitosa de crowdfunding que nos ayudó en la impresión del libro y acabando con la web donde iremos mostrando los distintos productos que Carla diseñe.

Este nuevo espacio no sólo servirá para mostrar estos productos sino que también habrá un blog donde iremos hablando de las novedades que se vayan produciendo respecto a la gestación subrogada (cada vez existen más aliados a la causa y empieza a estar presente en la agenda de las fuerzas políticas).

Así pues ya sabéis, si queréis ir sabiendo más de nosotros y de la gestación subrogada sólo tenéis que entrar aquí (mylittler.com) .

Pues eso amigos y amigas, ahora sí, le decimos adiós a Parejade3 para darle la bienvenida a Mylittler

 

 

Anuncios

Una pequeña piedra en el camino

Todos los que nos enfrentamos a un proceso de gestación subrogada asumimos que no es fácil. Más allá de la complejidad que supone vivir un embarazo a distancia, existen factores aleatorios (no sólo en gestación subrogada sino en todas las técnicas de reproducción asistida) que hacen que el proceso llegue a buen término o no, factores que van más allá de las buenas prácticas médicas y que hacen que en reproducción asistida dos más dos no sean siempre cuatro.

Como os comentamos en la última entrada, teníamos la fecha del 22 de Junio marcada en rojo en el calendario. Ese iba a ser el día de la transferencia, ese iba a ser el día del inicio de la cuenta atrás pero, finalmente, no ha sido así.

¿Qué ha pasado? Pues que el doctor consideró, en la última revisión previa a la transferencia, que el desarrollo del endometrio no estaba siendo el adecuado y que había que empezar de nuevo, y como lo que dice el Dr. Kolb va a misa (ya hemos explicado que él fue el doctor que nos llevó nuestro primer proceso, y que con él vamos hasta donde haga falta) pues vamos a tener que retrasarlo un par de meses.

La noticia nos llegó la madrugada del Sábado, y el Lunes ya estábamos hablando con J, dándonos ánimos mutuamente y autoconvenciéndonos de que la próxima, seguro, va a   ser la buena.

En fin, que después de la sorpresa ya estamos de nuevo con todas las fuerzas para seguir (siempre digo que estamos muy bien acostumbrados por lo bien que salió el primer proceso), así que hoy nos vamos a celebrar San Juan con toda la familia y a seguir, que esto es una carrera de fondo y nadie dijo que fuera a resultar fácil.

R&C

Nuestro segundo proceso

Si, lo sabemos, somos conscientes por las preguntas que nos hacéis llegar que hace ya tiempo que no escribíamos nada de nuestro segundo proceso pero allá vamos, y empecemos con una fecha que-esperemos- vaya a ser clave en nuestras vidas. Jueves 23 de Junio será la fecha de la transferencia embrionaria, por lo que significa que ya tenemos gestante, que ya hemos pasado las pruebas psicológicas requeridas y que hemos ya cumplimentado toda la documentación previa a cualquier procedimiento médico.

  • ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Tal y como os comentamos fue sobre mediados de Septiembre que nos pusimos en contacto con Interfertility para que nos explicaran las distintas opciones que había sobre la mesa. Pero alto, aquí alguien podría preguntar: ¿Tenéis asesores en España? ¿No decíais que no valía la pena cuando se acude a EE.UU?. Pues si, y así era 4 años atrás cuando empezamos con nuestro primer proceso, pero hoy en día hablamos de otra realidad. Ya no hablamos de abogados que te cobraban un pastizal por una charla de un par de horas y te derivaban a su agencia de confianza. Hoy por hoy se puede trabajar con equipos que te facilitan mucho el trabajo, que te proporcionan mucho tiempo libre ya que son ellos los que contactan y arreglan los mil pequeños “incendios” que van apareciendo, ya sea con la agencia de EE.UU, con la clínica de reproducción asistida o con los abogados durante un proceso que mínimo, te llevará un año de tu vida. Evidentemente no es oro todo lo que reluce (sólo hay que leer la prensa para ver que hay que tener mucho cuidado de quien fiarse en este mundo), pero a día de hoy existen consultores en España que ofrecen todas las garantías éticas y legales que nosotros creemos que debe tener un intermediario en GS, y Interfertility, junto alguna más (de lo que nosotros conocemos), los cumple sin ningún tipo de duda. Por supuesto que no queremos decir con esto que no se pueda acudir directamente a una agencia en EE.UU, pero si no queréis volveros “expertos” en leyes, seguros…vale mucho la pena plantearse la opción de tener intermediarios en España.

Como os decía, contactamos con ellos con la idea inicial de tener información de Canadá. Como ya sabréis es un país que ofrece las mismas garantías éticas y legales que EE.UU pero a un precio más asequible a nuestras posibilidades, y lo que empezó con la idea de Canadá acabó con la posibilidad de Utah, Estado ubicado en el interior de EE.UU con un precio similar al de Canadá, y con las ventajas propias de EE.UU (sobretodo en cuanto a tiempos de espera, claridad de las compensaciones económicas y el papel real que pueden o no tener las agencias en ambos países).

A partir de aquí vino la búsqueda de financiación, rellenar perfiles, posibles matchings, citas con psicólogos, con doctores,  screening a (en próximos posts os hablaré de ella, pero estamos encantados) y entre una cosa y otra no ha sido hasta ahora que todo empieza a coger velocidad, a hacerse real….y si, la sensación de miedo y de salto al vacío empieza de nuevo a sentirse.

Diferencias entre ambos procesos:

De momento muchas. No hay que obviar que ya hemos vivido un proceso con antelación y sabemos a lo que nos enfrentamos. Conocemos que pasos van a venir a continuación (en el primero se podría decir que los íbamos descubriendo sobre la marcha) y como os decía antes, vamos muy bien acompañados. A todo esto hay que sumarle el ajetreo diario de un hijo de 4 años, nuevos proyectos profesionales y como no, el buen feeling que tenemos con J, por lo que estos previos a la transferencia embrionaria están siendo mucho más relajados que en nuestro primer proceso.

Así que empezamos con la parte “divertida” del proceso y con una fecha ya en horizonte: 23 de Junio.

Para acabar también queremos compartir la alegría de haber conseguido la financiación que necesitábamos para poder imprimir el libro, y que “Puntito” pudiera llegar a casa. Aún quedan 8 días de campaña y ya tenemos el 123% requerido. Recordad que aún estáis a tiempo de conseguirlo, os adjunto el link para quien le interese: Link kickstarter

PD: queremos compartir también con vosotros hasta que punto sigue siendo A importante en nuestras vidas. Ella fue de las primeras personas que supo que empezábamos un nuevo proceso de GS y uno de los puntos por los que estamos más ilusionados (más allá de la ilusión que provoca tener un hijo) es que si todo marcha bien, haremos una parada en Atlanta para que A y r se conozcan. Como siempre decimos y repetimos, sin ella nada de esto habría pasado…

R&C

 

 

 

Balance la primera semana

Estamos muy contentos. Para que os hagáis una idea del porque de nuestra alegría os vamos a contar una de las reglas de oro del crowdfunding y la situación en la que nos encontramos con nuestro proyecto.

La regla del 30-90-100 del crowdfunding dice que aquellas campañas que llegan al 30% en su primera semana, tienen el 90% de alcanzar el 100%. Pues bien, nosotros en esta primera semana, no sólo hemos alcanzado el 30% sino que hemos llegado al ¡¡72%!!.

¿Podemos cantar victoria? ni muchísimo menos, esto es una carrera de larga distancia y cada vez es más complicado que vaya subiendo el número. Por otro lado, no queremos ser del 10% que se queda a las puertas de culminar un proyecto que nos ha llevado más de un año de nuestras vidas, así que aquí estamos de nuevo pidiendo colaboración, 1€, 2€, 5€…lo que vosotros creáis y podáis.

¿Cómo proceder? es muy fácil.

1- Acceder a la plataforma ( enlace )

2- Seleccionar la recompensa (desde 1€ hay recompensa por vuestra generosidad)

3- Una vez decidida la recompensa os pedirán que os registréis con vuestra dirección de mail.

4- Rellenar los datos bancarios (sólo se realizaría el movimiento bancario si llegamos al importe final).

Y ya está, con este pequeño gesto nos habréis ayudado a que “Puntito” puedas alcanzar su reto, el de llegar a casa con su familia.

Muchas gracias!!

PD: En el próximo post os vamos a ir desgranando como va evolucionando nuestro segundo proceso. A pesar de que todo está yendo un poco más despacio por algún problema técnico con la transferencia de dinero, ya tenemos gestante (una persona maravillosa) y contrato firmado. El hecho de habernos rodeado de un gran equipo en España (ya os hablaré de Interfertility) ha hecho que todo esté siendo mucho más fácil y cómodo que en nuestro primer proceso. Vamos, que estamos encantados!

Nuevo proyecto (II)

Va a ver un cambio de fechas para la campaña de crowdfunding. En un principio la habíamos anunciado para el Lunes 18 de Abril, pero ciertos problemas ajenos nos han retrasado la elaboración final de la página. Además hay que añadir que una vez ultimada, la plataforma necesita un mínimo de tres días hábiles para darte el ok definitivo y poder lanzarla. En fin, pequeños obstáculos en el camino…ya os informaremos cuando tengamos fecha exacta.

R&C

Utah

Vamos a ir empezando a desgranar los puntos clave de nuestro segundo proceso, empezando por el que consideramos uno de los más importantes que existen, y que no es otro que el Estado donde nuestro futuro hijo nacerá. Tal y como comentamos en el título será en Utah.

1- ¿Qué nos llevó hasta Utah?

Tal y como comentamos en el post anterior, debido a las ganas de tener otro hijo pero sin el dinero necesario para repetir nuestro primer proceso, se nos pasó por la cabeza mirar la opción de Canadá. Con esta idea contactamos con el responsable de una agencia de intermediación con el que ya teníamos relación y que conoce bien los pros y los contras de Canadá. Como ya hemos comentado alguna vez, Canadá reúne una serie de ventajas económicas que lo hacen un destino muy atractivo. El hecho de que la sanidad pública financie el proceso hace que el precio total a pagar sea más bajo que en EE.UU pero no podemos obviar que hay ciertos aspectos que hay que tener en cuenta. El primero sería la prohibición de pagar compensación económica a la gestante, lo que lleva a un tiempo de espera mayor que en EE.UU, y el segundo sería la poca profesionalización de las agencias, debido también a restricciones legales, que hacen que los canales comunicativos puedan ser lentos y engorrosos. A estos inconvenientes había que sumarle el transporte de embriones de un país a otro.

Ante estas perspectivas nos planteó la opción de Utah, Estado con una legislación muy garantista, que se adapta perfectamente a nuestro perfil, y con unos precios más razonables que en California.

2- Ley de GS en Utah:

Vamos a desgranar la Ley del Estado de Utah.

2.1- Requisitos para las gestantes:

  • Haber tenido un hijo previamente.
  • No puede usar su propio material genético
  • Debe tener 21 años o más.
  • Debe ser residente de Utah.
  • Debe participar en un programa de asesoramiento psicológico.
  • No puede estar en ningún programa de seguros de salud del Gobierno de los EE.UU (Medicaid) y evitar así a mujeres necesitadas económicamente.

2.2- Requisitos para los IP:

  • Sólo abierto a parejas heterosexuales, casadas, donde ella debe mostrar su incapacidad para poder gestar.
  • Él o/y ella deben aportar el material genético.
  • Deben participar en un programa de asesoramiento psicológico.

2.3- Establecer un contrato de GS en Utah:

  • El contrato tiene que ser validado por un juez, por lo que no se inicia proceso alguno sin la previa autorización de la corte, asegurándose así que se cumplen todos los requisitos  marcados por la Ley.
  • Por lo tanto es un Estado prebirth,  ya que otorga la filiación antes de nacer (de hecho es lo primero que otorga)
  • La gestante tiene control absoluto sobre las decisiones médicas que se vayan produciendo durante el embarazo, incluyendo la medicación a tomar o terminar con el embarazo.
  • Se puede compensar económicamente a la gestante. De hecho la Ley habla de una compensación razonable, sin especificar el importe total (las compensaciones oscilan entre $20.000 y $25.000).

R&C

Avanzando

Ya estamos metidos de lleno en nuestro segundo proceso. Tal y como avanzamos en el último post vamos a cambiar una serie de aspectos respecto al primero, manteniendo el país (EE.UU) y el Doctor (Bradford Kolb) pero cambiando todo lo demás. Dentro de todos los cambios, el primero que nos encontramos es la forma de financiar el proceso, ya que en el primero nos sirvió con los ahorros de toda nuestra vida (junto con la inestimable ayuda de nuestras familias) pero en este segundo no ha sido así. Siempre habíamos dicho que volveríamos a la carga en cuanto tuviéramos un buen colchón que nos permitiera empezar el proceso con una dependencia mínima con las entidades bancarias pero hemos decidido adelantarnos, el hecho de cumplir 40 años en breve y la increíble experiencia que han sido estos más de tres años con Little r nos han hecho decidir a empezar ya.

Por tanto hemos tenido que buscar financiación por primera vez y buscar las opciones que nuestro banco de confianza nos ofrecía para conseguir el dinero que necesitábamos para el proceso.

1- ¿Qué cantidad de dinero hemos tenido que pedir?

Hay que tener en cuenta que un segundo proceso siempre sale menos caro que el primero (sobretodo si se tienen embriones congelados). No hay que olvidar que uno de los factores que elevan el precio final es la parte médica, la cual es exageradamente cara (una FIV suele oscilar entre los $30.000 y los $40.000). El hecho de ya tener embriones congelados hace que la parte médica de nuestro futuro segundo embarazo se reduzca al screening previo,a la preparación y a la medicación de la gestante reduciendo el precio final a unos $15.000.

El segundo punto que abarata el proceso son los seguros, tanto el de la gestante como el del futuro recién nacido. La aparición del Obama Care, así como seguros internacionales que ya se pueden contratar en España hace que con mucho menos dinero puedas ir igualmente cubierto. Recordemos que en nuestro primer proceso los seguros rondaban los $10.000 fijos más una parte deducible de $15.000 tanto para la gestante como para el recién nacido (ver entrada de seguros).

El tercer punto es buscar opciones dentro de EE.UU más asequibles que la agencia con la que trabajamos en nuestro primer proceso. Para que os hagáis una idea, los honorarios de la primera agencia con la que trabajamos eran aproximadamente de unos $22.000 (en el año 2011), mientras que la agencia con la que vamos a trabajar ahora ronda los $10.000 (evidentemente con sus pros y contras que ya iremos detallando).

El cuarto punto es el abogado. Si por nuestro primer proceso pagamos $12.500 (año 2011), en esta ocasión pagaremos unos $3.000 por los mismos servicios.

Como veis los cambiamos todo exceptuando una parte, la médica. Si que es cierto que existen opciones más económicas que la clínica con la que trabajamos pero aquí hemos preferido seguir con ellos. La experiencia que tuvimos fue fenomenal (estuvimos el mes entero con ellos ya que C se hizo toda la parte de estimulación más la extracción en L.A) y nos hicieron sentir realmente como en casa. Además está el factor de que ya tenemos los embriones allí, y si podemos evitar que sean trasladados pues mucho mejor. Para recordar nuestra experiencia con la clínica os adjuntamos el post (leer post1) (leer post 2) (leer post 3).

Total, que con estos parámetros nos fuimos al banco para pedir 60.000€, cantidad que, en principio, nos debe dar de más para completar nuestro segundo proceso.

2- Entidad bancaria y tipo de financiación:

Nuestra entidad bancaria es el BBVA. No sólo tenemos la hipoteca de nuestro hogar allí sino también las distintas cuentas de nuestras actividades profesionales, lo que hace que tengamos un trato cotidiano, por lo que fuimos transparentes desde un primer momento respecto a la utilidad que le queríamos dar al dinero. Nuestra primera idea era ampliar la hipoteca del hogar ya que el tipo de interés a pagar es más bajo que cuando es un crédito de consumo, pero aquí llegó el primer contratiempo, el BBVA no financia tratamientos de reproducción asistida (por lo menos en Barcelona, pero me atrevería a decir que en toda España). El hecho de tener buena relación profesional con la entidad hizo que buscáramos soluciones imaginativas para poder conseguir la financiación sin tener que pagar mucho más de lo que ya pagamos al banco en concepto de vivienda. Lo que hemos hecho ha sido bajar la prima de la hipoteca (ya nos quedaban muy pocos años) y alargarla en tiempo y sumar un crédito personal a 8 años, con un interés del 6,2%, por lo que durante estos 8 años pagaremos un importe similar a lo que pagábamos antes sólo de hipoteca.

3- En que punto nos encontramos:

Esperando y negociando. Ya con el dinero en la cuenta hemos empezado a realizar los primeros pagos iniciales a las agencias- lo que nos permitirá encontrar gestante- y por otro lado negociando con la clínica de los L.A el precio a pagar por una transferencia de embriones congelados, y así estamos, contentos e ilusionados con esta nueva experiencia y avanzando, poco a poco, pero avanzando.

Veréis que de momento no damos nombres de agencias (tanto española como la norteamericana), abogados o el estado donde vamos a ir. Queremos esperar a ver como se desarrollan los hechos para dar una opinión más objetiva y con más fundamento al respecto, aunque si tenemos que decir que nuestra primera impresión respecto a ellos es que no nos hemos equivocado en absoluto al confiar en ellos.

R&C

A %d blogueros les gusta esto: