archivo | nuevos modelos familiares RSS para esta sección

Marca España (III)

Para completar la trilogía de la “Marca España”, eslogan que acuñó el Gobierno para venderse positivamente en el exterior,  y que de momento sólo ha servido para lo contrario,vamos a repasar los acontecimientos y ver las consecuencias que se han derivado de la ya famosa Sentencia.  Para ello vamos a analizar el papel jugado por los diversos estamentos que nos han llevado a una situación tan inverosímil, en definitiva a los culpables de dejar en el limbo a todos los recién nacidos que nazcan por gestación subrogada y tengan que inscribirse en el Consulado de Los Angeles.

1- Tribunal Supremo:

Si bien es cierto que con la ley española en la mano “madre es la que pare”, los argumentos usados para no reconocer la filiación norteamericana nos parecen desmesurados. Utilizar el concepto de alteración del orden público cuando no se ha cometido ninguna infracción en el país de origen, nos demuestra que no saben nada del proceso, y lo que es peor, que se han agarrado a lo que sea por tal de no aceptar dicha resolución. Estamos convencidos que detrás de esta resolución hay un claro ejemplo de inmovilismo  al hecho de no aceptar que la sociedad está cambiando a pasos agigantados, que a los modelos familiares clásicos hay que sumarles otros nuevos, pero por desgracia la justicia suele ir detrás de cualquier cambio, siendo el propio tiempo y la sociedad misma quien la obliga a modificar. De hecho estamos seguros que si la gestación subrogada fuera una técnica utilizada sólo por parejas heterosexuales la Sentencia habría tenido otra respuesta, de hecho ni se habría llegado al TS porque la fiscalía no habría actuado.

Es una pena, se ha perdido una gran oportunidad de demostrar valor y coherencia pero si tenemos que quedarnos con algo es con la división (5 votos contra 4) que existió en la votación, señal inequívoca de los problemas que plantea la no aceptación de otras formas distintas de filiación de las que hoy en día hay en España.

2- Cónsul general de España en Los Angeles:  

Siempre me he preguntado qué se mira a la hora de mandar a los distintos representares consulares al extranjero. Si prima más el currículum/experiencia  o pesa más el amiguismo de turno (tan arraigado en nuestro país). Viendo como ha actuado este señor lo empiezo a tener un poco más claro. Ya es de conocimiento general que si en algún rincón del planeta se puede llevar a cabo un proceso de gestación subrogada, este es California. Todos los medios de comunicación lo nombran como la meca de la subrogación, como el lugar donde da igual tu orientación sexual o el tipo de familia que quieras tener que las Leyes te van amparar. Todo esta publicidad hace de  los dos Consulados que hay en California (L.A y San Francisco) sean un punto caliente a la hora de repartirlos, y que el ideario personal de cada cónsul pesa en la decisión final.

El Sr. José Luís Solano Gadea es el cónsul a día de hoy en L.A. Este señor  está paralizando las inscripciones de los recién nacidos basándose en la Sentencia del TS, lo que lleva a una extralimitación de sus funciones. No hay que olvidar que sólo podría invalidar la instrucción una orden ministerial, y que esa orden ministerial aún no ha llegado.

Esta actitud me lleva a preguntar: ¿Nadie le va a parar los pies a este señor?¿Nadie del Gobierno, ya sea el Ministro de Asuntos Exteriores o el de Justicia, le van a recriminar su actitud cínica y de mal profesional?¿Nadie le recuerda a este señor que el Consulado no es su cortijo privado, y que él es sólo un funcionario al servicio de los ciudadanos españoles?.Me temo que no, que a los distintos representantes ministeriales ya les va bien esta actitud. Me gustaría ver la celeridad que tendría el Gobierno español en un hipotético caso al revés, donde un cónsul inscribiera por iniciativa propia a un recién nacido de una pareja homosexual  estando la inscripción anulada…me temo que no duraría ni 5 minutos.

3- Las condiciones que pide el cónsul para la inscripción:

Este punto me tiene totalmente descolocado. Pedir unos requisitos que son imposibles de cumplir me demuestra que este señor, o bien es muy listo, o no se entera de nada. Pedir que en el certificado de nacimiento conste la surrogate, en un país donde se determina- bajo sentencia judicial- la filiación del recién nacido teniendo en cuenta la intencionalidad tiene que venir de alguno de los extremos. O bien es muy listo y  aprovecha la Sentencia para que ningún recién nacido sea inscrito en su Consulado o bien demuestra una incapacidad total en la materia.

Lo que está muy claro es que a día de hoy en el Consulado de los L.A (y parece que en el de San Francisco ¿casualidad?) no se puede inscribir a los niños españoles nacidos por gestación subrogada. No deja de ser irónico que el país con más tradición (más de 30 años) y donde todas las partes quedan amparadas por un juicio, sea el único país donde no puedes inscribir a tus hijos. Te puedes ir a países donde la única regulación existente es que no hay regulación y no tendrás ningún problema, o a otros donde está regulado pero no existe sentencia judicial y tampoco, ya que por defecto se pone a la surrogate como madre en la partida de nacimiento. Ahora bien, como se te ocurra ir al país con las leyes más avanzadas, basadas más en la intencionalidad que en el parto, con más de 30 años funcionando, tienes un problema…Un sinsentido

Pero si con algo positivo tenemos que quedarnos es con el ruido mediático que se está produciendo a raíz de la filtración (otro tema aparte, pero igual de sangrante) que se hizo de la Sentencia del TS. Cada vez son más las voces que claman por una regularización de la gestación subrogada, voces que vienen tanto del ámbito médico como del legislativo. Voces que se hacen eco de la cantidad de vacíos legales que se están produciendo y que acaban afectando a las partes más débiles del proceso. Por un lado para evitar la degradación de la mujer (es de cajón que sólo una regularización evita posibles malas prácticas) y por el otro el bienestar del menor. Lo que si queda claro es que es absurdo poner puertas al campo, que la gestación subrogada ha llegado para quedarse y que hay que actuar con sentido común.

R&C

Intencionalidad (II)

¿Os imagináis vivir en un país donde se pudiera registrar a un recién nacido con tres progenitores?. Suena raro verdad, y más cuando vivimos en un país donde se ponen todas las trabas posibles a nuevos modelos familiares, mediante un boicoteo a las técnicas de reproducción asistida necesarias para ello y a una importancia suprema del útero, que reduce a nada la intención que puedas haber detrás. Pero en el mundo existen lugares (normalmente de mentalidad anglosajona) donde te encuentras noticias como esta (ver noticia) .

¿Os imagináis esta situación en España? ¿Os imagináis la carnaza que harían los contertulios con una noticia así? Por no hablar de las mil y una trabas que distintos funcionarios, fiscales o Tribunales irían poniendo en el camino a estas tres personas, haciendo de un proceso que en Canadá se ha arreglado en dos meses (¡¡¡y se quejan de lo larga que ha sido la burocracia!!!) un auténtico via crucis que llevaría años arreglar.

Tengo que admitir que siento envidia de ver como arreglan situaciones poco comunes en otros países. Basta con la intencionalidad y un contrato bien redactado (donde se estipule los distintos derechos y obligaciones de cada parte) para que el deseo de estas tres personas no se vea torpedeado una y otra vez por la moral del Gobierno de turno, ya que aunque cuesta creerlo, existen países donde la libertad individual prima sobre cualquier color político.

Y mientras allí se arreglan y se normalizan las situaciones anómalas que van apareciendo, aquí aún seguimos discutiendo sobre el aborto, sobre quien puede ser o no padre/madre, sobre si te dejo hacer una consulta o no (por cierto, admirable fue la actitud del Gobierno de Canadá ante el desafío soberanista que le propuso Quebec años atrás), pero todo con un denominador común, la prohibición, el aquí mando yo y mi mayoría absoluta.

Es por todo esto, y al hilo de la consulta soberanista, que si me preguntaran ahora mismo qué nacionalidad me gustaría tener mi respuesta seria clara: QUIERO SER CANADIENSE.

A %d blogueros les gusta esto: