archivo | anécdotas RSS para esta sección

Gestación subrogada en series de TV (The new normal)

Las vacaciones estivales son ideales para ponerse al día de todo aquello que se ha ido acumulando, ya sean libros, películas o series de televisión, las cuales por falta de tiempo has ido postergando a la espera del tan ansiado tiempo libre. De entre toda la oferta que me quedaba pendiente ( y asumiendo que no podría con todo lo que me hubiera gustado) había una serie de TV que tenía muchas ganas de ver. Se trata de una serie que se estrenó el año pasado en EE.UU, con una notable aceptación por parte de la crítica y una buena audiencia. La serie se llama “The new normal“, y la peculiaridad que tiene, y que hizo que la pusiera dentro de mis preferencias para este verano, es que el tema central es la gestación subrogada.

El balance que hacemos de la serie es muy bueno. Nos ha gustado mucho como se tratan los temas más sensibles que existen dentro de un proceso de gestación subrogada, entendiendo por sensibles a la relación que se crea entre la surrogate y los padres biológicos o los motivos de la surrogate y su vínculo con toda esta historia. Han conseguido con un buen casting de actores y un muy buen guión hacer una comedia entrañable con altas dosis de humor. Sin duda alguna recomendamos a todos los que podáis estar interesados en la gestación subrogada que la veáis, ya que a todos aquellos que hayáis vivido el proceso os sentiréis identificados, y a los que os los estáis planteando os servirá como referencia a lo que se suele vivir. Por supuesto que se trata de una comedia donde todo es muy idílico, y como tal la tenemos que tomar, pero lo que nos ha demostrado esta serie es que se puede tratar la gestación subrogada de una manera “naif”, haciéndola apta para todos los públicos pero sin perder de vista la realidad del proceso.

Por otro lado también ha tenido su dosis de polémica, ya que algún Estado más conservador prohibió su emisión por considerar su contenido no apto para todos los públicos. No sabemos si la controversia venía de la gestación subrogada en sí, de que fueran dos hombres los que buscaban tener un hijo, o de ambas a la vez, pero hay que matizar que los Estados contrarios los podríamos contar con los dedos de una mano.

No cabe duda de lo importante que son las apariciones de la gestación subrogada en series o películas para la normalización del proceso. De acuerdo que sólo lo vemos en series de EE.UU o Reino Unido (hay una versión inglesa), pero no es menos cierto que hoy en día todas estas series están a nuestro alcance por Internet. De hecho en España ya se puede ver la primera temporada por Fox TV.

Si “The new normal” es la serie que más ampliamente trata la subrogación existen otros ejemplos más antiguos. Ya en 1998, en la mítica serie “Friends“, Phoebe se ofrece voluntaria para gestar al hijo de su hermano y su cuñada, o más recientemente en “Modern Family” cuando Claire Dunphy, en una noche regada con alcohol, se ofrece como surrogate de su hermano y su pareja.

En definitiva, distintos ejemplos de como se puede mezclar la gestación subrogada (tanto altruista como comercial) con el humor, haciendo un producto divertido y apto para todos los públicos  ayudando a la difusión y normalización de esta técnica de reproducción asistida.

R&C

Fiesta de aniversario

Este fin de semana ha sido especial y emocionante. Han pasado ya 365 días desde que un mail, a altas horas de la noche, nos avisaba de que al día siguiente nuestro hijo iba a nacer, así que para celebrarlo nos reunimos con amigos  y nuestro hijo “sopló” su primera vela rodeado de cariño y regalos.  De entre todo los regalos hubo uno que nos hizo mucha ilusión. Era un regalo que venía de Atlanta y que nos mandaba(quien fue nuestra surrogate).

Queremos aprovechar este post para hablar un poco de la figura de la surrogate, de como lo enfocábamos al principio y de como fue evolucionando nuestra relación hasta el día de hoy, pasando por momentos buenos y otros no tan buenos.

Para entender la relación nos tenemos que remontar a finales del 2010, momento en el cual tomamos la determinación de empezar un proceso que nos sonaba poco menos que a chino. En ese momento, y todo debido a un desconocimiento total del tema, nuestra intención era la de pasar de puntillas, hacerlo rápido y con los mínimos vínculos emocionales hacia cualquier parte involucrada en la subrogación. Eso nos llevó a descartar los perfiles más altruistas, los de mujeres que querían compartir la “magia de la maternidad” con aquellas parejas que no somos capaces por nuestros medios y buscar algún perfil más práctico, y en esas apareció A. 

A: Mujer de 35 años, madre de dos niños, residente en Atlanta y empleada en una compañía en el departamento de Recursos Humanos. Lo que más nos gustó en ese momento fue su practicidad. Nunca nos habló de “compartir la magia”, sino que nos hablaba de que los embarazos le sentaban bien, y que el dinero ganado le iba a servir de ayuda en la futura educación de sus hijos. Ese punto de vista tan práctico, junto al hecho de tener seguro propio nos llevó a no dudar ni un segundo de que ella iba a ser nuestra surrogate.

Nuestro primer contacto fue bien. Nos conocimos en persona en L.A  durante el proceso de transferencia. Aprovechamos los casi 5 días que estuvimos juntos para hacer turismo por la zona y conocernos un poco mejor, y la impresión de practicidad que tanto nos había gustado se reafirmó, así que empezamos el embarazo contentos y convencidos de nuestra decisión.

Fue durante la evolución del embarazo que esa practicidad tan buscada al principio se volvió en contra nuestra, ya que por el lado médico se comportó de una manera muy profesional, cuidándose como si el hijo fuera suyo, pero por el lado emocional fue bastante fría. Sólo recibíamos mail los días que tenía visita médica para decirnos que todo iba ok y poco más. De hecho adquirimos la postura de “no news, good news”, y así fueron pasando lentamente los meses.

Y así hasta llegar a los seis meses de embarazo, momento en el que decidimos ir a Atlanta a preparar el futuro nacimiento de nuestro hijo. Tenemos que reconocer que íbamos con un poco de recelo hacía ella, pero fue vernos en Atlanta y ver que estaba radiante, bien cuidada y entendimos que su parte del acuerdo lo había cumplido con creces, y que la parte empática era lo que habíamos querido nosotros al principio ,que ella era así y por eso la habíamos escogido a ella. Ese viaje a los 6 meses y el posterior nacimiento del niño hicieron limar asperezas. Nos ayudó en la organización, nos abrió su casa para poder dejar cosas compradas y al final de nuestro viaje organizamos una comida con toda su familia. No podríamos decir que somos amigos, pero si que existe una relación de mucho cariño por ambas partes.

Todo esto lo explicamos para que no se banalice la elección de la surrogate. Hay que pensar que durante un año va a ser la persona más importante de vuestra vida, por lo que pensar el tipo de relación, frecuencia de contacto y el como enfoca ella la subrogación nos parecen puntos importantes para decantarse por una o por otra.

Por nuestra parte poco más, felicitar a Little R por su primer aniversario y agradecer a el regalo mandado, y tal y como le dijimos la última que nos vimos: “thanks for being our surrogate

R&C

Sobre el ánimo de lucro

Uno de los mejores termómetros para evaluar la aceptación o no de la sociedad sobre cualquier tema  son los comentarios a las noticias que aparecen en los medios digitales. El anonimato que  proporciona la red hace que todos podamos expresar sin tapujos nuestra opinión, sin tener que vigilar la posible ofensa que pueden producir nuestros comentarios a un posible interlocutor.

En los últimos dos años, varias han sido las noticias que han ido apareciendo sobre la subrogación. Famosos  explicando su experiencia, problemas burocráticos de parejas a la hora de inscribir a su hijo o simplemente plasmando el elevado número de parejas que tenemos que recurrir anualmente a dicha técnica de reproducción nos ha ido permitiendo evaluar, en función de los comentarios de las noticias, como opina la sociedad española.

Por supuesto que el primer cribaje hay que hacerlo en función del medio digital. Los hay más conservadores, donde los comentarios suelen ser bastante ofensivos a otros más progresistas,  donde impera más el respeto y la libertad individual a la hora de tomar decisiones, pero si algo nos ha sorprendido, ya que es un denominador común sea cual sea el medio, es la crítica que se realiza al hecho de que se pague una compensación a la surrogate mother por los servicios prestados. Existe una corriente (incluso entre profesionales de la reproducción asistida) en el que se defiende la subrogación,  siempre y cuando no haya intercambio de dinero entre las partes interesadas. De hecho, en algunos países como Canadá o Inglaterra la subrogación se regula de esta manera, es decir, hablamos de una subrogación altruista, donde los motivos de la surrogate son única y exclusivamente ayudar a una pareja con problemas a la hora de gestar. Normalmente esta subrogación se lleva a cabo con alguien cercano a tu familia. Desde a la madre/suegra (el útero no tiene edad), a una hermana o una amiga cercana.

El motivo principal dado por los defensores de la subrogación altruista es el peligro que existe de una explotación hacia  mujeres, con el fin de obligarlas a llevar un acto contra su voluntad. Sin querer obviar esa posibilidad, basar tu explicación en esto nos parece cuanto menos pobre. Hay maneras de controlar y evitar que se produzcan situaciones de explotación aun existiendo intercambio de dinero. EE.UU es el ejemplo claro, ya que para ser surrogate tienen que cumplir tres premisas.

1- Haber tenido hijos propios, y demostrar con que no hubo ninguna complicación médica a la hora de tenerlos.

2- Que la surrogate tenga otros ingresos económicos propios, evitando así a profesionales de la subrogación.

3- Pasar exámenes físicos y psíquicos que avalen su capacidad para poder afrontar el proceso.

No queremos entrar en otros países donde se lleva a cabo la subrogación no altruista, básicamente porque no los conocemos, pero si algún día la subrogación fuera legal en España, un modelo como el americano en cuanto a requisitos para la surrogate  sería el ideal. Un modelo donde se pague un servicio, pero eso si, controlado y con requisitos estrictos que eviten la comercialización o explotación de mujeres.

No acabamos  de entender la crítica que provoca que una mujer mayor de edad, en plenas capacidades físicas y psíquicas y bajo la supervisión estricta de unos profesionales que llevan muchos años haciendo este trabajo, decida ganar un dinero ayudando a otra pareja. No podemos olvidar que en EE.UU llevan ya más de 30 años con la subrogación, tiempo más que suficiente para elaborar unos protocolos de actuación que lleven a minimizar los riesgos a tan temida explotación.

Por otro lado, tampoco entendemos la crítica al intercambio de dinero cuando vivimos en un país donde la donación de óvulos se compensa económicamente  y nadie se le pasa por la cabeza hablar de explotación.

No hay que obviar una realidad, cuando hablamos de las  surrogates hablamos de mujeres con ganas de ayudar a otra pareja  mediante la gestación de un bebé. Esas ganas de ayudar, a medida que avanza el embarazo, suelen incluso evolucionar en una amistad, a un deseo y una involucración total para que la historia tenga un final feliz, pero no seamos ilusos, detrás de esa involucración hay un trabajo, unos sacrificios, un tiempo personal destinado a visitas médicas y como es normal, sin una compensación económica pocas serían las dispuestas a pasar por ello.

Vivimos tiempos complejos, donde la expresión “ánimo de lucro” está muy mal vista. Parece que hoy en día sólo vale “el todo gratis”. Sólo hay que ver la que se lió en la red hace poco con la nueva tarifa de whatsapp (!!0,89€ al año¡¡). Es por eso que nosotros nos solidarizamos con esas mujeres que deciden ayudar a una pareja y que por otro lado aprovechan para ganar un dinero por los servicios prestados.

Nos gustaría acabar con una pregunta, si existieran ambas posibilidades de subrogación ¿por cual os decantaríais? ¿os sentiríais más cómodos con vuestra cuñada/madre/suegra/hermana o pagando los servicios de alguien ajeno a vuestro entorno familiar?. Nosotros lo tenemos claro…

R&C

Iniciativa Legislativa Popular (ILP)

Síndrome de Rokitansky, malformaciones de útero, histerectomías, insuficiencia renal (entre otras) son enfermedades que hasta hace bien poco tenían un denominador común: la imposibilidad de tener un hijo. Este impedimento venía dado por la incapacidad biológica para gestar. En algunos casos por la no presencia o mal estado del útero y en otros por el riesgo vital existente de la madre.

Esta incapacidad gestacional tiene hoy en día solución, y se llama gestación subrogada. Aunque parezca mentira, desde hace ya bastantes años somos cientos las parejas españolas que cada año cruzamos medio mundo con una ilusión, que no es otra que la de tener un hijo. Durante muchos años se ha ido llevando todo en secreto. La no legalidad de la práctica junto al poco conocimiento social que existía hacía que las parejas lo viviéramos casi en clandestinidad, con miedo “al que dirán”. Pero llegó Octubre de 2010, momento en el que el gobierno español, debido al alto número de parejas que nos veíamos obligados a recurrir a dicha técnica, lo tuvo que regular, de tal manera que aunque continuaba siendo ilegal en España, cubría legalmente al recién nacido, evitando así que hijos de españoles quedaran sin papeles en su propio país.

A la tranquilidad de saber que no estás haciendo nada ilegal, hay que sumar la naturalidad con la que se vive la gestación subrogada en EE.UU. Todo está muy atado, nadie queda legalmente desamparado y tanto tus derechos como tus obligaciones están muy claras y definidas.

Esta suma de legalidad y naturalidad fue la que nos llevó a escribir este blog. Intentar explicar que a pesar de que es un proceso largo y cansado, funciona, y de la misma manera que nosotros utilizamos un blog para explicarlo, otras personas han utilizado la televisión y otras un libro, pero lo más importante es que las parejas heterosexuales le vamos perdiendo el miedo a explicar como funciona esta técnica de reproducción asistida, que nos abrió las puertas a la posibilidad de poder formar una familia.

La evolución social que se ha dado en España desde el 2010 ha sido espectacular. El término “vientre de alquiler” ya es conocido. Mucha gente no conocerá al detalle la práctica en sí, pero si saben que una tercera persona gesta a un bebé que es de otros padres. Hoy en día ya se sabe que muchos famosos han optado por esta técnica, y cada vez más los que no somos famosos no tenemos ningún problema en dar la cara y decir que nuestro hijo nació por gestación subrogada.

Pero existe un problema, su elevado precio. Hablamos de una media de 100.000€, sin incluir los distintos viajes que hay que realizar. No escapa a nadie que se trata de una cantidad muy elevada, y más hoy en día con la situación que vive nuestro país, y que muchas son las parejas que podrían resolver su problema de infertilidad mediante un proceso de gestación subrogada. Esto ha llevado a un grupo de personas de Lugo a promover una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para que España regule y legalice la gestación subrogada (ver noticia). Para que una ILP sea admitida a trámite se necesitan 500.000 firmas en un periodo de nueve meses. Para difundir la iniciativa han creado una página en Facebook , y una cuenta en Twitter (@GSubrogada).

Para firmar habrá distintos puntos en España para firmar “in situ” o a través de Internet, con DNI electrónico o certificado digital. Por descontado que nuestra firma la tienen, vamos a ver si conseguimos entre todos, que en uno de los países mas avanzados en cuanto a reproducción asistida, la gestación subrogada esté al alcance de todas aquellas parejas que lo necesiten.

Mucha suerte!

R&C

Novedades (II)

Las desgracias nunca vienen solas. A la posible revocación de la ley orgánica que nos ampara a los ciudadanos españoles que recurrimos la gestación subrogada ( se encuentra en el Tribunal Supremo a la espera de una resolución) hay que añadir un nuevo contratiempo. Tal y como hemos ido contando en posts anteriores, dos eran los países a los cuales se podía acudir con todas las condiciones necesarias para afrontar un proceso ya de por sí complejo. Ese número se ha reducido a uno, ya que hoy por hoy, después de las nuevas regulaciones del gobierno hindú, sólo EE.UU es un destino que cumpla con todos los requisitos médicos y legales requeridos.

¿Qué ha cambiado en la India?

Hacía tiempo que se sabía que el gobierno de la India quería regular el tema de la gestación subrogada, lo que nadie se esperaba es que las condiciones a cumplir iban a ser tan duras. Lo que han hecho ha sido elaborar una lista con tres condiciones para obtener un visado, un visado especial que te permite llevar a cabo el proceso de gestación subrogada. Estas tres condiciones son:

1-     Ser pareja heterosexual.

2-     Llevar, por lo menos, dos años casados.

3-     Una carta del país de origen de los padres (en nuestro caso España o Chile), diciendo que la subrogación es aceptada en su país de origen, y que no pondrán ningún impedimento a la hora de gestionar el pasaporte del futuro bebé.

Los puntos 1 y 2 no necesitan mucha más explicación. Ya con estos dos puntos se cargan de un plumazo a parejas gays, padres solteros y parejas heterosexuales no casadas, pero no así el punto 3. Es este punto el que la industria del turismo médico indio está intentando negociar, mediante conversaciones con el Ministerio de Inmigración.

¿Qué quieren cambiar?

Básicamente lo que  buscan es suavizar las exigencias requeridas para obtener la visa. Como os podéis imaginar la mayoría de países no están dispuestos a redactar la carta, por lo que su campo de acción quedaría reducido a aquellos países donde si el legal la subrogación. Lo que están intentando negociar es que la carta de los consulados sólo necesite el compromiso de que facilitarán el pasaporte al recién nacido para volver a casa.

La ley ya ha entrado en vigor, por lo que a día de hoy, ya no es posible acudir a la India.

¿Cómo nos afecta a las parejas españolas?

Mucho. Estamos hablando del que era destino número uno de parejas españolas. Su bajo precio en comparación con los EE.UU, junto a las garantías legales y médicas que te ofrecían, lo hacía un destino muy atractivo. Si es cierto que había cosas que no nos gustaban si lo comparábamos con EE.UU ( la relación con la surrogate, la tramitación del pasaporte), pero no hay que obviar que no todo el mundo tiene 100.000 € y que a pesar de ciertos puntos negativos, era un país que te ofrecía la posibilidad de formar una familia.

¿Qué va a pasar ahora?

Es indudable que la gestación subrogada es un negocio muy rentable que lleva cada año a muchas parejas a gastarse miles de € en busca de una ilusión,  y que “a rey muerto, rey puesto”. Existe una gran industria alrededor,  la cual no se va a quedar de brazos cruzados, por lo que ya deben estar mirando otros países donde hacer posible la subrogación a un precio más económico. Las primeras voces llegan ya desde Tailandia, país donde aún no existe legislación alguna, pero donde la industria parece que ya ha puesto sus ojos.

R&C

Balance anual

Una de las mejores frases para describir como se siente uno pasada cierta edad es la que dice que parece que vayas montado en una cinta transportadora, la cual cada vez va adquiriendo más velocidad, no permitiéndote muchas veces disfrutar o contemplar todo aquello que vas dejando atrás. La rutina, el exceso de trabajo junto con el tono cada vez más gris oscuro que está adoptando España hacen que dicha cinta, en ciertos momentos, se acelere más de la cuenta, por lo que de vez en cuando hay que parar, mirar atrás, aprender y corregir.

Uno de los mejores momentos para hacerlo es con el cambio de año. Es una gran oportunidad para hacer balance de lo hecho en el pasado y propósitos que hacer en el futuro, que hagan que dicha cinta transportadora no vaya tan rápido o que por lo menos no nos haga sentir que nos estamos dejando muchas cosas detrás. Entre todas las actividades que hemos llevado a cabo este año ya pasado está el blog, así que en el post de hoy vamos a hacer balance de cómo hemos visto evolucionar la subrogación en España durante este año 2012 así como la evolución del blog, para ver donde estábamos, hasta donde hemos llegado y hacia donde nos gustaría ir.

1- Subrogación en España:

El balance que podemos hacer de este 2012 es muy bueno. Si 2011 fue el año donde se sentaron las bases legales para cubrir a las parejas españolas que recurríamos a la subrogación para formar familia, el año que dejamos atrás ha servido mucho para la “normalización” del proceso. Programas de TV (ver post), películas (ver post), debates, foros (ver post) y blogs han hecho que saliera a la luz una realidad que llevaba mucho tiempo tapada. Hoy en día somos muchas  las parejas que decimos sin ningún miedo ni vergüenza que nuestro hijo fue gestado en un útero ajeno y cada día son más las parejas que se plantean la subrogación como método de reproducción asistida. Aún queda mucho, el camino hasta la normalización total será muy largo, y seguro que siempre habrá gente que no esté de acuerdo, que nos lo compare con “comprar un útero”, pero si miramos como estábamos hace dos años a como estamos hoy, sólo podemos tener un sentimiento de felicidad y optimismo.

Sobre 2013 esperamos que dicho proceso de “normalización” siga su curso. Irá más o menos rápido, pero lo que si tenemos claro es que no irá en retroceso. La no revocación del matrimonio entre dos personas del mismo género por parte del Tribunal Constitucional es, bajo nuestro punto de vista, una gran noticia para todos. El amparo legal de este nuevo tipo de familia, junto con la cada vez más visibilización de las parejas heterosexuales van a ir dando cada vez más notoriedad a la subrogación. No aspiramos a que sea una práctica legal en España, aún es muy pronto y los que nos gobiernan tienen otras cosas en las que pensar, pero viendo como ha evolucionado todo en dos años quien sabe, quizás más pronto que tarde podamos ver en España la subrogación como una técnica más de reproducción asistida.

2- El blog:

El balance también es muy positivo. Hay que tener en cuenta, que cuando empezamos a escribir el blog no teníamos ningún propósito más que el de servir de ayuda a parejas que se plantearan la subrogación y el de poder contactar con otras parejas para que entre todos hacer el camino mucho más llevadero. Los resultados han sido espectaculares. Hemos tenido la ocasión de contactar con más de 20 parejas interesadas o metidas de lleno en el proceso, lo que nos ha demostrado que somos muchos más de los que te imaginas cuando empiezas.

Por otro lado ha habido sorpresas que no esperábamos. Hemos sido invitados a programas de TV ( por diversos motivos no pudimos asistir), a congresos (ver post), y lo que más nos ha sorprendido ha sido el elevado número de visitas de otros países que hemos recibido (más de 30 países).

Para el 2013 continuaremos igual, explicando cualquier novedad que vaya apareciendo y aportando nuestro granito de arena para que la subrogación sea vista como lo que realmente es, una técnica de reproducción asistida que permite que cientos de parejas puedan conseguir formar una familia.

Para acabar queremos decir que vamos a estar un poco desconectados. El mes que viene nos vamos a Chile para que Little R se empape de su otro 50%, abuelos y tíos lo están esperando con los brazos abiertos, por lo que poco tiempo vamos a tener para escribir.

R&C

PD: Por cierto,feliz año nuevo a todos

Planeando el futuro

Decir que el tiempo pasa volando es una obviedad. Han pasado ya más de siete meses del nacimiento de Little R , y cada día que pasa nos sentimos más orgullosos y convencidos del paso que dimos para tener un hijo y formar una familia. De hecho estamos tan contentos que la idea de darle un hermanito/a el dia de mañana es cada vez más consistente. Ya hemos comentado varias veces en el blog, que en el caso de buscar otro hijo, la subrogación sería el camino que volveríamos a seguir. Conocemos el método y sabemos de su fiabilidad, pero sabemos también el precio que tiene y con la que está cayendo en nuestro país, uno no sabe como estarán las cosas en un par de años (cuando nos gustaría volver a intentarlo).

Esta incertidumbre económica, junto a las ganas de volver en el futuro a ser padres nos han llevado a buscar información sobre la subrogación más allá de EEUU. Saber un poco a que países podríamos recurrir, sus pros y sus contras y en que cambian respecto a la subrogación en EEUU. Después de buscar y comparar, sólo hemos encontrado un país que reúna las condiciones necesarias de legalidad y tranquilidad, entendiendo por tranquilidad el saber de parejas españolas que han acabado con éxito el proceso.

Dicho país es la India. Muchas son las parejas que vuelan cada año (nos atreveríamos a decir que más que a EEUU) en busca de un hijo. Su precio más asequible, junto a las garantías médicas y legales que ofrecen el país lo convierten en un destino atractivo. Lo que queremos explicar hoy es que nos gusta y que no nos gusta del proceso de subrogación en la India, comparándolo con EEUU y dando por sentado que el nivel médico y el amparo legal son iguales en ambos países.

Que nos gusta de la India:

1-     Por descontado que un punto muy importante a favor de la India es su precio. Hablamos de 1/3 parte de lo que pagas en EEUU. Para que nos entendamos, lo que en EEUU te suponen unos 120.000€ en la India lo tienes por unos 40.000€.

2-     La parte burocrática es mucho más rápida que en EEUU, entendiendo por parte burocrática a todo el papeleo que hay antes de empezar con toda la parte médica.

3-     No hay problema legal alguno si se quieren tener gemelos, a diferencia de EEUU donde la inexistencia de un seguro que cubra el nacimiento de gemelos te expone a un riesgo económico inviable.

Que nos gusta de EEUU:

1-     La inscripción del niño en la embajada española. La India, al igual que España, la ley se reduce al concepto de parir. Es decir, la madre es la que pare, por lo que en el certificado de nacimiento constarán el nombre del padre biológico y el de la surrogate hindú. Al cabo de un mes, la surrogate hindú va a renunciar al niño, y es en este momento cuando la madre biológica puede empezar un proceso de adopción, en cambio en EEUU el certificado de nacimiento ya viene a nombre de los dos padres biológicos, ya que previamente o en el momento del nacimiento (depende de cada estado) hay un juicio donde la surrogate renuncia a cualquier filiación con el bebé.

2-     La relación con la surrogate: Así como en EEUU es con las surrogates con las que llevas el embarazo (una vez se confirma el embarazo, la comunicación con la agencia y con la clínica va desapareciendo paulatinamente) en la India poco contacto tienes con la surrogate, de hecho puede pasar que no la conozcas hasta el mismo momento del parto, siendo la clínica quien te va ofreciendo datos periódicos de cómo va evolucionando el embarazo.

Como  hemos comentado en varias ocasiones,  uno de los motivos que nos hizo decidir por la subrogación fue el de poder vivir un embarazo, el de ir sabiendo como iba evolucionando, para así poder conocer detalles más emotivos como el de la primera patada, si se movía mucho o no y el poder tener contacto directo con la surrogate siempre que lo deseáramos. Esta relación en la India no es posible. Como ya hemos dicho antes, apenas existe relación alguna, ya que es la clínica quien elige a la surrogate y son ellos los que te van mandando la información periódica de cómo va evolucionando el embarazo.

Estos son a grandes rasgos las principales diferencias entre ambos países. Hemos leído también que existen otros países donde la subrogación parece legal. Decimos parece porque no hemos podido encontrar ni una sola referencia o historia personal garantizando que no queda ningún cabo suelto, por lo que bajo nuestro punto de vista, a dia de hoy, aconsejaríamos que si estáis interesados en iniciar el proceso, sólo busquéis información de EEUU y la India, que son los dos países que ofrecen todas las garantías necesarias.

R&C

 Nos gustaría matizar también que la información que publicamos sobre la India es basada en lo que hemos ido encontrando en Internet, por lo que podríamos incurrir en algún error. Por supuesto, si alguien que haya pasado por ello  lee esto y quiere añadir/corregir alguna cosa (no sólo de la India) nosotros encantados.

Congreso AFIN

AFIN es un grupo de investigación/acción sobre infancias, juventudes y familias de diversas culturas y orígenes que pertenece a la Universitat Autònoma de Barcelona,  integrado por profesionales de la antropología social, las ciencias de la educación, el derecho, la medicina, la psicología, la sociología y el trabajo social, pertenecientes a diversas universidades e instituciones, entidades y servicios, públicos y privados.

Pues bien, el grupo AFIN organiza su congreso anual este próximo fin de semana en Valladolid y C ha sido invitada para dar su punto de vista sobre uno de los temas tratados en el congreso,  que como os podéis imaginar se trata de la subrogación. Más allá de la parte técnica, la cual va ser vista por encima, el motivo de la ponencia va a una parte más emocional.  Aquella parte que empezó en plena adolescencia de C, exactamente cuando tenía 15 años (una edad, no nos engañemos, muy dura para asimilar que no podrás gestar tus propios hijos, lo que equivalía en aquella época a despedirte de tener hijos biológicos propios), con sus frustraciones, emociones e ilusiones que se han ido produciendo a lo largo de los años posteriores, hasta el feliz desenlace que supuso el nacimiento de Little R. Por supuesto también serán analizados la relación que se produjo entre C y la surrogate a lo largo de todo el proceso de subrogación, y donde frustración, ilusión y empatía aparecen también a partes iguales.

Queremos destacar también que nos alegra mucho que el blog haya sido el nexo entre el grupo AFIN y nosotros, ya que a pesar de que el objetivo primordial del blog sigue siendo el apoyo a parejas que puedan estar interesadas en la subrogación, ver como cada vez más ámbitos de la sociedad muestran interés en la subrogación (una técnica de reproducción asistida que no nos cansaremos de repetir que ayuda a cientos de parejas anualmente a formar família), nos llena de satisfacción y alegría.

Hoy el post lo escribo sólo yo. No es la tónica habitual, ya que este blog ha sido un trabajo en equipo, escrito a partes iguales entre C y yo mismo, pero quiero aprovechar estas lineas para agradecerle el valor y determinación que hicieron que al final aceptara empezar el largo viaje de buscar un hijo mediante la subrogación. Nunca había sentido la necesidad imperiosa de tener hijos, era algo que si algún dia llegaba bien, pero no lo veia como algo fundamental en mi vida. Cuando C me comentó por primera vez la posibilidad de la subrogación tengo que reconocer que una mezcla de miedo y vértigo me invadió. El elevado precio y el pensar que otra mujer gestaría a mi hijo me frenaba mucho, pero hoy sólo puedo agradecerle su decisión, valor y entereza, cualidades que se empezaron a formar mucho tiempo atrás, cuando aún era una adolescente de 15 años…

R

Libres de responsabilidad…

Se acabó. Ahora si podemos decir que nuestro vínculo con EEUU ha llegado a su fin. Ya no habrá más ” monthly client expense account reports” desgranándonos los gastos que ha habido mes a mes, ni sustos inesperados que puedan suponer el desembolso de más dinero. Y es que para la finalización del proceso tendríamos que separar el final emocional, que fue nacimiento del bebé, con el final práctico, cuando la agencia y la compañía de seguros cierran nuestra cuenta, y esto sucede 6 meses después del nacimiento. En nuestro caso el final emocional se produjo el 26/04, por lo que hasta el 26/10 no se pudo hacer balance final de todo el proceso. Durante estos 6 meses la agencia y la compañía de seguros, cuenta con el dinero restante y de los deducibles, por si es necesario para cerrar los últimos gastos.

Para que os pueda servir de referencia, el dinero que teníamos era:

-Compañía de seguros: Los deducibles que tuvimos que pagar fueron $15.000. Lo que nos devuelven serán aproximadamente $12.500. Hay que tener en cuenta que no hubo ninguna complicación con el nacimiento de Little R, pero siempre hay algún gasto que no va incluido en el seguro, como por ejemplo el pediatra (2 visitas) que atendió al niño durante el mes que estuvimos en Atlanta.

-Agencia: De los más de $140.000 que ingresamos al principio del proceso,  nos ha quedado un excedente de 2.500$, así es que, como podéis ver, el cálculo que suelen hacer se aproxima bastante al valor final a pagar.

Ahora si, ya libres de ataduras, queremos agradecer a este país  la opción de cumplir el sueño de formar una familia, y esperamos que no pase mucho tiempo antes de volver (ya estamos en plan de ahorro), ya que si alguna cosa tenemos clara es que la subrogación va a volver a ser el medio para darle un hermanito/a a Little R

R&C+r

Baby Mama (Mamá de alquiler)

BabyMama.jpgHace un par de días, haciendo zapping por los casi 200 canales que existen hoy en dia en TV, uno nos llamó la atención. El motivo de dicho interés vino dado por el anuncio de una película que darían 2 horas más tarde, cuyo argumento principal era la subrogación (trailer) . La película en sí no tiene mucho, es una típica comedia americana con ciertos toques de humor y una ligereza que lleva a ciertos momentos de frivolidad, pero – más allá de la película en sí – lo que nos gustaría destacar, es lo mucho que creemos que puede servir para la normalización de la subrogación dentro de la sociedad el hecho de poder encontrar ya una película que trate tan abiertamente un tema tan desconocido para la mayoría. Sé que muchos podéis pensar que sólo se trata de una película, que no hay para tanto, una película – además – bastante mala, que igual ni ha pasado por el cine. Pero cuando uno lleva viendo los avances que se han producido en estos dos últimos años, el encontrarte una película que hable abiertamente de este tema (aunque sea mala) te confirma que ya se ha dado un pasito más en todo lo referido a la normalización social de la subrogación como método de reproducción asistida.

Nosotros somos de los que pensamos que el crecimiento de la subrogación es imparable, básicamente porque funciona y porque existen los mecanismos necesarios para crear una red de trabajo donde ninguna de las 3 partes (intended parents, surrogate mother y bebé) puedan quedar desamparados en ningún momento, y donde todo – excepto el tema de tener gemelos – está atado y firmado. Sólo tenemos que comparar la España de Septiembre de 2010 (cuando empezamos) a la España de hoy en día. En estos casi 2 años ya ha habido una primera regulación oficial al respecto, y distintos personajes públicos han salido a la luz explicando que han tenido hijos por subrogación.

Tampoco hay que obviar que dicho aumento de la notoriedad de la subrogación ha venido de la mano de uno de los grandes cambios que estamos viviendo en nuestra sociedad. Dicho cambio no es otro que el de “concepto de familia” tal y como lo habíamos conocido hasta ahora, que no era otra que el estructurado por un hombre y una mujer. Hoy en día dicha estructura familiar ha cambiado, ya existen familias monoparentales por decisión propia, familias formadas por dos personas del mismo género con sus hijos, con los mismos derechos y las mismas obligaciones y con la subrogación como método para formar una familia. Esto está llevando a un mayor conocimiento del término (que no de la técnica) “vientre de alquiler“. ¿Quien no sabe ya en España que Miguel Bosé (ejemplo de familia monoparental) y Quique Sarasola con su marido han sido padres por subrogación?. O si nos vamos un poco más lejos, Elton John y Ricky Martin…

Las parejas heterosexuales continuamos más “escondidas”. Si que podemos encontrar ejemplos como el de Sara Jessica Parker y Nicole Kidman con sus respectivos maridos, pero poco más encuentra uno por la red (aparte, claro, de parejade3 😉 ). Pero tampoco nos preocupa mucho la verdad, creemos que la importancia está en que se hable de subrogación, independientemente de la persona/pareja en cuestión, ya que si todos asumimos que el cambio de modelo familiar es imparable, la subrogación lo será también, y aquí ganaremos todos, ya seamos heterosexuales, gays, con pareja o sin pareja.

Po otro lado también comentar que en el último post no nos explicamos muy bien. Diversa gente ya nos ha comentado que da toda la impresión de que hasta aquí llegábamos, y no es así! Lo que quisimos plasmar fue que nuestra historia ya no daba más de sí, que no nos quedaba nada más que aportar, y que por tanto queríamos darle un nuevo enfoque al blog. Tal y como ya hemos dicho alguna vez, si algún dia nos decidimos a tener un segundo hijo, el método utilizado será la subrogación, es por eso que nuestros pasos van a ir dirigidos a recopilar el máximo de información posible para futuras decisiones. Nos gustaría comparar con otras experiencias, observar las diferencias de metodología entre las distintas agencias, y a partir de dichas comparaciones ir sabiendo qué es lo que hay exactamente en el mercado. Es con esta información por donde queremos que evolucione el blog, y a sabiendas de que será un proceso largo y lento, no nos podemos quejar!, ya son varios los testimonios de parejas que hemos conocido, testimonios que nos ayudan a tener un poco más de perspectiva en cuanto a funcionamientos, precios, etc. Es por eso que nos despedimos con un hasta pronto, igual que hicimos en el post anterior, estaremos investigando más sobre este tema, y esperamos que esta vez hayamos conseguido explicarnos un poquito mejor…

R&C
ramonycarla@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: