Papá, mamá. ¿En que barriga estuve yo?

Pues si, el día que tanto nos habíamos imaginado y visualizado en nuestras cabezas llegó, de la manera que siempre suelen llegar estas cosas, de imprevisto y cuando menos te lo esperas. Fue durante estas últimas fiestas de navidad, estando los tres en casa y con la tele de fondo encendida. No os sabríamos decir exactamente que había, si una película o un anuncio, pero algo relacionado con un embarazo llamó la atención de r, produciéndose el siguiente diálogo:

r: ¿Por qué los niños pequeños están en la barriga de sus mamás?

Nosotros: Porque tienen que crecer y estar fuertes.

r: y yo ¿estuve un tu barriga mamá?

Mamá: Ya sabes que no, mi barriga estaba enferma y tuviste que estar en otra barriga.

Aquí un pequeño inciso. Hasta este punto de la conversación habíamos llegado alguna vez pero nunca habíamos pasado de este punto

r: ¿y en que barriga estuve yo?

Nosotros: Glups…. ¿Te acuerdas de A, la amiga de los papás con la que de vez en cuando hablamos por skype? Pues en su barriga estuviste. El Dr. Kolb cogió un trocito de papá, un trocito de mamá, los juntó como una bolita de plastelina y saliste tu,  y te metió dentro de la barriga de para que te hicieras grande y fuerte.

r: ahhh…

Tres segundos más tarde su cabeza ya estaba en otra parte, con alguno de los juguetes nuevos que Papá Noel le había traído, y nosotros aliviados de haber pasado este primer contacto con sus orígenes de una manera tan normal e improvisada. Si de algo nos reafirmamos de nuestra actitud respecto al nacimiento de nuestro hijo por GS es que la transparencia ayuda mucho, es decir, y por poner algún ejemplo, el hecho de haberle introducido la figura de A desde el primer día, de él haberla visto en fotos o en directo vía skype, nos ha servido para que él pueda poner una cara, entender quien es esa persona que vive en la misma ciudad que él nació y de la que le hablamos a menudo.

No sabemos cómo serán sus reacciones futuras, en breves meses cumplirá los cuatro años por lo que aún es muy pequeño, pero lo que si tenemos muy claro es que ante un exceso o defecto de transparencia preferimos pecar de exceso  (último ejemplo con su profesora del colegio, quien ya lo sabía, pero la quisimos alertar de que habíamos empezado un segundo proceso y que él ya entendía más o menos como había nacido).

Para acabar os enlazaremos un reportaje que se emitió en Noticias Cuatro en el que aparecemos ( ver noticias) . Sale a partir del minuto 29.04 seg.

¡Feliz año 2016!

R&C

PD: Nuestro segundo proceso va moviéndose, lento pero seguro. Aún no tenemos noticias significativas pero esperamos en breve poder contar algún avance significativo.

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: