Utah

Vamos a ir empezando a desgranar los puntos clave de nuestro segundo proceso, empezando por el que consideramos uno de los más importantes que existen, y que no es otro que el Estado donde nuestro futuro hijo nacerá. Tal y como comentamos en el título será en Utah.

1- ¿Qué nos llevó hasta Utah?

Tal y como comentamos en el post anterior, debido a las ganas de tener otro hijo pero sin el dinero necesario para repetir nuestro primer proceso, se nos pasó por la cabeza mirar la opción de Canadá. Con esta idea contactamos con el responsable de una agencia de intermediación con el que ya teníamos relación y que conoce bien los pros y los contras de Canadá. Como ya hemos comentado alguna vez, Canadá reúne una serie de ventajas económicas que lo hacen un destino muy atractivo. El hecho de que la sanidad pública financie el proceso hace que el precio total a pagar sea más bajo que en EE.UU pero no podemos obviar que hay ciertos aspectos que hay que tener en cuenta. El primero sería la prohibición de pagar compensación económica a la gestante, lo que lleva a un tiempo de espera mayor que en EE.UU, y el segundo sería la poca profesionalización de las agencias, debido también a restricciones legales, que hacen que los canales comunicativos puedan ser lentos y engorrosos. A estos inconvenientes había que sumarle el transporte de embriones de un país a otro.

Ante estas perspectivas nos planteó la opción de Utah, Estado con una legislación muy garantista, que se adapta perfectamente a nuestro perfil, y con unos precios más razonables que en California.

2- Ley de GS en Utah:

Vamos a desgranar la Ley del Estado de Utah.

2.1- Requisitos para las gestantes:

  • Haber tenido un hijo previamente.
  • No puede usar su propio material genético
  • Debe tener 21 años o más.
  • Debe ser residente de Utah.
  • Debe participar en un programa de asesoramiento psicológico.
  • No puede estar en ningún programa de seguros de salud del Gobierno de los EE.UU (Medicaid) y evitar así a mujeres necesitadas económicamente.

2.2- Requisitos para los IP:

  • Sólo abierto a parejas heterosexuales, casadas, donde ella debe mostrar su incapacidad para poder gestar.
  • Él o/y ella deben aportar el material genético.
  • Deben participar en un programa de asesoramiento psicológico.

2.3- Establecer un contrato de GS en Utah:

  • El contrato tiene que ser validado por un juez, por lo que no se inicia proceso alguno sin la previa autorización de la corte, asegurándose así que se cumplen todos los requisitos  marcados por la Ley.
  • Por lo tanto es un Estado prebirth,  ya que otorga la filiación antes de nacer (de hecho es lo primero que otorga)
  • La gestante tiene control absoluto sobre las decisiones médicas que se vayan produciendo durante el embarazo, incluyendo la medicación a tomar o terminar con el embarazo.
  • Se puede compensar económicamente a la gestante. De hecho la Ley habla de una compensación razonable, sin especificar el importe total (las compensaciones oscilan entre $20.000 y $25.000).

R&C

Etiquetas: , , ,

4 responses to “Utah”

  1. Andrea says :

    Ramon y Carla!
    Qué ilusión! Hacía mucho que no visitaba vuestro blog y ahora me encuentro con que estais con el hermanito!😀
    Os deseo lo mejor en este segundo proceso. A partir de ahora os seguiré con mucha atención para aprender de nuevo de vosotros.Vuestro blog me ayudó muchisimo cuando estabamos empezando nuestro camino, nunca lo olvidaré. Nosotros también queremos ampliar la familia en un futuro😀
    Un abrazo muy grande!

    • R&C says :

      Gracias Andrea! así es, de nuevo con los nervios, miedos y esperanzas que rodean siempre a este proceso (que te vamos a contar) pero ilusionados, así que esperamos que lo que vayas leyendo sean buenas noticias al respecto.
      Abrazos!

  2. Goliat says :

    Hola, solo un comentario. Actualmente me parece que la GS en Utah también esta abierta a matrimonios homosexuales. Todo se debe a que ya es posible a que esté permitido el matrimonio homosexual es todo USA.

    • R&C says :

      Hola. Gracias por la información. Si habíamos escuchado que ya se podía, justo desde el momento en que el matrimonio homosexual pasó a ser Ley Federal, pero al no haber jurisprudencia al respecto preferimos mostrarnos cautos al respecto.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: