Culpables por acción y por omisión

Hoy nos hemos levantado con una propuesta de una Asociación llamada Hazteoir.com que pide lo siguiente:

Me llamo Gammy y mi madre tuvo que alquilar su vientre para que mi hermana y yo pudiéramos nacer. Somos gemelas. Nos concibieron por encargo.

Mi hermana nació sana y se la llevaron a vivir a Australia con las personas que habían pagado por nosotras.

Pero yo tengo síndrome de Down y me abandonaron al nacer.

Al principio, quisieron que mi madre me abortara, pero ella se negó y, entonces, quienes me habían comprado, me desecharon, me separaron de mi hermana y me dejaron junto a mi madre.

Estar con mi madre es lo mejor que me ha podido pasar en este año de vida. Mi madre es la mejor madre del mundo y me quiere mucho.

Pero hay cientos de niños que nacen cada año como si fueran una mercancía que se puede comprar. Ojalá mi historia sirva para que ni un niño más sea tratado así. 

Di NO a la maternidad de alquiler para que niños como Gammy no sean vendidos y abandonados:

http://hazteoir.org/alerta/64085-madres-alquiler-y-ninos-encargo-no-gracias

Esta es la historia que Gammy contaría hoy, si pudiera hablar. Gammy tiene un año. Y esto es lo que contará algún día, cuando crezca. La maternidad comercial tiene implicaciones éticas muy serias para la dignidad de la vida humana, la integridad de las mujeres y los derechos de la infancia. No permitas que se legalice en España. Firma para decir NO a la iniciativa legislativa popular que pretende aprobar la maternidad de alquiler en España:

http://hazteoir.org/alerta/64085-madres-alquiler-y-ninos-encargo-no-gracias

La maternidad comercial es un lucrativo negocio privado. Consiste en “encargar” niños a “madres de alquiler” que los gestan mediante inseminación artificial o fecundación in vitro, a cambio del pago de unas tarifas que oscilan entre los 33.000 y los 80.000 euros, dependiendo del país donde se presten estos servicios.

Algunos famosos del mundo del espectáculo han “tenido” así a sus hijos. Distintos colectivos, entre ellos el lobby gay, están intentando importar a España la “maternidad subrogada”, que ya es legal en Estados Unidos, Rusia o India, entre otros países. Promueven una ILP (iniciativa legislativa popular) para conseguirlo.

Hay demasiadas implicaciones éticas en la “maternidad de alquiler” como para dejar que esta ILP salga adelante, sin más. Únete para decir NO a la maternidad subrogada. Firma para pedir al Gobierno que no legalice el negocio de los “vientres de alquiler”, que vulnera derechos humanos fundamentales:

http://hazteoir.org/alerta/64085-madres-alquiler-y-ninos-encargo-no-gracias

Los niños no son mercancía, ni las mujeres son herramientas reproductivas. La práctica de la “maternidad subrogada” tiene consecuencias éticas nefastas:

  • La concepción de niños “a medida”. El caso de Gammy ha conmovido al mundo al mostrar lo cruel que puede llegar a ser un negocio basado en tratar a los niños como mercancía encargada a la carta, y a las mujeres, como simples herramientas reproductivas..
  • La manipulación de embriones humanos; la selección y el desecho de vidas humanas en estado embrionario para satisfacer los deseos de paternidad selectiva de las parejas que acuden a los servicios de maternidad subrogada.
  • La degradación de las mujeres a la condición de simples “vientres de alquiler”.
  • El tratamiento de los niños nacidos en este negocio como mercancía.
  • En el caso de las parejas del mismo sexo que recurren a estos servicios, se vulnera el derecho de los niños a tener un padre y una madre.

Firmando esta alerta, estarás abriendo un debate cívico imprescindible para advertir sobre las implicaciones éticas y jurídicas de importar a España la llamada “maternidad subrogada”:

http://hazteoir.org/alerta/64085-madres-alquiler-y-ninos-encargo-no-gracias

¡Gracias por defender los derechos humanos, la dignidad de la vida concebida y la integridad de la mujer!

Gádor Joya y todo el equipo HO

PD.- Los impulsores de la maternidad subrogada en España intentan que la ILP se apruebe cuanto antes, y sin hacer ruido. Quieren hurtar este importantísimo debate a la sociedad. No lo permitas. Difunde esta alerta todo lo que puedas y anima a firmarla. Reenvía este email a tus contactos e invítales a entrar en este enlace y firmar la petición. ¡Gracias!

 

Casi nada verdad…en fin, que podemos esperar de esta gente que son los mismos que defendían la “Ley Gallardon” sobre el aborto o que estaban en contra del matrimonio igualitario. Cuando hablamos de ellos lo hacemos también del sector más duro del PP, del canal 13TV o de Rouco Varela por lo que no debe sorprendernos (eso no quiere decir que no deba indignarnos) la falta de ética y de rigor a la hora de plantear la GS. Lo único que les diría si tuviera la ocasión de tenerlos cara a cara es que cualquiera que conozca como funciona un proceso de GS bien regulado va a criticar lo que pasó en Tailandia con esta niña, y que  su actitud de prohibición y de no regulación es la que provoca estas situaciones, por lo que yo les acuso de ser cómplices de que se den estos casos que a TODOS nos ponen los pelos de punta.

Si a este gente ( y a los que piensan como ellos) los acuso de “cómplices por omisión” (no querer afrontar una realidad, debido a un componente moral, produciendo con su actitud malas prácticas y clandestinidad) hay otro grupo que tienen mucha más responsabilidad de que se den estas situaciones, y los acuso de “cómplices por acción”. Por desgracia forman parte del sector y los tenemos en casa, campando a sus anchas y sin nadie que ponga coto a sus malas prácticas. Gente que se piensa que las Leyes no están para cumplirlas sino para adaptarlas a su antojo, produciendo con ello situaciones tan desagradables como las que vivieron en Tailandia o las que se están produciendo hoy en día en México. Gente  que montan agencias de asesoramiento para (des)asesorar a personas/parejas que lo único que buscan es lo mismo que buscamos nosotros años atrás y a quienes les confían sus esperanzas y destinos. Si, a vosotros os acuso directamente de dar carnaza a nuestros enemigos, a vosotros os acuso de lanzar a los leones a familias que se fiaron de vosotros y de vuestros conocimientos y a vosotros os acuso de jodernos a todos aquellos que llevamos años intentando normalizar una técnica de reproducción asistida que, bien regulada, nos ha dado a muchos la mayor alegría de nuestras vidas.

Por suerte hay que decir que no son todas las agencias las que provocan este tipo de situaciones y no quiero que esto suene como un ataque hacia la figura del intermediario, muy necesaria por otro lado. Yo mismo tengo relación con más de una persona que se dedica a intermediar en procesos de GS y no tengo ningún motivo por los que dudar de su mala fe. El único consejo que os puedo dar a aquellos que penséis en acudir a un proceso de GS fuera de los EE.UU es que no lo baséis todo a la opinión del intermediario. Preguntad por cuenta propia en la Embajada del país que os ofrezcan (México, Grecia…) , llamad al Consulado español del país en cuestión y contactad con los responsables de emitir pasaportes (ya sea el del país de origen o el español). Aseguraros primero de si realmente es legal llevar un proceso de GS (que un Código Civil lo contemple no quiere decir que esté regulado). Sed en cierta manera responsables de vuestras decisiones, ya que al final los que os vais a encontrar el problema sois vosotros y no ellos.

R&

Etiquetas: ,

6 responses to “Culpables por acción y por omisión”

  1. Anónimo says :

    Una vez más, impecable!

  2. Fernando Poo says :

    Apreciado R&C

    Aun no estando de acuerdo con la opinión de HazteOír, estoy más en desacuerdo con tu post que contiene una posición profundamente anti-democrática.

    Todo el mundo tienen derecho a expresar sus opiniones y a tratar de influir en la sociedad. Una ILP es tratar de imponer una forma de moral sobre el resto de la población, lo cuál no es incorrecto en democracia, ¿por qué no va a ser correcto opinar y promover lo contrario?

    Y, sinceramente, el hecho de ser católicos conservadores no me parece razón suficiente para que les hurtes ese derecho.

    El problema, apreciado R&C, es que el nivel dialéctico en España es lamentable y es más fácil hacer descalificaciones ad-hominen que intentar hacer contra-argumentaciones.

    Por ejemplo, es una chorrada, perdona que sea tan duro, decir que las personas que quieren prohibir una actividad son los culpables de las cosas malas que pasan. Piénsalo. Es una chorrada decir que los que prohíben el uso de armas son los culpables del mal uso que se hace de las mismas porque impiden su regulación.

    En su lugar, ¿acaso no es mejor contraponer un argumento moral con otro a negarle al otro su legitimidad para hablar? Afirmar que una relación contractual libremente aceptada entre dos adultos es válida por mucho que a los sectores católicos les parezca inaceptable por la mercantilización de la maternidad que se produce (argumento, por cierto, totalmente cierto) porque la mercantilización no tiene por qué ser mala.

    Y que la sociedad decida.

    Saludos

    • R&C says :

      Apreciado Fernando,

      No le voy a quitar la razón en que todo el mundo tiene derecho a expresar su opinión pero para que esta opinión sea fundamentada, respetable y abierta al diálogo tiene que ser todo lo contrario a lo que expone la Sra. Gádor Joya y su Asociación. Con el escrito que hacen, más que abrir un debate,crean una alarma falsa sobre lo que es la gestación subrogada, ya que el lamentable caso de la niña tailandesa no lo es. Es un escrito tendencioso, sensacionalista y que busca más hacer daño a quienes lo defendemos que abrir un debate serio y realista acerca de una demanda que la sociedad pide (no lo digo yo, lo dicen los números).
      Por otro lado no creo que sea una chorrada acusar de culpables a quienes quieren imponer su moral, sin importar el precio que la sociedad deba pagar por la prohibiciones que se derivan. Un ejemplo, imagínese por un momento que la Ley Gallardón no se hubiese tirada para atrás. ¿Acaso no deberíamos acusar de todos los abortos clandestinos y sus consecuencias fatales a los que promovieron tal Ley ?¿Acaso no debes responder de tus actos cuando te has posicionado claramente hacia un lado de la balanza? Me parece muy cómodo gritar, manifestarse y hacer todo lo posible para prohibir pero cerrar los ojos y ampararse en la libertad de expresión cuando las desgracias derivadas de la prohibición aparecen (y créame que me da igual si son o no católicos, pero siempre suelen venir de allí mismo….).
      Para acabar, déjeme matizarle un pequeño detalle. pero importante bajo mi punto de vista, ya que estará de acuerdo conmigo que el lenguaje es muy importante. Le doy toda la razón en que la palabra mercantilizar no tiene pq ser mala, pero lo que se mercantiliza (si se le puede llamar así) no es la maternidad sino la capacidad gestacional (cosas muy distintas ¿no?)

      Un cordial saludo

      R

      • Fernando Poo says :

        La maternidad subrogada tiene una cara “B”, que los que estamos a favor de ella, yo lo estoy, debemos aceptarla. Si no la tuviera y todo fuera ventajas para todo el mundo, nadie se opondría. Es normal que los que están en contra la saquen a pasear.

        En cualquier caso, la no legislación del aborto, demuestra que si estamos lejos de la legalización de la gestación subrogada no es precisamente por los católicos que pintan poco o muy poco.

        Por otra parte, sobre su argumento de “culpabilidad”, dos ejemplos:

        Si la mayoría de la sociedad decide prohibir las armas de fuego, ¿es culpable la sociedad de que una persona sufriera mucho porque al asesino “no le quedó más remedio” que estrangularlo? Si estuvieran legalizadas le hubiera pegado un tiro en el corazón y no hubiera sufrido…

        Análogamente, si el objetivo de una legislación anti-abortista es proteger la vida del no-nato, ¿es la sociedad la culpable de que una mujer quiera violentar la ley? Uno más bien diría que la ley está para obedecerla. Por lo tanto, nunca puede ser culpable de las consecuencias de violentarla

        En cuanto al matiz que me dice vd. se lo acepto totalmente.

        Saludos

  3. Marta Escámez says :

    No conocía tu blog y lo he encontrado por casualidad. Verás, te voy a contar mi historia. Me llamo Marta, tengo 54 años y mis padres adoptantes no podían tener hijos. Así que decidieron acudir a un vientre de alquiler. Como imaginarás hace 54 años no existían las técnicas de hoy día y, por lo tanto, lo que hicieron fue llegar a un acuerdo con una mujer del pueblo para que se quedar embarazada de su novio, tuviera el hijo y a cambio de un módico precio le darían ese bebé a mis padres adoptivos. Les salió el tiro por la culata porque querían niño y salí niña pero mi madre gestante dijo que no se iba a quedar conmigo de ninguna de las maneras.

    Me enteré cerca de los veintipocos de mi historia. Antes no se estilaba contar la verdad. pero bueno, eso no es lo importante. Lo importante es saber por qué lo hicieron. ¿Sabes qué sentí cuando me contaron sus razones? ASCO. Un asco profundo. ¿Cómo pudieron hacer semejante barbaridad para satisfacer sus deseos de ser padres? ¿Cómo pudieron olvidar que YO TAMBIÉN TENÍA DERECHOS?

    Les he perdonado pero nada fue igual desde entonces. Localicé a mi madre biológica y también le pregunté por qué. Me dijo que lo había hecho por solidaridad con aquella pareja. ¿le pregunté que cómo había sido capaz de gestarme y darme? No supo responderme. Sólo al final entre lágrimas me confesó que siempre se arrepintió.

    He buscado consuelo en gente a la que le ha pasado lo mismo que yo y todos sienten lo mismo: un vacío tremendo. Una sensación de que jugaron con nuestras vidas por su egoísmo. Yo soy madre de varios hijos y al serlo es cuando me di cuenta de la barbaridad que los míos (biológicos y adoptantes) habían hecho conmigo.

    Solo espero que algún día Dios os perdone. Porque lo que hacéis supera los límites de la ética con creces. Y lo peor es que estáis convencidos de vuestra superioridad moral. ¡Es tan indecente lo que hacéis!

    PD. Supongo que no publicarás mi comentario

    • R&C says :

      Hola Marta,

      Que me compares tu historia con la gestación subrogada denota una falta absoluta de conocimiento. Si se pudiera comparar con algo tu caso sería más un caso de adopción (tu misma hablas de padres biológicos y adoptantes). Como bien has dicho, hace 53 años no existían las técnicas que existen hoy en día, donde es posible que los padres biológicos no gestemos a nuestros hijos (el material genético utilizado fue el nuestro) ni había los estudios que hay, fruto de más de tres décadas de regulación de esta técnica de reproducción asistida donde se ha demostrado que con la verdad por delante (todo lo contrario a lo que hicieron tus padres) no existe el menor trauma en los nacidos por gestación subrogada.
      ¿El perdón de Dios? pues la verdad que me la trae sin cuidado. Quien tenía que avalar el proceso en su día ya lo hizo (un juez), y lo hizo garantizando la seguridad de todas las partes y la libertad de acción.

      PD: Supongo que eres afín a movimientos como Hazte oir¿no? lo digo porque aparece Dios junto a lecciones morales de lo que está bien y lo que está mal, binomio muy común dentro de vuestra organización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: