Esperando acontecimientos

Ya han pasado casi dos meses desde que el TS emitió la sentencia que ponía en entredicho la instrucción  que nos servía a los IP para poder inscribir a nuestros hijos como ciudadanos españoles. Pasado este tiempo todo sigue igual que al principio, es decir, los Consulados han paralizado todas las inscripciones esperando una respuesta de como actuar y desde la DGRN y el Ministerio de Justicia se está trabajando para poder encontrar una solución a los casos actualmente paralizados y para los muchos que irán llegando en un futuro.

El problema que vemos nosotros a la revocación de la instrucción es que intentar encontrar una solución a la situación de desprotección en la que nos quedamos los IP (por lo menos  uno de los dos)  no va a poder ser mediante una solución intermedia como la que había hasta ahora. Con la instrucción lo que se consiguió fue amparar a aquellas parejas que acudíamos a la gestación subrogada sin tocar la Ley de Reproducción Humana y Asistida en España, es decir, se respetaba la filiación determinada en el país de origen siempre que existiera una sentencia judicial de un órgano competente.

Estamos en un momento crucial y que va a llevar a un antes y un después. Bajo nuestro punto de vista no vemos que se pueda encontrar ninguna solución que no sea blanco o negro, es decir cambiar la Ley de Reproducción en España, dando cabida a la gestación subrogada, o dejarla como está con las consecuencias que todos nos podemos imaginar.

Ante estos dos escenarios posibles, uno se pregunta cual es el motivo de que cueste tanto dar el paso aquí en España, cuando profesionales de muy diversos ámbitos (legal, médico, bioético) abogan por una legalización y regularización de la gestación subrogada. Tenemos el convencimiento de que todos aquellas personas, ya sea por un motivo más personal o más académico, que conocen el proceso en sí lo defienden intentando alejar lo más  posible esos clichés que mucha gente por desconocimiento dice, clichés que van desde el de granja de mujeres donde se las explota a gusto de parejas del primer mundo a otros más rocambolescos como el de robar bebés . Sin querer negar que situaciones así se pueden dar (sobretodo la primera situación), no hay que obviar que la única manera de evitar estas prácticas abusivas es regulando y aprendiendo de aquellos países que tienen más experiencia, ya que recordemos que hay países que llevan más de 30 años regulando la gestación subrogada.

Entonces, si profesionales de diversos ámbitos apoyan los beneficios de esta práctica y la demanda y el conocimiento por parte de la sociedad cada vez es mayor ¿qué da tanto miedo? ¿Es realmente la técnica lo que echa para atrás o es el cambio de modelo familiar que se produce?. No podemos obviar que estamos viviendo un momento histórico en cuanto al concepto de familia que hasta hace bien poco se estaba dando. Un modelo que estaba  basado en papá+mamá+niños=familia y que la gestación subrogada está tirando por los suelos.

Somos de la opinión que en este país, más que la técnica en sí, lo que molesta son los resultados que se derivan de ella, los cuales consiguen alterar alguno de los componentes de la ecuación arriba descrita, situación que enerva y molesta a una parte de la población, la cual por desgracia nuestra están muy bien representados por el Gobierno actual. Estamos hablando de gente que sólo va a reconocer el modelo familiar que conocen siendo cualquier alteración  una aberración a los ojos de Dios. De hecho tenemos la teoría de que si la pareja afectada por la Sentencia del TS fuera heterosexual no se habría producido caso, ya que la fiscalía no habría actuado. No estamos diciendo que sería legal en España, pero si que pondríamos las manos en el fuego para asegurar que la instrucción no se habría tocado, o incluso, que no habría instrucción porque no haría falta, ya que las parejas heterosexuales nunca hemos tenido problema alguno para inscribir a nuestros hijos.

A lo que quiero llegar con esto es que hasta que no se reconozcan los diversos modelos familiares que ya existen, aceptando que dos padres o dos madres pueden ser tan buenos o tan malos como un padre y una madre o que un padre/madre soltero lo demás es secundario. Hay que empezar por el principio, por cambiar una Ley que viene del Derecho Romano y reconocer y asumir que dos mil años más tarde no sólo la que pare puede ser madre, sino que el abanico de posibilidades se ha ampliado, siendo la gestación subrogada el mecanismo utilizado en muchas ocasiones.

Vamos a ver como acaba todo. Por un lado somos optimistas, ya que aparte de la desprotección que se produce tanto del recién nacido como de uno de los miembros de la pareja  hay otros factores que hacen que legalmente no se puedan cumplir con los requisitos que se piden, pero por otro lado me cuesta ver que en este país,  con la deriva que ha ido cogiendo últimamente, se pueda llegar a reconocer otros modelos familiares y por ende a la gestación subrogada. Nuestras esperanzas van más enfocadas a una regularización más global, parecida a la que existe hoy en día con la adopción, donde todo se base en acuerdos y tratados entre países. De hecho, desde la Haya ya se está trabajando en el asunto, ya que son conscientes que las distintas legislaciones acerca de reproducción asistida de cada país llevan a situaciones tan extremas como la de que los padres del recién nacido cambien en función de cada país. De locos…

R&C

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: