¿Son todas las críticas iguales?

Aun a sabiendas de que mi paciencia se suele ver alterada, consiguiendo incluso cambiarme el humor, creo que uno de los ejercicios más prácticos para evaluar la opinión pública acerca de cualquier tema son los comentarios que aparecen en las noticias de cualquier periódico digital. Últimamente, y a raíz de la sentencia del TS, muchos han sido los medios digitales que se han hecho eco, lo que ha servido para dar la posibilidad de ver por donde pueden ir las críticas de la gente que está en contra.

Es una realidad que la mayoría de comentarios que uno encuentra en la red siguen siendo desfavorables, incluso irrespetuosos. Compraventa de bebés, explotación de mujeres o capricho de millonarios podrían ser alguno de los argumentos que se ofrecen para atacar a todas aquellas personas que recurrimos a la gestación subrogada para formar familia. Es también una realidad que el perfil de gente que opina en los medios es el de gente muy radical (ya sea a favor o en contra), por lo que intentar reflejar el pensamiento medio de la población española en función de estos comentarios tampoco nos parece real.

Lo que si nos permiten estos comentarios es ver que no todas las críticas son iguales, que podríamos dividirlas entre dos grandes grupos.

1- Críticas sobre la gestación subrogada:

Las podríamos considerar como las críticas de la ignorancia. De verdad que cada vez me ofenden menos los comentarios que nos acusan de compraventa, esclavitud, tráfico de órganos etc. Debo reconocer que un tiempo atrás entraba al debate con personas que opinaban de esta manera, intentando hacerles ver que nada más lejos de la realidad. Era inútil, vivimos en un  país donde el que manda para determinar la filiación es el útero,y  no sólo manda por ley, sino que es la mentalidad imperante y que sólo se irá cambiando con el tiempo. Yo mismo, antes de empezar a averiguar de que iba todo este proceso, tenía bastantes dudas al respecto, dudas que venían de mi nulo conocimiento tanto de la práctica como de la mentalidad de las mujeres gestantes.

Por otro lado, estaremos de acuerdo, que socialmente hay un tipo de gestación subrogada que llega a estar bien vista. Hablamos de la gestación subrogada más tradicional,aquella en la que un miembro de la propia familia  (altruistamente) cede su capacidad de gestar. Evidentemente la capacidad de empatizar con este caso es más elevado ya que se trata de una hipótesis más real, más entendible  y hasta cierto punto más caritativa, por lo que bastantes son los comentarios encontrados que defienden este tipo de gestación subrogada.

2- Críticas hacia quien accede a la gestación subrogada:

Cada vez tengo más claro que gran parte de los detractores de esta técnica de reproducción asistida tienen más problemas de aceptación con una parte de la gente que acude a ella que con la técnica en sí. Es decir, se critica a la técnica por la que muchas “no familias” (según sus palabras) consiguen formar familia. Hablamos de gente que no acepta los nuevos modelos familiares, que siguen anclados en el papa-mama de toda la vida, y que no dudan en atacar con argumentos que no se aguantan de ninguna manera. Si las críticas del punto 1 las podemos catalogar como las críticas de la ignorancia, las de este punto las llamaríamos críticas con mala intención, ya que poner en duda la futura salud mental de un niño, por el mero hecho de que sus padres son dos hombres, cuando está más que demostrado que no influye para nada el género de los progenitores, sólo tiene un nombre, el de homofobia. Hablamos del mismo sector de población que montó en cólera cuando  se aprobó el matrimonio homosexual, y que sólo son capaces de cambiar de opinión cuando alguien de su entorno más cercano “sale del armario”.

En este grupo podríamos incluir también a los estamentos políticos que nos legislan. No hay que olvidar las pocas trabas que nos hemos encontrado históricamente todas las parejas heterosexuales a la hora de inscribir a nuestros hijos nacidos por gestación subrogada en comparación a otros tipos de familias, poniendo como ejemplo  nuestra propia historia, ya que no nos hizo ni siquiera falta acudir al consulado, sólo tuvimos que mandar por correo la documentación requerida y listos.

Sé que habrá gente que le dará igual si las críticas vienen de un lado o del otro, ya que al fin y al cabo son críticas, pero si que creemos que cuantas más críticas haya sobre la técnica en sí más plano será el camino de la aceptación, ya que con pedagogía y ejemplos se pueden revertir, y ejemplos con final feliz cada vez somos más.

R&C

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: