Un jarro de agua fría

Este año 2014 empezaba con ilusión para todos aquellos que creemos firmemente en la gestación subrogada. Sabíamos que el Tribunal Supremo estaba a punto de dictar sentencia sobre un recurso interpuesto por una pareja ante las sentencias en las que, primero, un juzgado de primera instancia de Valencia y, luego la Audiencia Provincial  rechazaron inscribir en el Registro Civil a los hijos de ambos.

Esta ilusión venía dada por la posibilidad de que se reconociera por fin la intencionalidad a la hora de inscribir a un hijo, y se abriera un poco la actual legislación española, la cual deja bien claro que la filiación viene dada única y exclusivamente por el parto. No ha podido ser, tal y como comentamos el Tribunal Supremo acaba de desestimar el recurso, y ahora falta por ver que consecuencias tiene.

Si analizamos fríamente esta resolución poco nos debería sorprender el resultado. La legislación actual es muy clara sobre la filiación de un recién nacido, ya que la limita única y exclusivamente al parto, y el Tribunal Supremo en esto se ha basado. Además tienen el recurso de la adopción para abarcar el bienestar del menor, por lo que esperar una sentencia favorable (a pesar de lo apretado de la votación) era abrir un precedente que habría podido dar paso a una ampliación sobre las posibilidades de filiación.

¿Que va a pasar ahora?

Esta es la gran pregunta. Hay que tener en cuenta que esta sentencia desestima un recurso presentado por la pareja de Valencia, pero en ningún caso se habla de que la Fiscalía haya recurrido a la Instrucción de Octubre de 2010,ya que nunca lo ha hecho, por lo que a día de hoy los distintos Consulados deberían de seguir inscribiendo a los recién nacidos. Ahora bien, lo que si parece claro es que el Gobierno ya tiene donde ampararse si quiere tumbar dicha Instrucción, y es aquí donde el pesimismo hace acto de presencia. Sólo hay que ver lo “morales” que se han puesto últimamente con el tema del aborto para hacerse una idea de la ganas que tienen de regular sobre la moralidad de la sociedad, decidiendo lo que está bien y lo que está mal, por lo que no nos extrañaría nada que esta sentencia la utilicen para anular la Instrucción de Octubre de 2010.

Los motivos que nos llevan a pensar que el Gobierno se va escudar en esta sentencia para anular la instrucción van mucho más allá de la gestación subrogada. Bajo nuestro punto de vista lo que realmente incomoda al Gobierno y a buena parte del electorado más conservador es tener que aceptar que el concepto de familia ya no tiene que estar formado por un hombre y una mujer, que el abanico de posibilidades se ha ampliado, siendo la gestación subrogada el medio para conseguirlo.

Por desgracia nosotros ya vivimos lo homófobo que puede ser el sistema. Cuando nosotros empezamos no existía ninguna Instrucción que nos amparara a los IP, pero esta falta de amparo real nunca nos supuso un problema  a las parejas heterosexuales. Bastaba decir que el parto se nos había adelantado estando de vacaciones en EE.UU y nadie preguntaba nada en los Consulados…

En fin, vamos a ver como se desarrollan los acontecimientos. Lo que de verdad nos gustaría es que el Gobierno actúe con sentido común, que entienda que la prohibición no lleva a nada bueno, sólo a la clandestinidad y a las malas prácticas  que conllevan la no regularización, y que entiendan que estamos en siglo XXI, por lo que ya va siendo hora de discutir y adaptar a nuestra sociedad un concepto de filiación que viene del Derecho Romano.

R&C

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: