Sobre el Obamacare

Con la entrada del 2014 la mayor reforma sanitaria que ha acontecido en los últimos años EE.UU entra en vigor. Por poco interés que se tenga en noticias relacionadas con el exterior, poca es la gente que no ha oído hablar nunca de la gran reforma que ha llevado a cabo Barack Obama, llamada popularmente Obamacare.

Para entender un poco mejor este cambio hay que empezar explicando que estaba sucediendo y cual es el motivo por el cual Barack Obama decidió que el gobierno debía intervenir y regular un mercado fundamental. Todos sabemos que la sanidad en EE.UU es muy cara y que si no tienes una buena póliza de seguros no eres nadie. Como os podéis imaginar el precio a pagar no es bajo, sin contar copagos posteriores (tanto en visitas médicas, obtención de medicamentos…). Además las compañías de seguros podían no incluir o variar el precio final en función de antecedentes médicos que cualquier persona pudiera tener. Esto llevaba a una desigualdad en función de la edad o del género, llevando a situaciones de desamparo a ciertos segmentos de la población, como la gente mayor o las mujeres.

¿Qué es exactamente la Obamacare?

Es un conjunto de planes de seguros de salud que están regulados por el gobierno, con coberturas, costos y copagos distintos en cada uno, pero que obligatoriamente deben cubrir 10 puntos: Análisis de laboratorio, embarazo y parto,enfermedades crónicas, enfermedades mentales,urgencias, pediatría,recetas y tratamientos médicos que no requieran hopitalización, siendo la gran novedad que ninguna persona podrá ser rechazada por un seguro médico porque padecía una enfermedad antes de contratar un seguro (como le llaman allá pre-existing conditions, y que pasaba a menudo).

El precio va a oscilar en función del plan, pero se calcula que va a costar sobre unos 100$ mensuales, pero además hay que tener en cuenta un par detalles:

1- El límite de gastos médicos por persona por año queda fijado en $6.350. A partir de ahí no tiene que hacer más copagos.

2- A diferencia de lo que ocurre hasta ahora no va a ser posible echar a una persona de un seguro médico simplemente porque su enfermedad es muy costosa y ha pasado de una cantidad.

En contrapartida con las compañías de seguros, el Gobierno norteamericano obliga a todos los ciudadanos que no tengan póliza  a hacerse una, así como a las empresas de más de 50 trabajadores que no la estén ofreciendo a sus trabajadores.A grandes rasgos este vendría a ser la famosa reforma. Se trata básicamente de hacer seguros médicos al alcance de cualquier bolsillo, sin discriminación por edad, sexo o estado de salud.

Por otro lado, cualquier cambio en lo que respecta a seguros médicos en EE.UU nos incumbe a cierto segmento de la sociedad española,más concretamente a aquellas personas/parejas que cada año nos vemos obligados a hacer las maletas para realizar un proceso de gestación subrogada. Ya hemos comentado muchas veces por aquí que uno de los factores que disparan el precio final son los seguros, ya que hay que asegurar a la surrogate y al/los bebé(s), por lo que cualquier novedad (y que encima sea para bajar precio) nos parece genial. Ahora bien, ¿podemos hacernos ilusiones y pensar que el Obamacare nos va a beneficiar a los IP que venimos de fuera? Vamos a mirar los dos grandes bloques de seguros que hay que pagar.

1- Surrogate: Tal y como hemos visto arriba, uno de los 10 puntos que si deberán cubrir los seguros a partir de ahora son el embarazo y parto. Hay que matizar antes de entrar en este punto que la Ley se aplicará en función de cada Estado, por lo que la expresión “cobertura médica esencial” (que es lo que busca esta Ley con los 10 puntos anteriormente descritos) varía en función de cada Estado. Por poner un ejemplo, sólo en 15 Estados de 50 se consideran las técnicas de reproducción asistida como un servicio esencial, por lo que podría ser que en estos Estados si se pudiera utilizar el seguro de la surrogate, pero habría que ver si existen matizaciones al respecto a o no.

2- Recién nacido(s): Tal y como dice la Ley, todos los ciudadanos Norteamericanos tiene derecho a contratar una de estas pólizas. Una persona es Norteamericana sólo por el hecho de haber nacido allí, por lo que según la Ley cualquier familia que recurre a un proceso de gestación subrogada puede contratar un seguro médico y beneficiarse de las ventajas del Obamacare. Ahora bien, uno no puede contratar dicho seguro hasta que el niño ha nacido, y el trámite de contratación de la póliza parece ser que oscila entre las 2 y 3 semanas, periodo en el cual el recién nacido(s) no estará cubierto, teniendo que hacer vosotros el pago íntegro de los costes hospitalarios.

Evidentemente todo son hipótesis, la Ley se acaba de implantar y sólo el tiempo y la experiencia de familias nos van a demostrar si realmente esta Ley nos puede beneficiar en algo a los IP, pero si que parece que se va abrir un poco el mercado, conllevando a una bajada de precios de los únicos seguros que hasta el día de hoy existen en cuanto a gestación subrogada para IP no residentes en los EE.UU.

Queremos matizar que no somos especialistas en leyes ni seguros. Toda la información aquí dada la basamos en artículos de Internet, experiencias de IP del foro e interpretaciones hechas por nosotros. Por supuesto que si alguien está pensando en contratar uno de estos seguros que consulta con su agencia o abogado. Por otro lado si alguien observa algún fallo en alguna de nuestras apreciaciones y nos corrige  se lo agradeceremos mucho.

R&C

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: