El progresismo español y la gestación subrogada

La semana pasada, en un canal televisivo de ámbito territorial, se produjo un debate sobre la gestación subrogada. Como en todo debate hubo opiniones sobre todos los gustos. Por un lado teníamos a padres mediante gestación subrogada que defendían y explicaban las ventajas y lo importante que es en nuestras vidas y por el otro teníamos a contertulios que rebatían con las dudas que a ellos les planteaba la técnica de reproducción asistida. Hasta aquí nada nuevo que no se haya podido ver ya.

La sorpresa llegó una vez finalizado el debate con la aparición de Pilar Rahola (colaboradora habitual del programa). Para los que no sepáis quien es Pilar Rahola, podríamos catalogarla como contertulia habitual de muchos programas y de ser una persona con bastante notoriedad dentro del ámbito radiotelevisivo  catalán y la podríamos adjetivizar como una persona catalanista, feminista  y de izquierdas.

Pues bien, esta señora que se define a ella misma como progresista y feminista se descolgó con una serie de comentarios sobre la gestación subrogada que me dejaron poco menos que pasmado. Empezó con la explotación a países menos desarrollados y siguió con la “obsesión” de algunos padres a querer que sus hijos tengan su propia genética, alabando la adopción y lo maravillosa que ha sido su experiencia en este campo.

Cuando acabé de ver su intervención me quedé dando vueltas a la cabeza e intentando comprender como una persona con sus ideas podía llegar a decir tal cantidad de animaladas, e intentar analizar cómo una persona que se posicionó a favor del aborto con la premisa del “yo paro, yo decido“puede menospreciar la inteligencia emocional de una mujer que decide gestar a un bebé para otra persona/pareja.

1-Desconocimiento absoluto del tema:

No descubro nada si digo que uno de los principales problemas que existen en este país en cuanto a la gestación subrogada es su poco conocimiento. Yo mismo, antes de decidirnos a empezar con nuestro proceso, tenía muchas dudas y prejuicios. ¿Cómo puede haber mujeres que se presten a vivir un embarazo?¿Qué apego tendrá la surrogate con nuestro hijo?¿Realmente viviré el embarazo como si fuera nuestro?. Sin duda alguna, esas preguntas  venían por nuestra falta absoluta de información y  se fueron contestando a medida que el proceso iba avanzando. El problema que yo veo no son tanto las dudas que la sociedad pueda tener, ya que son normales y sólo el tiempo va a poder ir normalizando el nacimiento de niños mediante gestación subrogada. El problema que yo veo aquí es el poco rigor periodístico. Pilar, si tuviera ocasión de hablar contigo no te criticaría que no estés a favor de la manera que mi hijo tuvo de venir al mundo. Lo que te criticaría es que tuvieras la poca decencia de opinar de algo que ni sabes ni te interesa. ¿Por qué no te molestas en leer un poco, escuchar, analizar la actitud de esas mujeres (explotadas según tu opinión) y entonces si, si estás en contra, opinar desfavorablemente?.

Siempre he pensado que la gente que da su opinión en medios audiovisuales tienen una responsabilidad muy importante. No podemos obviar que sus palabras son escuchadas por mucha gente, y la opinión que se van a formar va a estar muy ligada a la simpatía que sientan por el contertulio/periodista. Mi hijo aún es pequeño, pero me visualicé en un futuro no muy lejano viendo algún debate de TV con él y escuchando a cualquier contertulio dar su opinión gratuitamente. ¿Cómo le explico yo que él no nació de ninguna actitud explotadora, si la señora de la TV lo acaba de decir?¿Se ha parado a pensar que el trabajo de los padres a la hora de normalizar el nacimiento de nuestros hijos se puede ver alterado por opiniones como la suya?. Insisto, nunca voy a criticar a nadie que habiendo estudiado sobre el tema lo critique, lo que critico es hablar con un total desconocimiento de causa y debido a su afán absoluto de protagonismo.

2-La mentalidad del país: 

Tal y como comentaba al inicio, lo que más me chocó de la intervención fue el perfil que siempre ha intentado tener esta mujer. Progresista, feminista y de izquierdas son los adjetivos que más ha utilizado para definirse. Todos sabemos que en España hay una parte de la sociedad con un claro perfil conservador, gente que sabes que nunca van a estar a favor de nada (hasta que les toca) que salga del matrimonio heterosexual y de la familia convencional. Lo que choca más son estas reacciones de gente del sector más progresista de este país. Gente que se llena la boca con las libertades individuales de hacer lo que crean con su cuerpo y de irse a la cama con quien crean, pero eso si, si una mujer decide libremente gestar a un recién nacido para otra pareja, allí ya no hay libertad sino explotación.

Mi opinión es que el progresismo y conservadurismo en este país (y en Europa en general) está muy influenciado por el estado de socialdemocracia que vivimos. Por mucho que algunos partidos como el PP o CiU intenten enarbolar la bandera del liberalismo, el funcionamiento del país sigue siendo bastante parecido al que habría en el caso de que gobernase el PSOE. No quiero con esto criticar el modelo socialdemócrata, ya que  creo en un intervencionismo del Estado en materias tan sensibles como la educación y la sanidad. El problema viene cuando la moralidad también se ve intervenida, y no nos engañemos, a nivel europeo los Estados deciden lo que está bien y lo que está mal, lo que es decente o indecente. Sólo hay que observar a la locomotora de Europa (Alemania) donde por poner un par de ejemplos el matrimonio homosexual no esta legalizado o las leyes tan restrictivas que tienen en cuanto a reproducción asistida. En cambio por el otro lado tenemos los países anglosajones, donde el peso del liberalismo (el cual también tiene cosas criticables) es mucho mayor y el concepto de que el Estado no es nadie para decidir sobre temas morales está mucho más arraigado. Por esto no es de extrañar que la gestación subrogada sea legal en países como EE.UU, Canadá, Australia o Reino Unido, cada uno con sus matices, pero legal y regulada.

No quiero dejar que el pesimismo me inunde. Si, vivimos en la vieja Europa, pero dentro de todo nos podemos considerar afortunados y avanzados en cuanto a derechos civiles. Esto no quita que la moralidad sigue teniendo un peso muy fuerte, y que los que defendemos la gestación subrogada nos queda mucho trabajo por hacer y muchos comentarios fuera de tono por escuchar, antes de que llegue el día que la gestación subrogada se deje de llamar vientre de alquiler y que sea una práctica totalmente aceptada (que no quiere decir compartida) dentro de la sociedad.

Os dejo con el vídeo que os comentaba. Está en catalán,pero creo que más o menos se entiende.

(ver video)

R&C

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: