La excepción que confirma la regla

Anualmente somos muchas las parejas que iniciamos un proceso de subrogación  con la esperanza de ser padres y poder formar una familia. Sabemos de antemano que no es un proceso fácil, que puede acabar bien o no,  pero que el éxito final va a depender  de un componente aleatorio que lleve el embarazo a buen puerto, o que por el contrario el embrión no se desarrolle y tu ilusión se vaya al traste.

Lo que ya no es tan normal es la noticia que vamos a comentar (ver noticia). En ella narra los problemas que surgieron entre los padres biológicos y la surrogate a raíz de los múltiples problemas físicos que mostraba el feto. Las disputas empezaron cuando los padres biológicos decidieron que ante los múltiples problemas de salud, la opción más sensata  era la interrupción del embarazo, pero no contaban con la actitud de la surrogate, la cual decidió por su cuenta continuar con el embarazo.

Ante situaciones de este tipo hay que buscar culpables. Hablamos de un país donde hace ya más de 30 años que la gestación subrogada esta regularizada. Por descontado que los padres biológicos son más víctimas que culpables, meternos en su piel nos hace sentir terror por lo que tuvieron que vivir. No sólo hablamos de tener que decidir el aborto, sino que tienen que vivir con un sentimiento de culpabilidad por culpa de terceras personas que no hicieron bien su trabajo.

Bajo nuestro punto de vista dos son los grandes culpables de esta situación:

1- Agencia:

La gran culpable de esta situación. Cuando te decides por una agencia para llevar a cabo un proceso de subrogación, lo haces bajo la premisa de que te van a escoger una surrogate que cumpla con todas las características médicas, psíquicas y generales. Ya hemos comentado en varias ocasiones que una surrogate debe haber tenido ya algún embarazo propio, tener una fuente de ingresos alternativa y pasar una serie de pruebas psíquicas que confirmen que esta preparada para un proceso así de complejo. En este caso la agencia se saltó dos requisitos. El primero el económico (ella misma reconoce que necesitaba el dinero y que no tenía trabajo) y el segundo su nula capacidad empática  hacia esos padres que tienen que tomar una de las decisiones más difíciles de sus vidas.

2- Surrogate:

Sin entrar en el fondo moral que la llevó a tomar esta decisión, dos son los puntos que encontramos reprobables a su actitud. El primero es el incumplimiento de contrato que hizo. Antes de la transferencia se redacta un contrato con todos los puntos conflictivos que puede haber durante un embarazo. Es evidente que la interrupción del embarazo, en caso de malformación fetal, también se trata. En tu mano está firmarlo o no, y ella decidió firmar. El segundo es el chantaje que hizo a los padres biológicos. En un momento de desesperación viendo como acontecían los hechos, los padres biológicos ofrecieron $10.000 como compensación por el aborto (hay que matizar que no tenían ninguna obligación), pero ella pidió $15.000. Ante la negativa de los padres biológicos ella decidió tirar para adelante el embarazo.

Otro tema es el de tomar decisiones totalmente ajenas a su incumbencia. ¿Quién se cree que es ella para tomar una decisión así? ¿Se ha planteado el daño que está haciendo? ¿ Quien se piensa que es ella para tomar decisiones en contra de la opinión de médicos y los padres?.

Tal y como contamos en el título se trata de la excepción que confirma la regla. Por un caso así son miles los que tienen final feliz, pero no es menos cierto que la prensa y sectores más conservadores es a este tipo de noticias a las que se agarran para desprestigiar esta técnica de reproducción asistida.

No queremos dejar pasar la oportunidad de pedir a las agencias que sean muy exigentes a la hora de seleccionar a surrogates. El aumento de demanda y competencia puede llevar a una relajación a la hora de poner requisitos, pero si alguna idea tenemos clara es que surrogate no es quien quiere  sino quien puede, y que en este caso no podía serlo de ninguna manera.

R&C

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: