El primer trimestre

Tal y como todo el mundo sabe, el primer trimestre de un embarazo hay que vivirlo dentro de una alegría mesurada. Es en este período  donde se define si el embarazo llegará a término o no, y  donde se esclarecerán las dudas de  si son uno, dos o más bebés. Por lo que, por lo general, es después de este período cuando ya nos podemos relajar un poco y comenzar a disfrutar del embarazo, a la distancia, eso si..

El período de más nervios es el que va de la semana 2 después de la transferencia (momento que se confirma el embarazo) hasta la semana 6 (primera ECO con la búsqueda del latido del corazón, y donde se observa la cantidad de embriones asentados). En estas 4 semanas recibimos tres mails, los cuales nos detallaban los resultados del los distintos análisis de sangre realizados a A y que sirven para confirmar el avance correcto del embarazo.

Es importante matizar que muchas de las surrogates no residen en el estado de California, por lo que esos análisis se los realizan en los Estados en que ellas residen (Georgia, en nuestro caso). De allí van directamente a California, donde serán estudiados por el Dr. que está a cargo del caso, para mandaros un resultado – generalmente por email, y a altas horas de la noche – y así hasta que llega el día de saber los resultados de la ecografía, y casi con el mismo miedo que abres el email de la confirmación del embarazo, te enteras de “ese resultado”,  y cuando el número que ves es 1 lo único que pasa por tu cabeza es un ufffffff

A partir de aquí todo se relaja, los resultados médicos se van espaciando y el contacto con el doctor y la clínica de California se van desvaneciendo para ir preparando la que va a ser nuestra nueva realidad: otra clínica, en otro Estado, con otras enfermeras y otro médico al que probablemente no conozcas hasta el día del parto, y con el cual no tendrás ninguna relación directa, a no ser que se programe un viaje especial para establecer el contacto. La paciente será la surrogate, y ella será la encargada de manteneros informados de todos los avances del embarazo a partir de entonces. Este doctor será elegido por ella, y generalmente suelen ser el mismo que ha recibido a sus otros hijos, o que están dentro de la red de médicos del seguro que la cubre.

Otro tema que aparece después de la sexta semana, es la contratación del seguro para el recién nacido. Así es que la agencia de seguros se pondrá en contacto con vosotros para rellenar formularios y hacer los pagos correspondientes (unos 10.000US$).

Y así pasan los primeros tres meses, esperando que todo resulte bien, no creyéndotelo demasiado, esperando siempre noticias de A en el buzón del email, deseando que las náuseas disminuyan y que comience pronto el período del embarazo en que el bebé ya comienza a tomar forma humana y, al fin, todos podamos ilusionarnos y vivir el resto del embarazo con calma.

R&C

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: