congratulations, you are pregnant!

Los días posteriores a la transferencia pasan como dentro de una nebulosa. Entre el jetlag, la vuelta a la rutina, los cambios hormonales, el cansancio y la permanente sensación de que nada está en tus manos, van pasando los días sin que te des cuenta. Intentas no pensar demasiado en el tema, te inventas cosas que hacer y te haces rodear de la gente a la que quieres para que esos 11 días se hagan fáciles. Siempre hay momentos en los que te sorpendes repitiendo “por favor, por favor, por favor que todo salga bien“, y a medida que se acerca esa fecha, los nervios aparecen inevitablemente. Te pones en todas las situaciones, en tu cabeza ya se van armando los planes A, B, C… hasta que llega el día, y con la diferencia horaria, la noche en la que deberías recibir la noticia. ¿Nos llamarán por teléfono?, ¿nos enviarán un mail?, ¿nos dirán algo en la mañana siguiente?, pasas el día pensando en el cómo te lo dirán, el dolor de estómago se agranda… pasan las horas, te vas a la cama y apagas la luz creyendo que podrás dormir hasta el día siguiente… pero a eso de las 1:30 am, entre todas las vueltas que ya te has dado, suena el bendito sonidito que te avisa que “tienes un mail“. Con miedo, abres la cuenta, y ahí, con letras en mayúscula, en el asunto del email lees: Congratulations, you are pregnant!… y junto con la sonrisa, aparecen más nervios, alivio, preocupación, una alegría inmensa y un poco de miedo: comienza la cuenta atrás!…

Técnicamente, en el día 11 después de la transferencia, se le hace un análisis de sangre que arrojará ciertos niveles hormonales que dirán si la surrogate está o no embarazada, la hormona buscada es la GSH (gonadotropina cariónica humana), que aparece tanto en orina como en sangre. El nivel de esta hormona tiene que ir aumentando a medida que van pasando los días, por lo que durante las 2 semanas siguientes, el doctor irá haciendo un seguimiento constante para asegurar que el embarazo va por buen camino.

A partir de aquí, comienza una nueva etapa, dentro de la felicidad de saber que todo va bien, aparece la preocupación por saber qué tipo de embarazo es el que empieza, ya que dos semanas después de la gran noticia se hará la primera eco que confirmará el embarazo visualmente, y en donde se espera oir los latidos del corazón y, quizás lo más preocupante, se verá si son uno o dos bebés. Como ya os hemos comentado en post anteriores, el tener gemelos en USA es económicamente casi inviable, no existen seguros que los cubra una vez nacidos, y las posibilidades de que nazcan antes de tiempo son un 80% más o menos… entonces, como os podéis imaginar, nuestros dedos se cruzaban esta vez para que “por favor, por favor, por favor que sea sólo uno“.

R&C

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: