Seguros

En USA el tema de los seguros médicos es bastante más complicados que acá en España. Hay que abrir la cabeza e intentar comprender cómo funciona un sistema en el cual, la salud es bastante más un negocio que un servicio.

En este proceso de subrogación la parte de los seguros es fundamental, por lo que intentaremos explicar todo lo que sabemos, lo mejor que podamos.

Dentro de toda la maquinaria burocrática que se activa a partir del pago inicial de $12.000, y  paralelamente a la búsqueda de la futura madre  subrogada por parte de la agencia, otros dos actores principales aparecen en escena: los abogados americanos (vistos en el post anterior), y los seguros.

Es, sin duda alguna, la parte que más confusión y  miedos nos creó , no sólo por las cantidades elevadas que se pagan, sino porque es cuando comenzamos a poner los pies en el suelo, y nos comenzamos a dar  cuenta de que quizás, los planes iniciales que podríamos tener, en la realidad son muchísimo más complicados (tema gemelos, por ejemplo). En nuestro caso fue fundamental la presencia de Lainie,  agente de la compañía de seguros, quien con su paciencia y simpatía ha estado siempre disponible para ayudarnos en los momentos de dudas que hemos tenido (que han sido unos cuantos).

Las grandes decisiones que vais a tener que tomar respecto a los seguros son:

1- Seguro de la futura madre subrogada:

Punto muy importante, donde la prisa que tengáis  y el dinero que podais gastar van a jugar un papel muy importante, ya que la agencia va a  buscar, en función de una serie de requisitos, a una gestante afín a vosotros. Uno de esos requisitos es su seguro médico.

Existen 3 posibilidades:

1.1- Candidata sin seguro médico: En este caso, (que suelen ser los más comunes) os tendréis que hacer cargo de todo el costo del seguro médico. Hablamos de valores que oscilan sobre los $25.000, de los cuales $15.000 son deducibles, que es el dinero que te solicita la agencia para cubrir los gastos que no cubre el seguro, y que sólo se utilizarán en el caso de que la madre subrogada tuviera algún problema médico durante el embarazo y/o el parto. Hay que pagarlo en el mismo momento en que se contrata la póliza, antes de que el seguro se haga cargo de los gastos. En el caso de que no se utilice ese dinero, unos meses después del parto se os devolvería íntegro o la parte que no se utilizó. De estos seguros hay varios tipos (por lo menos en la oficina que nos derivó nuestra agencia) y, según lo que cubre cada seguro, el precio va variando. En USA no hay muchas agencias de seguros que cubran la subrogación, por lo tanto deben hacerse asesorar por su agencia, y los valores de estos mismos serán bastante similares en todas ellas.

1.2– Candidata con seguro propio, pero que dicho seguro no especifica que cubre la subrogación: Hay casos en que los seguros personales de las gestantes cubren el embarazo, pero no especifican si por subrogación también lo harían. Han habido casos en que al enterarse que no son sus hijos, el seguro se niega a hacerse cargo de los gastos. La opción que existe en estos casos es el “backup plan”, por el que tenéis que pagar una prima de $4.500, que, en el caso de que el seguro de la gestante rechace pagar los gastos, te da el derecho a activar el seguro arriba descrito una vez iniciado o incluso acabado el proceso. Sin este plan, tendríais que pagar todos los gastos directamente.

Mucho ojo con esta opción, ya que lo que en un principio supone un ahorro de dinero (pagas sólo $4.500 frente a los $25.000), al final puede salir caro (pagas el backup plan más el seguro completo). Lo mejor es asegurarse de que la gestante tenga un seguro que cubra la subrogación.

1.3- Candidata con seguro propio que especifica que cubra la subrogación: en este caso, la propia gestante tiene un seguro médico que cubre todos los gastos de embarazo y parto, por lo que no tendríais que contratarlo vosotros. Si encontráis una madre subrogada con esta opción, supone un ahorro importante ($25.000) dentro de todo el proceso, ya que no pagas nada. El único pero que podríais tener, es el tiempo de espera, porque encontrar a una mujer que tenga seguro propio que cubra la subrogación y tenga los criterios que vosotros buscáis de una surrogate, puede ser bastante más difícil de encontrar que una sin seguro.

Entonces, como veréis, el tema seguros es uno de los factores que influyen en la organización temporal de todo el proceso. En resumen, si optáis a una futura madre gestante sin seguro propio, la podéis tener en un periodo de un mes, mientras que si queréis trabajar con una madre subrogada con seguro propio, la media aumenta, situándose  entre un período mínimo de 6 meses, y uno máximo de un año.

2- Seguros para el recién nacido:

En la subrogación, al ser el recién nacido hijo vuestro, el seguro de la surrogate no cubre ningún procedimiento médico relacionado con el bebé, por lo que hay que contratar un seguro especial para él. Aquí comienzan los problemas…

En USA, para padres extranjeros y que optan por la subrogación, existen muy pocos seguros donde escoger, y donde la opción de gemelos queda reducida a un auténtico acto de fe.

Suele ser común en las parejas que recurrimos a la subrogación pensar en la opción de gemelos. Debido a la complejidad de todo el proceso y el desgaste que conlleva, empiezas con la idea  de “aprovechar el viaje” y venir con la parejita. Desgraciadamente, esa opción se desvanece después de la primera reunión con la aseguradora. Para resumirlo en pocas palabras, no hay seguro para mellizos nacidos por el método de subrogación de parejas no residentes en los E.E.U.U. ¿ Qué supone esto? . Pues supone que o renuncias a buscar  la “parejita” o te tocará rezar para que el embarazo llegue a los 9 meses y no haya complicación alguna, ya que si se produjera alguna complicación, o tenéis una posición económica “muy holgada”, o podéis tener un grave problema.

Si a pesar de todo, vuestra intención es tener gemelos, lo único que existe es una tarjeta de descuento, que cuesta $10.000 por niño, que os darán derecho a tener un negociador que intentará  rebajar los costes clínicos derivados de los bebes. Estos costes pueden ser extraordinariamente caros, por ejemplo, si los bebes necesitan estar una semana en la incubadora los gastos aproximados son de $30.000 por niño. El porcentaje máximo que se ha logrado reducir es un 50%, pero siempre dicen que por lo general, el descuento alcanza a ser un 40% de todos los gastos. Cuando hablamos de gastos, cuentan absolutamente todos los gastos médicos del cuidado del recién nacido, tanto haya salido todo bien, como si hayan habido complicaciones.

El motivo de que no existan seguros para gemelos radica en las complicaciones derivadas de los embarazos múltiples. Sólo un 10% de gemelos nacen después de la semana 38, un 80% nacen bien, pero antes de tiempo (necesitarían varias semanas en la incubadora) y un 10% nacen con muchas complicaciones.

Con un bebé todo es mucho más fácil, ya que pagas un seguro que consta de una prima de $10.500 y un deducible de $15.000 (se devuelve si no existen gastos médicos extras del bebé) y queda cubierto cualquier percance que pueda sufrir el recién nacido. El seguro se activa a la 6 semana de embarazo (momento que se escucha el primer latido del corazón), y vence 3 meses después del parto. Además también se puede optar a una tarjeta de descuento que funciona de la misma manera que con los gemelos.

3.- Otras pólizas necesarias

Además de los dos seguros fundamentales explicados más arriba, hay varios “pequeños seguros” que hay que pagar.

3.1.- Seguro donante de óvulos: en nuestro caso: C. El valor de este seguro es de $350 y  cubre cualquier problema durante la estimulación ovárica y/o la extracción de óvulos en USA. Si bien no es un procedimiento de demasiado peligro, es obligatorio contratarlo. No deja de haber pequeños riesgos, medicaciones complejas y una pequeña intervención quirúrgica, por tanto ir bien respaldado es fundamental.

3.2.- Seguro de vida para la madre subrogada: es obligatorio, y vale al rededor de $600. Este, en caso de muerte, les da una compensación económica a su familia ($250.000) y a nosotros ($100.000).

Y un apunte para el final. Como bien sabréis, en una FIV los riesgos de embarazos múltiples son comunes. Se suelen introducir 2 embriones, para que la posibilidad de embarazo crezca. En muchos países la cantidad de embriones está limitada a uno o 2 como máximo, en USA dependerá del médico y de vosotros. Siempre te recomendarán implantar dos, y es lógico porque así intentan asegurarse de que el procedimiento sea efectivo, pero no es difícil encontrar el caso de que aun queriendo sólo un bebé, agarren los dos embriones, y es allí en donde comienzan los problemas… hay que tener muy en cuenta esta situación, porque tendréis que tomar una decisión: tener otros $100.000 (por lo menos) de reserva, u optar por una reducción selectiva de embriones…

R&C

Etiquetas: , , , , , , ,

One response to “Seguros”

  1. Bego says :

    Hola Ramon y Carla. entiendo que por vuestro post, vosotros contratasteis el segro de los 10000 +15000 es asi? No vemos ninguna otra opcion que garantice no estar discutiendo con el hospital.Que seguro contratasteis para vosotros mismos?
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: