Burocracia

Si la primera reunión con el presidente de la compañía nos sirvió para poner las bases de trabajo con la agencia, esta parte, que la llamamos burocrática por la cantidad de papeleo que tiene, sirve para estipular las bases del proceso en si, que va desde lo que buscas en una madre gestante, hasta cómo queréis que sea la relación que vais a establecer con ella. Pensad que estamos hablando de una persona con la que vais a estar en contacto directo casi un año de vuestra vida, así es que el gran consejo que os damos es: tomárselo con calma.

Burocracia

 

En nuestra agencia, todo este proceso se lleva a cabo mediante cuestionarios, a través de ellos podréis definir más o menos el perfil que buscáis de la futura gestante, como por ejemplo: el estado civil, estudios, raza, y otros temas más complejos como la posibilidad de embarazos múltiples (bastante común en FIV), posibles reducciones embrionarias, la posibilidad de una amniocentesis, la presencia de vosotros en el parto o la frecuencia con la que os vais a comunicar con ella.

También encontraréis un test genético, donde se os preguntará acerca de enfermedades hereditarias, antecedentes ancestrales (caucásico, mediterraneo, africano etc), otras enfermedades, adicciones, etc.

Quizás la parte más personal es la última, la parte de “venderse como pareja”. Tenéis que tomar en cuenta que algunas agencias tienen un cierto número de gestantes, o también las hay que buscan gestantes especiales para cada pareja, por lo que es necesario generar un documento que explique un poco vuestra vida en pareja, vuestra relación, las experiencias pasadas en la búsqueda de un hijo, aspectos familiares, de amistad, y lo que queréis “transmitir” a la futura surrogate mother (todo muy “americano”), coronado por fotos de ambos, de cada uno y del entorno. Este perfil será vuestra carta de presentación en el proceso de selección de la madre gestante.

Tened en cuenta, que esta parte burocrática no acaba aquí, ya que una vez depositados los US$12.000 iniciales,  la maquinaria empieza a funcionar, y paralelamente aparecerán abogados y compañía de seguros, que al ser temas más complejos (sobretodo el de los seguros), vamos a explicarlos con más calma en futuros posts.

En fin, sus correos se llenarán de emails, y pasaréis un buen rato preguntándose cosas que jamás se habrían preguntado…

Bajo nuestro punto de vista es, sin duda, la parte más pasada de todo lo que llevamos vivido, donde la paciencia va a jugar un papel fundamental y más, como en nuestro caso, si la agencia se despista más de la cuenta. Como ya os hemos aconsejado, hay que tomarlo con mucha calma y cabeza fría, ya que estáis decidiendo como queréis que sea la mujer que va a llevar a vuestro hijo 9 meses dentro de ella, y cómo os planteáis la futura relación con ella.

Una vez que la agencia encuentre a una futura madre subrogada que sea afín a vuestros requerimientos, os enviarán un perfil bastante similar al que tuvisteis que rellenar vosotros, en el que ella especifica sus preferencias para todo este proceso. El tiempo que pase dependerá mucho de vuestras exigencias, puede ser desde un mes hasta un año…

R&C

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: