Km 0…

Cuando el despertador sonó el día en que teníamos la primera reunión informativa con la agencia que venía a Barcelona,  recuerdo que sentí una sensación similar a la que uno siente el día que empieza un largo viaje, es decir, como un miedo interior que te lleva a pensar: “¿Que estoy haciendo?, ¿no será una locura?…“. Es un miedo que yo le llamo miedo del Km 0, miedo que en el segundo que zarpa el avión desaparece quedándose en tierra.

Algo similar fué lo que sentí ese día, un miedo que se fué desvaneciendo a medida que la reunión avanzaba y al final salimos con una cierta sensación de seguridad.

Hay que añadir que esa sensación de seguridad tenía que ser casi obligada, pensad que prácticamente no vais a encontrar información al respecto y que una vez te metes en un tema así, o miras la botella media llena o mejor déjalo correr….-

A lo que íbamos, llegamos al hotel  de los primeros. El sitio ideal, muy buen hotel, sala agradable, cena ligera, bebida, en fin, todo lo requerido para quedar bien en una primera cita. En la mesa,  las correspondientes carpetas informativas y enfrente hablando 5 personas:

  • El presidente de la compañía
  • La traductora. A la vez ejercía un cargo en la compañía que nunca me quedó del todo claro y años atrás había sido cliente.
  • Abogados especializados en la inscripción de hijos de padres monoparentales y gays/lesbianas.
  • Un representante de la Asociación de Padres y Madres Gays y Lesbianas.

Realmente en el momento de las presentaciones te das cuenta que 99% de lo visible en todo lo relacionado al tema de la subrogación -por lo menos en España- está ligado al colectivo gay/lesbianas, y creedme que esa sensación no desaparecerá nunca. No quiero con esto ni mucho menos criticar a ningún colectivo -y menos al gay- ya que durante todo esto proceso hemos tenido la oportunidad de conocer a gente fantástica, y además que no podemos olvidar que gracias a ellos C y yo podemos ser padres biológicos. Pero si es verdad que hemos echado de menos, en algunos momentos puntuales, el no sentirte la única pareja heterosexual de España metida en todo esto.

La reunión era la presentación de la agencia (una de las más antiguas de U.S.A.), y lo que presentaron fue la explicación un poco por encima de cómo es el proceso, de lo que hay que hacer para comenzarlo, los aspectos prácticos, económicos, legales y de seguros médicos. Luego vino un turno de preguntas, las que la mayoría se referían al tema costos y sobre todo al tema legal para parejas homosexuales. En general la reunión nos aportó tranquilidad y la sensación de que eran gente seria en la que podías confiar. Lo mejor fue el final, cuando conocimos a una pareja embarazada de 3 meses quienes nos aclararon algunas dudas y nos presentaron al presidente, lo que nos sirvió para aclarar más dudas que no alcanzamos a preguntar, y concertar una reunión vía Skype para una semana después.

A un año vista, y después de todo lo vivido, puedo decir que poco recordareis de esta primera reunión, más allá de pequeños detalles y como no, de ese miedo del Km 0 de todo gran viaje….

R

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: